Victoria del Barcelona al Real Madrid en el Bernabéu (0-4)

CUXDSDGXAAEtWBy (1)
image-267103
Los de Luis Enrique han sido muy superiores en un partido que han ganado con mucha facilidad. El Real Madrid de Benítez ha sido incapaz de plantarles cara.

El Barcelona se dio un festín en el clásico, se lo llevó con rotundidad y amplió a seis puntos su ventaja sobre el Real Madrid, que queda muy tocado no solo por la diferencia, sino por la deficiente impresión causada y las malas sensaciones.
Luis Enrique además aprovechó para hacer reaparecer a Leo Messi. Lo hizo cuando el choque estaba sentenciado, porque quedó finiquitado con el 0-3.
En el tablero verde salió mucho mejor parado el conjunto azulgrana porque fue muy superior en la medular, donde el cuadro blanco tan solo tenía dos hombres y medio, y poco podían hacer ante Busquets, Iniesta, Rakitic y Sergi Roberto. Solo la superioridad numérica le hacía al conjunto catalán desenvolverse con una comodidad inusual y manejar a su antojo el balón y el partido.
Al cuadro de Benítez le quedaban tan solo acciones a la carrera en busca del área del chileno Claudio Bravo, porque entre Kroos y Modric no tenían suficiente para generar fútbol. El desequilibrio fue patente y el cuadro barcelonista lo aprovechó bien.
El juego parsimonioso, de interminables rondos, del Barcelona enfrió el clásico de entrada y adormeció al Real Madrid. Los azulgranas, con la lección perfectamente aprendida y sabedores de lo que tenían que hacer, supieron alterar ese juego con cambios de ritmo que provocaron la zozobra en la débil zaga blanca.

 

El marcador era muy malo pero la imagen del equipo blanco era aún más preocupante. De ahí que tras ver a Marcelo evitar el tercer gol debajo de los palos tras otro jugadón entre Neymar y Suárez, el público despidiera a sus jugadores con una sonora pitada, con pañuelos al viento y con algún cántico que otro dirigido a Florentino Pérez.

Los ánimos en las gradas del coliseo blanco suelen cambiar de rumbo rápidamente y el pesimismo se volvió optimismo cuando en la reanudación su equipo encadenó tres jugadas de ataque consecutivas, en las botas de Marcelo, James y Bale, respectivamente.

Pero todo se vino abajo para los madridistas a los siete minutos de la segunda mitad cuando volvió a ver a su defensa hacer aguas ante las combinaciones de Iniesta y Neymar. Esta vez el manchego fabricó la jugada y la concluyó tras apoyarse en el dulce tacón carioca con un misil que perforó la escuadra (min. 52).

Los jugadores del Real Madrid eran pollos sin cabeza
De nuevo los pitos, los pañuelos y Fernández Borbalán que echaba agua en el incendio al no señalar penalti de Sergio Ramos sobre Luis Suárez en el minuto 54.

Nada cambió Benítez al sustituir a James por Isco —para colmo se lesionó Marcelo y Danilo tuvo que cambiar de banda—. Sus jugadores corrían como pollos sin cabeza.

Era el día para que jugadores clave como Bale, Kroos o Cristiano Ronaldo dieran un paso al frente pero ni estaban ni se les esperaba. El portugués tuvo la más clara de los locales en el 67’ pero no acertó a batir a Claudio Bravo en el mano a mano.

La goleada fue aún mayor con el gol de Suárez a placer frente a Navas (min. 74). El repaso se convertía ya en histórico como lo fue el 2-6 del Barça de Guardiola.

Oscuros son los días que le esperan a Rafa Benítez en la casa blanca, en su casa. Su Real Madrid no ha sabido dar la talla ni ante Atlético de Madrid, ni ante PSG y ha sido sometido por el FC Barcelona en el Bernabéu.

Ficha técnica:
0 – Real Madrid: Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Carvajal, m.59), Kroos, Modric, James (Isco, m.55), Bale, Benzema y Cristiano Ronaldo
4 – Barcelona: Claudio Bravo; Dani Alves, Piqué, Mascherano (Mathieu, m.27), Jordi Alba, Sergi Roberto, Rakitic (Messi, m.56), Sergio Busquets, Iniesta (Munir, m.77), Neymar y Luis Suárez.
Goles: 0-1, M.11: Luis Suárez. 0-2, M.39: Neymar. 0-3, M.53: Iniesta. 0-4, M.74: Luis Suárez.


Leave a Reply

Your email address will not be published.