Ya suman 2.000 los fallecidos por la ola de calor en la India

Valencia noticias | Agencias Aunque las lluvias intensas y las tomentas eléctricas aliviaron las altas temperaturas que sufría el país hace semanas, se espera que el calor continúe

Lluvias y tormentas eléctricas en partes del sur de la India aliviaron el sábado los efectos de una ola de calor que desde hace semanas azota al país y ha cobrado casi 2.000 vidas.

Sin embargo, se anticipa que el calor continuará en algunas áreas de los estados más afectados, Telangana y Andrha Pradesh, durante otras 24 horas, advirtió Y.K. Reddy, un director del Departamento Nacional de Meteorología.

Las complicaciones provocadas por el intenso calor, como deshidratación e insolación, han causado por lo menos 1.490 muertos en Andhra Pradesh y 489 en Telangana desde mediados de abril, según las autoridades estatales.

Las temperaturas diarias oscilaron el sábado entre 40 y 45 grados centígrados en los dos estados, después de subir hasta a 48 centígrados a comienzos de la semana, dijo el departamento meteorológico.

Una tormenta eléctrica alivió momentáneamente las temperaturas ardientes en Anantapur, una ciudad de Adhra Pradesh, pero también derribó árboles y postes del tendido eléctrico y provocó apagones en algunas áreas.

La lluvia también dio un respiro en la capital estatal de Hyderabad, en el estado de Telangana, y en el distrito Mehubnagar, donde cayó un centímetro (0,39 pulgada) de lluvia.

Pero por lo menos cuatro distritos -Guntur, Krishna y Godavari Oriental en Andhra Pradesh, y Nalgonda en Telangana- siguen afectados por la ola de calor, dijo el departamento meteorológico. Agregó que probablemente habrá algún alivio en las próximas 24 horas debido a lluvia en áreas cercanas.

Se anticipan las lluvias del monzón para la semana próxima en el sur de la India antes de avanzar gradualmente hacia el norte. La temporada de monzones dura hasta fines de septiembre.

El servicio meteorológico AccuWeather pronosticó el viernes condiciones prolongadas de sequía en la India y una temporada de monzones probablemente alterada por una temporada más activa de tifones en el Pacífico.

El país apenas logró recuperarse de dos fuertes terremotos que dejaron más de 8.000 muertos en distintas ciudades, que además dejó daños de infraestructura millonarios.


Leave a Reply

Your email address will not be published.