Ximo Puig, ha dado instrucciones a los centros de salud para que se atienda “a todas las personas”

descarga (2)
image-254062
El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha dado instrucciones a los centros de salud para que se atienda “a todas las personas” y que “no pase ni un día” sin que los inmigrantes en situación irregular sean atendidos.

Puig se ha referido así a la suspensión cautelar de la ley valenciana que prevé la atención sanitaria para inmigrantes irregulares, al haberse admitido a trámite el recurso presentado por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional.

Según ha afirmado Puig ante los periodistas, la Generalitat ha dado “instrucciones” a los centros de salud para que no dejen de atender a este colectivo y hoy se reunirá con las ONG de la Comunitat para que “expliquen a los afectados” que se va a respetar “su derecho universal a la sanidad”.

Al respecto, Puig ha recalcado que se van a dar instrucción para que todos los centros sanitarios presten servicios a “todas las personas”, al tiempo que ha avanzado que el Ejecutivo valenciano recurrirá esta decisión del Constitucional.

Preguntado por si el Consell tiene alguna “salvaguarda legal” para poder prestar esta atención a los inmigrantes dado que está suspendida la norma por el TC, el jefe del Consell ha remarcado que “hay otros caminos para prestar esos servicios que no sea exactamente la aplicación de la ley”. “Eso es lo que vamos a hacer”, ha puntualizado.

No será un derecho

Así, ha explicado que esta atención podrá ser efectuada sin ser un derecho como el que describe la ley. “Lo primero que vamos a hacer es recurrir esta decisión del Constitucional pero, al mismo tiempo, no vamos a dejar pasar ni un día para que las personas queden sin atención”. “Nadie nos puede prohibir la solidaridad interna”, ha subrayado Puig.

Según ha explicado, desde el primer momento en que el Gobierno de España interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de la Generalitat que regula el acceso a la sanidad a los inmigrantes en situación irregular, sabían que “iba a llegar esta sentencia” por lo que “habíamos preparado el aparato de la conselleria de Sanidad para que no tuviera ninguna incidencia real en la vida cotidiana de los ciudadanos”. 

A su juicio, es “indecente” que el Gobierno de España “quite a una parte de personas que residen en esta comunidad, el poder ser atendidas como personas humanas”. “Es un gobierno que está actuando de una manera absolutamente contraria al interés general de los ciudadanos y adolece del mínimo principio de humanidad”, ha replicado Puig.

Asimismo, ha criticado esta decisión del Gobierno central dado que “en este momento tiene tantos problemas encima de la mesa”. “Creo que se define a si mismo el utilizar esa prerrogativa que tiene para intentar coartar la capacidad de autonomía de un servicio público y sanitario para todos”, ha reprobado Puig.

Además, ha sostenido que en la tarde de este miércoles va a mantener una reunión con ONG y entidades afectadas en donde les va a trasladar que se van a ser “absolutamente respetados sus derechos”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.