Varios funcionarios niegan que Isabel Carrasco persiguiera laboral y económicamente a Triana Martínez

AGENCIAS Miembros del tribunal de la oposición a ingeniero en telecomunicaciones a la que se presentó Triana Martínez, en enero de 2011, para cubrir una plaza en la Diputación de León han negado ningún tipo de orden de la propia presidenta Isabel Carrasco para perjudicar a la joven en ese proceso selectivo. También varios funcionarios han rechazado que la presidenta de la Diputación ordenara perseguir económicamente a la joven.

La jefa del tribunal de la oposición y también jefa del Servicio de Atención a Municipios de la Diputación de León, Ana Cosme, ha defendido este martes la limpieza y “absoluta legalidad” de la oposición para proveer de un ingeniero de telecomunicación a la institución, que no superó Triana Martínez, una de las acusadas por el asesinato de Isabel Carrasco.

descarga (3)
image-314582

Cosme ha comparecido este martes por la mañana como testigo en el juicio que se celebra en la Audiencia de León por este crimen y ha asegurado que dicha prueba se celebró con todas las garantías para los aspirantes y respetando los principios de igualdad y equidad.

Triana Martínez declaró en la segunda jornada del juicio que Isabel Carrasco, en su calidad de presidenta de la Diputación, le había prometido que le daría en propiedad la plaza que ocupaba como interina cuando ambas mantenían buenas relaciones.

Tras negarse a mantener relaciones sexuales con ella, supuestamente Carrasco la echó de la institución y posteriormente instigó que no ganase la plaza cuando se sacó a concurso, según denunció Triana.

Cosme, que presidió el tribunal, ha asegurado que Isabel Carrasco “nunca” se dirigió a ella para insinuarle que perjudicara a Triana Martínez, que sacó en el primer examen un 2,27 cuando la nota mínima para seguir concursando era un 5, por lo que tuvo que retirarse del proceso en ese momento. La plaza fue finalmente para Javier de la Villa, el único aspirante que superó la primera prueba.

Triana grabó el examen del que consiguió la plaza

La responsable del tribunal de la oposición ha dicho que el segundo ejercicio, que sólo lo realizó una única persona, quien había aprobado el primero, también lo presenció Triana Martínez que incluso grabó el momento de la lectura del examen, algo que causó “molestias” entre los miembros del tribunal. “Dije a Triana que había que pedir autorización a la persona que se estaba examinando para grabar, pero ella siguió grabando”, ha precisado.

Esta misma testigo también ha confirmado tener una relación “fluida por motivos de trabajo” con Isabel Carrasco, pero que “nunca” le dijo nada “ni sobre que había que perjudicar a Triana ni favorecerla”. “Si la oposición fuese imparcial la recurriría”, ha añadido a preguntas de la acusación.

También ha insistido que Triana Martínez no recurrió esa oposición o que al menos no que a ella le conste. Versión que ha sido ratificada por otros miembros del tribunal que participaron en esa oposición y que han prestado también declaración posteriormente.

Triana pidió el teléfono del secretario del tribunal

El secretario del tribunal de la posición ha asegurado que Triana Martínez, previamente a la realización del examen, le pidió el teléfono y que el prefirió “no dárselo” y “guardar las distancias” a partir de ese momento con ella porque es “muy pulcro” con el proceso de selección y pensaba que ella podía pedirle algún tipo de favor.

Además, ha añadido que Triana Martínez solicitó ver el examen de la persona que había aprobado la primera prueba, algo que se le concedió, pero que no recurrió el procedimiento ni impugnó las preguntas. Además, también estuvo presente, por petición propia, en la realización del segundo examen. “Si la oposición no hubiera sido limpia habría recurrido”, ha dicho el secretario, que ha afirmado que destaca porque le gusta “hacer bien las cosas”.

Este martes, también ha prestado declaración un asesor técnico del tribunal de la oposición, quien ha dicho que estuvo en la realización del segundo examen y que lo corrigió en Valladolid y después se lo envió al tribunal de la oposición de la Institución provincial.

Unas declaraciones que contrastan con la que realizó la propia Triana Martínez en la propia Audiencia de León cuando aseguró que Isabel Carrasco le había impedido acceder a la plaza que había sido “creada” para ella.

Niegan persecución económica

Varios trabajadores de la Diputación de León han negado también durante el juicio que existiera una persecución económica de la que fuera presidenta de la Diputación de León y del PP provincial hacia Triana Martínez cuando ésta abandonó la institución.

La Diputación de León inició una reclamación a Triana Martínez por haber percibido durante cuatro años un complemento a su sueldo de forma indebida, una cantidad total que ascendió a 11.000 euros, pero que se redujo a 6.000 porque algunas de las cantidades habían prescrito. Se trataba de un complemento de exclusividad que la acusada recibió, pese a realizar otros trabajos externos a los relativos a su puesto en la Institución provincial.

Una de las responsables de Recursos Humanos de la Diputación ha precisado que esa reclamación se inició porque se entendía que Triana había cobrado dinero “indebidamente”. “A cualquier trabajador que se le abone dinero indebidamente es obligatorio ir contra él. Si se han abonado cantidades indebidas, lo lógico que establece la ley es reclamarlas, lo contrario sería ilegal”, ha agregado.

Esta testigo, además, ha dicho que “en absoluto” Isabel Carrasco le pidió que perjudicara económicamente a Triana Martínez y que el error en la nómina de la acusada se descubrió en un informe que analizaba la situación laboral de ésta y que fue encargado por la víctima.

Además, también ha prestado declaración este martes la secretaria de la Diputación de León, que ha ratificado lo dicho por la responsable de Recursos Humanos y ha negado cualquier presión por parte de Isabel Carrasco para reclamar este dinero a Triana Martínez. Ha explicado que “nunca” la presidenta de la Diputación le pidió que fuera contra Triana.

Un director de Telefónica niega que ofreciera trabajo a Triana

También ha declarado este martes un director de Telefónica en Castilla y León entre 2011 y 2015, Juan Carlos Moral, que ha negado que ofreciera trabajo a Triana Martínez cuando abandonó la Diputación de León.

Con este testigo la defensa de Triana Martínez trataba de demostrar que el acoso de Isabel Carrasco fue más allá de echarla de la Diputación y trató por todos los medios de que no encontrase trabajo.

Triana Martínez declaró en su día que este directivo de Telefónica le había prometido un trabajo pero luego retiró la oferta porque así se lo pidió Carrasco.

En la sesión inaugural del juicio, el 19 de enero, la madre de Triana, Montserrat González, declaró que ella era la única responsable de la muerte de Isabel Carrasco, y explicó que lo hizo movida por el odio debido a que la dirigente del PP llevaba años haciendo la vida imposible a su hija.

En este proceso también está acusada la policía local Raquel Gago, amiga de Triana, que entregó el arma homicida en Comisaría treinta horas después del crimen y que aseguró que no sabía como había llegado hasta su vehículo. No obstante, precisó que la debía haber dejado en su vehículo su amiga Triana Martínez, con quien se encontró “casualmente” minutos después del crimen.


Leave a Reply

Your email address will not be published.