Windows Server 2003 dejará de recibir soporte en menos de 90 días

windows-server-2003
image-185848
 
El próximo día 14 de julio llegará a su fin el soporte de Windows Server 2003. El sistema operativo, presente en el mercado desde hace 12 años, cuenta en la actualidad con 23,9 millones de instancias corriendo en todo el mundo, repartidas al 50% entre servidores físicos y entornos virtualizados.

 

En 2003 las empresas desarrollaban su actividad en un entorno completamente diferente del actual. Tendencias como la movilidad, el cloud computing o una productividad marcada por el desarrollo del trabajo en tiempo real, solo se dejaban vislumbrar. En aquel momento Windows Server 2003 vio la luz con unos requisitos recomendados de 550 MHz para la CPU del servidor y 4 GB de RAM, unas especificaciones que, hoy día, han quedado ampliamente superadas, incluso, por dispositivos portátiles y smartpthones.

 

Ahora, 12 años después, empresas de todos los tamaños y tipos deben aprovechar la oportunidad de replantear su gestión de IT y sacar partido de los beneficios ofrecidos por los ecosistemas gestionados o las nuevas versiones de Windows Server. La actualización es una gran oportunidad para analizar el uso de la tecnología y aumentar el valor que ésta aporta a las organizaciones. Las aplicaciones móviles, el uso de la nube y los nuevos estándares de seguridad no eran factores a considerar en el momento en el que muchas organizaciones planificaron sus infraestructuras por última vez, constituyendo ésta una gran oportunidad para actualizar sus procesos en un mercado extremadamente exigente, en el que la innovación imprime cada vez mayor aceleración.

 

La fecha de fin de soporte se acerca rápidamente por lo que es muy importante que las organizaciones actúen ahora“, indica Emilio Paz, Responsable de Windows Server en Microsoft Ibérica. “El mundo ha cambiado desde que Windows Server 2003 se desplegó por primera y nuestro objetivo es ayudar a las organizaciones a ser más productivas, eficientes y seguras, a través de la reorganización de su infraestructura tecnológica, ayudándoles con las actualizaciones a las plataformas más modernas ya sea en sus instalaciones, en la nube o con soluciones hibridas.”

 

Actualizando los servidores con la última generación de la familia de procesadores Intel® Xeon® E5 v3 y Windows Server 2012 R2, los clientes podrán maximizar el rendimiento, mejorar la eficiencia energética y cumplir con la normativas de seguridad establecidas“, indica Agustín Gallego, Director de Alianzas y Desarrollo de Negocio en Intel Corporation Iberia. “De ahora en adelante, Intel y Microsoft se comprometen a seguir innovando en soluciones de nube diseñadas para optimizar la entrega de servicios de TI. Por ejemplo, la combinación de la familia de procesadores Intel® Xeon® E5 v3 y la plataforma Azure es una solución optimizada tanto para la nube como para la empresa”.

 

Beneficios de la transformación tecnológica

La oportunidad de redefinición de protocolos, infraestructura e, incluso, de los procedimientos diarios de cada uno de los trabajadores, impacta en multitud de aspectos. Entre ellos destacan:

 

  • Impulso de la productividad, competitividad y ahorro de costes. El acceso a nuevas aplicaciones de negocio, así como escenarios móviles apoyados en la nube (con soluciones como Office 365 o Microsoft Azure) dan respuesta a las demandas actuales de movilidad y productividad de los empleados.

 

  • Flexibilización de la gestión IT. Las nuevas necesidades y la aceleración de la innovación exigen la posibilidad de escalar la infraestructura de IT empresarial de un modo dinámico y ágil, consiguiendo gracias a ello un crecimiento empresarial eficiente.

 

  • Cumplimiento de los requisitos regulatorios. Las empresas deben garantizar la seguridad en el tratamiento de los datos de sus clientes y su negocio. Para ello es vital que cumplan con todas las exigencias de los países donde desarrollan su actividad. En este aspecto, Microsoft, como proveedor de servicios cloud, ofrece los niveles más altos de accesibilidad y seguridad.

 

  • Mejorar el control de la seguridad de sus negocios. Tendencias como el BYOD o la movilidad exigen de mecanismos de control adaptados para garantizar el control de acceso a los datos, la gestión de backups o el propio control de los dispositivos móviles.

 

Riesgos y freno a la innovación

Las organizaciones que mantengan instancias de Windows Server 2003 tras el 14 de julio se verán sujetas a una serie de riesgos, que pueden hacer peligrar el desarrollo de su negocio:

 

  • Fin de las actualizaciones y la seguridad. A partir del próximo 14 de julio, Microsoft dejará de proporcionar actualizaciones de seguridad. Las empresas que decidan seguir con instancias en Windows Server 2003 quedarán expuestas a riesgos de seguridad muy elevados, que podrían incurrir incluso en la violación de leyes regulatorias en el ámbito de la protección de datos.

 

  • Aumento de los costes operativos. La apuesta por un modelo apoyado en la nube puede ayudar enormemente a contener el gasto de gestión de IT al mismo tiempo que permite definir, de una forma mucho más flexible y dinámica, los recursos necesarios.

 

  • Limitación de la competitividad. El uso de un software con más de 12 años en el mercado priva a las empresas del acceso a herramientas y servicios en los que sustentar su innovación.

Oportunidad para los partners

Microsoft se apoya en su red de más 6.500 partners en España para ayudar a los clientes en su proceso de migración, transformación y crecimiento. Gracias al asesoramiento personalizado, los clientes pueden decidir qué solución de nube, ya sea pública, privada o híbrida, es la más adecuada para dar respuesta a sus nuevas necesidades.

 

Esta situación presenta enormes oportunidades de crecimiento y nuevo negocio para los partners de Microsoft.

 

Una apuesta por el futuro

Windows Server 2012 R2 es la versión más novedosa y mejorada del sistema. El sucesor natural de Windows Server 2003, se basa en la tecnología en la nube para proporcionar un centro de datos moderno, sin límites y una avanzada plataforma de aplicaciones. Esta versión incorpora tecnologías que estaban tradicionalmente separadas, como el almacenamiento, networking y funcionalidades avanzadas de virtualización y automatización.

 

Entre las diversas opciones que se abren al mercado empresarial por el fin de vida de Windows Server 2003 también se encuentran: la migración de aplicaciones web a Azure, para conseguir mayor eficiencia y escalabilidad; el paso de Exchange a Office 365 para obtener las últimas novedades en productividad en la nube; la actualización de SQL Server 2005 a SQL Server 2014 para un mejor rendimiento de trabajos críticos y gestión de datos; así como la actualización de aplicaciones empresariales y de cliente para dar respuesta a las necesidades de movilidad.

 

Más información en la Web sobre el fin de soporte para Microsoft Server 2003:

http://www.microsoft.com/es-es/server-cloud/products/windows-server-2003/

Guías y herramientas para la migración

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.