Viajar a Irlanda

La ruta costera de la Calzada, entre las ciudades de Belfast y Derry~Londonderry, es un caleidoscopio de paisajes naturales, impresionantes acantilados, vigorosos arroyos de montaña y frescas cataratas. Esta sobrecogedora y apacible ruta costera arranca en Belfast y te lleva al extraordinario sendero de acantilado de losGobbins, a través de los hermosos Glens de Antrim y hasta la famosa Calzada del Gigante.

Por el camino la ruta saca toda su artillería pesada: elsendero de los Gobbins es una maravilla de la época eduardiana; en Antrim, el castillo de Carrickfergus, del siglo XII, es uno de los más antiguos de Irlanda del Norte; y el magnífico templo de Mussenden se levanta en el borde de una caída vertical con vistas a la playa de Downhill. La playa abarca casi 10 km y es un lugar perfecto para disfrutar de un poco de esquí acuático o simplemente quedar maravillado por las vistas de tres condados distintos (Donegal, Antrim y Derry~Londonderry).

Por supuesto, tu plato fuerte será la odisea a la Calzada del Gigante, 40.000 columnas de basalto que emergen del océano.
Construida por gigantes, según cuenta la leyenda. Pero para estar seguro, tendrás que verlo tú mismo.

Desde la ciudad de Belfast, pasando por el sendero de los Gobbins (véase más arriba) y por todo el camino hasta el sitio patrimonio de la UNESCOque le da su nombre, esta increíble ruta se disfruta mejor a fuego lento. Los días pasan apaciblemente mientras conduces por la costa disfrutando de paisajes marinos únicos, comiendo marisco fresco y explorando preciosos pueblos costeros.

Paisajes de cuentos de hadas

Las románticas ruinas del castillo de Dunluce parecen tambalearse sobre un escarpado promontorio. Esta fortaleza del sigo XIV fue abandonada en 1641 después de que una parte de su cocina se desplomara al mar durante una tormenta. En el cementerio contiguo descansan víctimas del atronador Atlántico: marineros enterrados después de naufragios como el del Girona, mientras que los tesoros encontrados en el buque pueden verse en el museo del Ulster en Belfast. No sorprende que este lugar haya inspirado, según dicen, a C.S. Lewis para crear Cair Paravel en Las Crónicas de Narnia. ¿Te parece ya lo suficientemente épico?

No cabe duda de que las enigmáticas columnas de basalto de la Calzada del Gigante despuntan como la verdadera joya de la ruta costera de la Calzada, pero se trata de tan solo uno de los brillantes que adornan la lustrosa corona que es esta costa, repleta de espectaculares paisajes.

La carretera pasa por puentes, arcos y curvas cerradas, por calas escondidas bajo acantilados verticales, playas desiertas de arena blanca y formaciones rocosas que parecen de otro mundo. Estas rocas han destrozado barcos; los acantilados sirven de hogar para fauna inusual; las playas abarcan kilómetros y esas escarpadas curvas son el resultado de erupciones volcánicas de hace millones de años.

De hecho, hay tantos paisajes fantásticos a lo largo de esta ruta en Irlanda del Norte, que varios de estos lugares han sido seleccionados para rodar escenas de la exitosa serie de HBO, Juego de Tronos.

La ruta es toda una lección de historia, patrimonio, geología y biología, pero sobre todo enseña el asombroso poder de la naturaleza. Abarcando la distancia que va desde las dos animadas ciudades de Belfast y Derry-Londonderry, no se trata de un recorrido muy largo, pero sí de un viaje que merece ser degustado.

Torr Head

Aun en una costa con panorámicas increíbles detrás de cada curva, Torr Head sigue destacando. Recorre los senderos serpenteantes de este pedazo de tierra que sobresale hacia el mar y podrás contemplar, mientras el oleaje rompe contra las rocas más abajo, el Mull of Kintyre, promontorio que se encuentra al otro lado del mar, en Escocia. Las ruinas de Altagore Cashel, un fuerte de piedra del siglo VI, están impregnadas de historia y evocan tiempos más sencillos. La ruta paisajística, bien señalizada, serpentea precariamente por las empinadas cuestas que unen Fair Head, la bahía de Murlough y Torr Head.

