Vicente Gandía confía en Coté Escrivá

uva-pirata-solo-serigrafia
image-433351
Bodegas Vicente Gandía cuenta con Coté Escrivá para el diseño de uno de sus Peculiar Wines

Vicente Gandía hace unos meses lanzó al mercado uno de los proyectos más peculiares dentro del mundo del vino. Un proyecto llamado Peculiar Wines, vinos valencianos desarrollados por sus enólogos con un mensaje en cada botella y que cuentan una historia.

Para la creación del packaging de uno de sus productos de la gama: Uva Pirata, contó con el joven diseñador e ilustrador valenciano Coté Escrivá, que ha trabajado tanto en ámbito nacional como internacional. Coté tiene un estilo propio y muy peculiar, acorde con la filosofía de los Peculiar Wines.

Este producto ha unido calidad y diseño. Por una parte la calidad del vino Uva Pirata verificado por  AWC Vienna y la Guía Peñín con Medalla de Oro y 90 Puntos respectivamente y el diseño del valenciano Coté Escrivá. Se han fusionado dos aspectos claves para que este vino tenga un largo recorrido.

Entrevista a Coté Escrivá

¿Por qué aceptaste el proyecto de Bodega Vicente Gandía?

Lo que más me atrajo del proyecto desde el principio, fue el hecho de darle un planteamiento nuevo a algo que lleva tantos años instaurado. Cuando piensas en el diseño gráfico de una botella de vino, te viene a la cabeza una imagen muy clásica, con unos valores que asociamos a un público determinado. Los tiempos cambian, hay que pensar también en la gente joven, usar el diseño como una forma de atraer a un público nuevo. Esto es lo que me brindaba esta oportunidad, salir de algo normal y desarrollar mi forma de ver este producto. Además, la mayoría de proyectos que hago vienen de fuera. Me llena de orgullo trabajar con empresas de mi ciudad, y más aún con Vicente Gandía, que pese a ser una empresa muy potente con un largo recorrido, decide apostar por el diseño y la innovación. La verdad es que es uno de los proyectos de los que más orgulloso me siento.

¿En qué te inspiraste para hacer Uva Pirata?

Bueno, siempre intento que mis proyectos llamen la atención, cojo referencias de cosas actuales y las proyecto desde mi punto de vista. En este caso las referencias más claras son de los dibujos animados clásicos y el mundo del tatuaje, con un aire quizá algo canalla y simpático al mismo tiempo. Por eso elegí el concepto ‘pirata’, porque tiene ese punto de bravuconearía o desfachatez que nos viene genial para la personalidad que queremos transmitir.

¿Cómo describirías tú estilo?

El tipo de ilustración que hago es una mezcla entre lo artístico y lo comercial, que se alimenta del arte urbano, la cultura pop y la animación tradicional. Mi objetivo es atraer e impactar, en ocasiones con un sentimiento de familiaridad desconcertante, al espectador.

¿Este proyecto supuso un reto para ti?

Sí, por supuesto. Es un producto que va a llegar a muchísima gente y eso me hizo afinar más el ingenio. Es mucha presión saber que se van a producir decenas de miles de botellas con el mismo diseño, son muchos los países donde llega Vicente Gandía y claro eso implica una gran repercusión.

¿Qué mensaje querías transmitir con ese diseño?

Más que un mensaje lo que pretendía crear es un diseño atractivo, sugerente, que no pase desapercibido, con personalidad y con fuerza y sobretodo que conecte con un público concreto. Antes ya he hablado de que es un producto dirigido a la gente joven, pero realmente no me refiero sólo a la edad, sino a personas con una mentalidad abierta y dinámica.

¿Gracias a este proyecto se te han abierto las puertas para uno nuevo?

Sí, hay proyectos que por su visibilidad atraen otros nuevos, como por ejemplo este. Tras la presentación del vino en la feria de Dusseldorf, me contactaron unos chicos alemanes para pedirme un presupuesto para el diseño corporativo de un restaurante que van a abrir, logotipo, cartas, web, todo… Dijeron que tenían que pensarlo, ya veremos si sale pero salga o no, estoy seguro de que no va a ser el último.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.