Salvador: “Hemos conseguido desbloquear este convenio porque apostamos por la rehabilitación y regeneración urbana”

– La consellera y la alcaldesa de Gandia suscriben el acuerdo, paralizado por el antiguo gobierno desde 2010, que supone la renovación de 104 viviendas y la creación de 350 plazas de aparcamiento con una inversión total de siete millones de euros

– Salvador apuesta por el “reciclaje urbano” basado en la recuperación de espacios vacíos y degradados en las ciudades

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración, María José Salvador, y la alcaldesa de Gandía, Diana Morant, han firmado hoy un convenio de colaboración para desarrollar Actuaciones de Rehabilitación y Regeneración Urbana (ARRU) en el barrio de Simancas, en el marco del Plan Estatal de Vivienda. “Con el esfuerzo y trabajo de las administraciones hemos conseguido desbloquear este convenio, demostramos la apuesta clara y contundente por la rehabilitación de espacios degradados de nuestras ciudades”, ha apuntado Salvador.

Una vez aprobado por el Pleno del Consell, se ha procedido a la firma del convenio para poder empezar las actuaciones previstas en este barrio construido en los años 50 y que se encontraba en un área de elevado proceso de degradación. A continuación, la consellera, la alcaldesa y la directora general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, Rebeca Torró, han visitado el barrio de Simancas.

El convenio establece una subvención para este año de un total de 4.428.258 de euros, de los que el Ministerio de Fomento aporta 2.728.258 euros y la Generalitat 1.700.000 euros. Asimismo, dado que las actuaciones son de carácter plurianual, del 2015 al 2017, el ARRU supondrá una inversión total de 7.127.214 euros cofinanciados por el Ministerio (2.728.258 ), la Generalitat (1.700.000 ), el Ayuntamiento (1.328.961 ) y los particulares (1.369.994 ).

La consellera ha destacado el esfuerzo realizado para sacar adelante uno de los ARRUS más complejos, dada la situación de abandono del anterior gobierno valenciano. “Hoy venimos a firmar un convenio que estaba guardado en un cajón desde el año 2010, en una situación que prácticamente lo hacía inviable”, ha señalado. De ahí su felicitación expresa al trabajo de coordinación realizado entre el Ayuntamiento de Gandia y la Dirección General de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración Urbana, para que las actuaciones en Simancas sean una realidad.

Salvador ha explicado que la hoja de ruta que marca su Conselleria es la rehabilitación. “Primamos las actuaciones de rehabilitación y regeneración urbana. Creemos en el concepto de reciclaje urbano, de reciclar los espacios de los municipios, muchos de ellos en cascos históricos”. Por lo tanto, “no estamos planteando una política de crecimiento y vivienda nueva, sino una política de recuperar espacios vacíos y degradados, que tenemos en muchos municipios de la Comunitat”.

El ARRU previsto en Simancas comprende la renovación de 104 viviendas, trasteros y la habilitación de 350 plazas de aparcamiento emplazadas en tres sótanos. Además, la intervención urbanística y arquitectónica incorpora la sustitución integral del antiguo barrio. La intervención incluye la reurbanización de su entorno, incorporando la creación de una plaza central flanqueada por los dos bloques lineales en los que se sitúa la edificación.

Finalmente, se ha incorporado, dentro del programa de necesidades del proyecto de ejecución, la habilitación en los bajos del edificio de distintos equipamientos comunitarios al servicio del barrio, entre estos la instalación del Centro de Convivencia Manuel Broseta, junto con otra dotación al servicio del distrito.

Rehabilitación como impulso económico

En su intervención, la consellera ha destacado la importancia que tiene la rehabilitación para la reactivación de los sectores económicos. Ha recordado que genera tres puestos de trabajo por cada uno que se crea en la obra nueva e “impulsa el empleo en un sector lastrado por el boom inmobiliario que cuenta con muchos trabajadores que no se han podido reciclar para acceder al mercado laboral”.

Asimismo, Salvador ha explicado que esta reactivación económica también conlleva la dignificación de los hogares donde las personas desarrollan su vida, tal y como proclama la Declaración Universal de Derechos Humanos. Y para que eso sea una realidad, ha recordado acciones promovidas por el Consell como es la Ley por la Función Social de la Vivienda. Una normativa que ya está en tramitación parlamentaria y mediante la cual se quiere dar una respuesta efectiva al derecho a la vivienda en la Comunitat.

Por su parte, la alcaldesa de Gandia ha mostrado su satisfacción por la firma de este convenio que “resuelve un problema que se había enquistado desde hace años y que supone una solución definitiva al complejo de Simancas, una barriada muy degradada con problemas urbanísticos, de seguridad y adaptabilidad”.

Morant ha comentado que cuando accedió al cargo de alcaldesa se encontró con esta “herencia envenenada”. Un proyecto bloqueado en la pasada legislatura por la falta de apoyo de la Conselleria y por la desidia del anterior Ayuntamiento de Gandia, que también perdió la parte de cofinanciación del Ministerio.

Ahora, la implicación de los responsables de la Conselleria de Vivienda ha hecho posible que el ARRU siga adelante, dando respuesta a un problema que afecta a muchas familias y que va a suponer la revitalización de este barrio.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.