Puente de cuerda Carrick-a-Rede

Late el corazón, tiemblan las rodillas y aumenta el pulso: El puente de cuerda Carrick-a-Rede es un pequeño puente que se mece a 30 metros de altura sobre un impresionante precipicio. Después de recorrer el camino en lo alto del acantilado, el puente será lo único que te separe del oleaje y la espuma del océano Atlántico, más abajo. Pero no te preocupes: es perfectamente seguro. Luego puedes dirigirte a la cercana Old Bushmills Distillery, la destilería en funcionamiento más antigua de Irlanda, donde podrás disfrutar de un tour y de un pequeño trago de whiskey.

Los glens de Antrim

Feargal Lynn es un músico tradicional, cuentacuentos, guía e historiador local. Si pasas algo de tiempo junto a él en sus glens natales, aprenderás mucho acerca de su historia geológica. Ocho de los nueve glens se extienden cuesta abajo desde la meseta volcánica de Antrim hasta el mar. “Y aquel”, dice Feargal indicando las aguas amenazantes del canal del Norte, “era el único camino para salir de aquí”. Precisamente ese aislamiento ha ayudado a preservar la riqueza cultural de los glens hasta hoy en día, así como su tradicional sentido de identidad comunitaria.

La Calzada del Gigante

Llegamos a la joya de esta escarpada costa, un lugar declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO: la Calzada del Gigante, con sus 40.000 columnas de basalto moldeadas por lava fundida y enfriada, hasta formar unos escalones hexagonales de piedra oscura. La leyenda de la Calzadacuenta que el gran guerrero celta Finn McCool construyó esta calzada de basalto hasta Escocia para retar al gigante Benandonner. Pero al ver por primera vez a su enorme rival escocés, Finn volvió corriendo hacia Irlanda, donde su sagaz esposa lo disfrazó de niño . Al llegar Benandonner y ver aquel bebé descomunal, pensó: “si este es el niño, no quiero encontrarme con el padre”, así que dio marcha atrás y volvió a Escocia, destrozando la calzada de basalto a sus espaldas.

Sin embargo, la versión de los científicos es otra: ellos creen que la Calzada del Gigante se formó tras una erupción volcánica, hace 60 millones de años. Sea como fuere, este caótico conjunto de columnas es realmente excepcional. También hay un fantástico centro de visitantesdonde podrás seguir indagando hasta decidirte por el verdadero origen de la Calzada.

INFORMACIÓN ÚTIL

  • La Calzada del Gigante ha sido declarada oficialmente patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
  • Hay cuatro caminos para senderistas en la Calzada del Gigante, con asombrosas vistas de la zona. Recientemente se han mejorado los senderos, que ahora disponen de un sistema de codificación con colores. Incluso puedes llegar a pie al puente de cuerda Carrick-a-Rede, a 19 km por un sendero de costa.
  • Desde Belfast se puede visitar la Calzada en una excursión de un día, ya que se encuentra aproximadamente a hora y media de carretera. Está a poco más de 3 km del pueblo de Bushmills, a casi 18 km de Coleraine, y a 21 km de Ballycastle.
  • El Causeway Coast Way Walking Trail, un camino para senderistas de 53 km, desde Portstewart hasta Ballycastle, pasa por la Calzada del Gigante.
  • El paseo hasta el puente de cuerda Carrick-a-Rede se hace por senderos de gravilla y escalones de piedra, así que recomendamos buen calzado para caminar si piensas recorrer los 2,25 km de ida y vuelta.
  • ¡Descubre los faros del Condado de Antrim! Visita el bonito faro “Rathlin West Light” en la isla de Rathlin, o también podrías alojarte en una las casas restauradas de los farerosen Blackhead.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.