Urdangarín admite que Aizoon contrató a empleados que no conocía

Valencia Noticias | Agencias.- Iñaki Urdangarin, exduque de Palma y marido de la infanta Cristina de Borbón, rechazó que recibiera algún tipo de comisión en el Instituto Nóos en la primera de las jornadas de su declaración ante el tribunal del caso Nóos, así lo ha informado rtve24 en su noticias matinales.

“Nunca he sido un comisionista de nada”, dijo Undargarín que basó su defensa en alegar que no gestionaba nada, hasta el punto de comenzar su intervención ante el tribunal de la Audiencia de Palma admitiendo que Aizoon, la sociedad que compartía al 50% con la infanta, contrató a empleados que no conocía.

Urdangarin no reconoció su firma en el presupuesto del contrato de seguimiento del impacto en medios del equipo ciclista.

Urdangarin no reconoció su firma en el presupuesto del contrato de seguimiento del impacto en medios del equipo ciclista.

Así lo expresó durante el interrogatorio del fiscal Pedro Horrach, que le preguntó por los 300.000 euros que cobró la empresa Nóos Consultoría, que tenía a medias con Diego Torres, por llevar la oficina de seguimiento del patrocinio, un dinero que el fiscal considera una comisión al exduque de Palma por intermediar con el Govern balear.

Urdangarin desmintió la declaración del expresidente balear Jaume Matas, quien declaró que en efecto la oficina de seguimiento al equipo ciclista Illes Balears-Banesto era una “comisión” o “peaje” para Urdangarin por conseguir el patrocinio del gobierno balear.

De hecho, Urdangarin no reconoció su firma en el presupuesto del contrato de seguimiento del impacto en medios del equipo ciclista cuando se la ha presentado el fiscal: “No es mi firma”, sostuvo.

Ajeno a las tareas de gestión en Nóos

“Mi parte, es claro y evidente por mi trayectoria, que es más el mundo del deporte y la relación con las personas”, explicó Urdangarin para insistir en que era ajeno a las tareas de gestión

También afirmó que el equipo ciclista era “un proyecto atípico de la casa [en referencia al Instituto Nóos] y funcionaba solo”. Así, dijo que el empleado de Nóos Juan Pablo Molinero era el director de este proyecto y, por tanto, no le “reportaba” nada a él sobre esta materia “si no hacía falta”. “Fue un proyecto que gestiona él, lo gestionó muy bien y yo no estuve encima”. El juez instructor, José Castro, exoneró de responsabilidades a Molinero en 2012.

Entre otras facturas, Horrach mostró a Urdangarin las que Nóos Consultoría Estratégica presentó al Instituto Nóos por sus servicios para el primer foro Valencia Summit, en 2004, que sumaban 714.000 euros, el 79% de lo que pagó por el evento la Generalitat Valenciana.

El marido de la infanta Cristina mantuvo en su declaración un tono bajo, literalmente (le tuvieron que pedir que hablara más alto para poder registrar sus palabras), y mucho menos vehemente que el de su socio, Diego Torres, que copó los últimos cuatro días del juicio. Las primeras preguntas las ha contestado con varios “no sé”, “no lo recuerdo” y “supongo”, y aseguró que él no ha negociado “nunca” un presupuesto del Instituto Nóos y que tampoco firmó ningún acuerdo con la Fundación Illesport sobre los gastos de la gestión de la oficina ciclista.

“Yo mire cómo vengo, yo me fui del Instituto Nóos y de Nóos Consultoría sin ningún papel”, ha asegurado cuando el fiscal insistía en saber si no había visto antes el acuerdo para llevar la oficina de seguimiento del patrocinio al equipo ciclista.

Admite que tenía en Aizoon empleados que no conocía

Iñaki Urdangarin, que se enfrenta a penas de entre 19,5 y 26,5 años de prisión, ha comenzado a declarar en el juicio pasadas las 13:00 horas y ha terminado a las 15:00 horas, el tiempo que ha dejado disponible su socio en el Instituto Nóos, que ha estado respondiendo durante casi 27 horas a lo largo de cuatro días, y que este viernes ha atribuido a la Casa Real una función de “supervisión total” y de “control” sobre las actividades de la entidad.

En la primera parte del interrogatorio, Urdangarin sí admitió que había empleados en Aizoon, la empresa patrimonial que compartía con su mujer, a los cuales no conocía y cuya existencia ha “descubierto” durante el procedimiento judicial que investiga el presunto desvío de seis millones de euros de fondos públicos y que “realmente no sabía quiénes eran” estas personas.

En su declaración ante el tribunal de la Audiencia de Palma, el exduque de Palma explicó que el exsecretario de Nóos, Miguel Tejeiro era quien se encargaba de “proponer un número de empleados para mantener un tema fiscal”, ha explicado en concordancia con la declaración de Diego Torres sobre el asesoramiento de Tejeiro en esta materia.

Preguntado por Horrach sobre cómo no lo ha percibido hasta ahora la existencia de esos empleados si era el propietario de Aizoon, Urdangarin ha dicho que se ha dedicado “a lo que se ha dedicado” y que sobre estas cuestiones tenía “asesores” y se ha dado cuenta “luego” de que esos empleados “no estaban” con ellos.

Como el tiempo se echó encima, el interrogatorio del fiscal se retomará el próximo miércoles. Cuando concluya la declaración de Urdangarin a las preguntas de las acusaciones y la defensa, se sentarán en el banquillo el asesor fiscal de Nóos, Salvador Tinxet, y la infanta Cristina, que será la última acusada en declarar como presunta cooperadora de dos delitos fiscales cometidos por su marido.


Leave a Reply

Your email address will not be published.