Varios incendios azotan el sur de Galicia

Así lo ha señalado la Consellería do Medio Rural, en relación a las últimas estimaciones provisionales relativas a estos tres incendios, todos ellos concentrados en la provincia pontevedresa y que en el caso de Cotobade y Caldas provocaron el desalojo de vecinos.

En el caso del municipio de Cotobade, el incendio forestal comenzó a las 17.20 horas del lunes en la parroquia de Tenorio y permanece activo. En esta localidad sigue decretada la denominada ‘situación 2’ por la proximidad del fuego al lugar de Vilanova.

Para su control han sido movilizados dos técnicos, 19 agentes, 24 brigadas, 10 motobombas, seis palas, 15 helicópteros y tres aviones. También colaboran efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Estabilizados los incendios en Caldas de Reis y Mondariz

Mientras, el de Caldas de Reis se inició a las 15.51 horas del lunes en la parroquia de Saiar, y está estabilizado. En la mañana de este martes en este caso ha sido desactivada la ‘situación 2’ y está estabilizado desde las 11.45 horas.

Las últimas estimaciones provisionales sitúan en 290 las hectáreas afectadas. Han sido desplegados tres técnicos, 12 agentes, 32 brigadas, 16 motobombas, dos palas, un tractor, 11 helicópteros y dos aviones.

Por su parte, el incendio de Mondariz comenzó a las 22.16 horas del lunes en la parroquia de Queimadelos y se ha dado por estabilizado en la mañana de este martes. Este fuego ha afectado también al municipio vecino de Ponteareas.

En este caso también se ha desactivado la denominada ‘situación 2’ y el incendio forestal quedó estabilizado a las 10.04 horas de este martes, según ha concretado Medio Rural. Las nuevas estimaciones elevan a 160 las hectáreas calcinadas. Para las labores de extinción han sido movilizados dos técnicos, nueve agentes, 24 brigadas, 17 motobombas, una pala y cinco helicópteros.

El viento dificulta las tareas de extinción en Cotobade

El fuerte viento dificulta las tareas de extinción del incendio que afecta al municipio de Cotobade, y que ha motivado un “despliegue total” de medios, tanto municipales como de la Xunta con camiones cisterna, motobombas e hidroaviones, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Además, “otro frente” avanza de Tenorio a Vilanova, ha alertado el presidente de la Comunidad de Montes de Vilanova, Antonio Castro, y amenaza con dejar “medio aislados” a los vecinos y afectar una repoblación forestal.

En declaraciones a Europa Press, Antonio Castro ha afirmado que el fuego ha provocado “daños enormes” en el monte comunal. También ha expresado su temor a que “si cruza la carretera”, se vaya “al garete” una importante inversión realizada por la Comunidad de Montes de Vilanova que hasta el momento habían conseguido salvar. Pinos, castaños y especies frondosas es el arbolado que corre “serio peligro” ante el avance de las llamas, según ha indicado.

En cuanto a la población de Vilanova, que consta de unos 270 vecinos, al menos la mitad fueron evacuados la pasada noche, aunque ya han regresado a sus casa, y, según Antonio Castro, “parecía un pueblo fantasma, sin luz y con todo cerrado”.

Zonas afectadas

Precisamente, el alcalde de Cotobade, Jorge Cubela, ha situado Vilanova como una de las zonas más castigadas por el incendio, junto con los núcleos de Tenorio, Almofrei y Xesteira.

A pesar del viento, Cubela confía en que la actuación de los medios aéreos consiga calmar la voracidad de las llamas porque ” este lunes ardía hasta la hierba de los muros y la tierra”.

“Los vecinos pasaron mucho miedo y muchos nervios”, ha resaltado el regidor local, quien ha elogiado la “actuación impecable” de la Guardia Civil y el “esfuerzo” de la brigada contra incendios de Cotobade, que consta de cinco personas, junto con los operarios municipales y los propios vecinos de las poblaciones afectadas, que “también colaboraron”. Además, se sumaron efectivos de Protección Civil de los ayuntamientos de Cerdedo y Poio.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la conselleira do Medio Rural, Angeles Vázquez, también se desplazaron el lunes hasta Cotobade, según ha indicado el alcalde, para seguir de cerca las tareas de extinción.

La extensión quemada y la cercanía a las viviendas de las llamas ha recordado a Jorge Cubela las circunstancias de la ola de incendios de 2006, cuando el actual alcalde tenía 17 años: “Colaboramos y ayudamos con los medios que se podía”, ha recordado.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.