Unión  de  Mutuas  publica  una  guía  para  tratar  a  personas  con discapacidad

 Se trata de un manual práctico que contiene las indicaciones específicas sobre como dirigirse a las personas con discapacidad de manera adecuada, de acuerdo con el tipo de discapacidad y respetando su dignidad y derechos.

La Guía marca las pautas de comportamiento que tiene que tener el personal de la mutua en su relación con los pacientes con diversidad funcional, y evitar, así,  que el desconocimiento provoque que las personas con discapacidad reciban un trato inapropiado.  Esta iniciativa se  alinea con el compromiso de la mutua con los principios de no discriminación,  igualdad de oportunidades y accesibilidad universal.

La Guía contiene unas pautas generales, válidas para todas las personas con diversidad funcional, y unas pautas más específicas para dirigirse a personas ciegas y con deficiencia visual, personas sordas y con deficiencia auditiva, con dificultades de comunicación o habla y personas con discapacidad física  y discapacidad intelectual.

En la guía se recogen apuntes sobre el cuidado y uso del lenguaje recordando cómo nombrar a las personas con discapacidad, poniendo en primer lugar a la persona y no su deficiencia.

En cuanto al trato, la guía clarifica que a las personas con discapacidad hay que tratarlas con naturalidad, evitando la sobreprotección, y sin subestimar su capacidad de autonomía. Son personas con unas necesidades adaptativas,  por  lo que hay que tratarlas  con la paciencia que cada persona requiera y ayudando cuando lo soliciten o cuando acepten la ayuda después de ofrecerla. También detalla qué hacer y como actuar si la persona con discapacidad va sola o acompañada.

Tocar a la persona en la parte alta del brazo, mirar a la cara, emplear frases sencillas, completas y vocalizando son algunas de las recomendaciones para entablar comunicación con las personas sordas y con deficiencia auditiva.  Asimismo, para las personas con deficiencia visual o ciegas se recomienda ofrecer el brazo para guiar a la persona indicando los movimientos, giros o direcciones que se deben tomar.

En cuanto a las personas con dificultades para caminar o usuarias de silla de ruedas, entre otras cuestiones, la guía resalta  la importancia de mantener las rampas y zonas comunes libres de obstáculos, procurando que los interruptores de la luz, las perchas, las duchas y otros elementos de uso en vestuarios, resulten también accesibles.

En este sentido, Unión de Mutuas mantiene un compromiso con la accesibilidad haciendo que sus instalaciones sean accesibles para el mayor número de personas, independientemente, de sus capacidades físicas o sensoriales.  Desde 2014 viene trabajando con la Fundación Shangri-La en la mejora de la accesibilidad de todos los elementos que constituyen el conjunto de estructuras físicas, funcionales y virtuales de sus centros.

Recientemente los centros de Unión de Mutuas ubicados en Parc Tecnològic y en la calle Artes Gráficas de Valencia, han obtenido la accesibilidad 5 estrellas, el máximo nivel que evalúa y reconoce DIGA. Se trata del Distintivo Indicador del Grado de Accesibilidad, creado por la Fundación Shangri-La, organización privada y sin ánimo de lucro, y certificado por la certificadora internacional IMQ.


Leave a Reply

Your email address will not be published.