Valencia basket jugará el Playoff con el factor cancha a favor (76-59)

M.A. PoloEl Valencia Basket cumplió con el guión y se impuso, no sin complicaciones, al Blancos de Rueda, de Valladolid (76-59), que llegaba a la Fonteta ya descendido, pero que quiso despedirse de la máxima categoría del baloncesto nacional con una buena imagen.

Con esta victoria el conjunto valenciano concluye la competición regular en la cuarta plaza, lo que le da la posibilidad de jugar el Playoff por el título con el factor cancha a favor. Esta serie se iniciará el próximo día 18 en la Fonteta y el rival será el Lagun Aro.

El partido se inició con la imagen del banquillo del Valencia Basket con Lischuck, San Miguel y Rafa Martínez, lesionados, a los que se unió en la segunda parte Nik Caner Medley, que inició el encuentro, pero tuvo que retirarse debido a una tendinitis en la rodilla.

En la cancha, los visitantes tomaron las riendas en los primeros minutos. A pesar de llegar como farolillo rojo y ya descendidos, los vallisoletanos quisieron dar lo mejor de sí y, de hecho, lo lograron. Liderados por Borchartd, el equipo de Roberto González se mostró bien asentado en la pista, también ayudado por el juego del Valencia Basket, que no acababa de encontrar su sitio en el parqué. Aún así, al final del primer cuarto se llegaba con una mínima ventaja visitante de 16-17.

El segundo cuarto fue poco menos que una copia del inicial, auqnue en esta ocasión dos triples consecutivos del Blancos de Rueda abrían una pequeña brecha en el marcador (17-25). Hasta que hizo su aparición la figura de Pietrus, muy inspirado durante todo el partido, para despertar a sus compañeros. La garra del francés, unido a la espectacularidad de Faverani a la hora de colgarse un par de veces del aro visitante hizo que esa ventaja vallisoletana se esfumara y se llegara al descanso, de nuevo, con un punto de desventaja para los propietarios de la Fonteta (36-37).

El paso por los vestuarios no hizo que la película cambiara demasiado. La selección de tiro de De Colo no era buena y el aro se estrechaba cada vez que lanzaba el francés. Sólo Pietrus aguantaba las oleadas del Valladolid hasta que con el propio Florien de protagonista, una falta intencionada de Brouchard le iba a dar la vuelta al encuentro. Faltaban tres minutos para el final del tercer cuarto y esa jugada permitió que Valencia Basket tomara por primera vez la iniciativa en el electrónico (52-48), ventaja que ya no abandonaría hasta el final del encuentro, ya que el último periodo sólo sirvió para que la ventaja fuera aumentando y concluyera sobre la bocina con un triple de Newley desde su propia parcela.

 

VLCCiudad / Pepe Aguilar

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.