UNICEF , terremoto de Ecuador

Un terremoto de magnitud 6,2 ha sacudido durante unos 30 segundos la costa norte de Ecuador este miércoles, sobre las 10.33 hora española (las 3.33 en Guayaquil), el más importante desde que el pasado sábado, 16 de abril, un seísmo de magnitud 7,8 en la escala sismológica causase 525 víctimas mortales y más de 4.000 heridos en el país (según el último recuento oficial), así como cuantiosos daños materiales. El epicentro del sismo, cuya magnitud eleva a 6,3 el Instituto Geofísico de Ecuador, se encuentra en la misma zona del norte del país afectada por el terremoto del sábado. Los geólogos consideran que esta réplica ha sido inusualmente fuerte.

Un funcionario afirma “Bueno, desde que se dio el seísmo, UNICEF Ecuador empezó a movilizarse en poner en marcha todos los dispositivos que existen para prepararse a la respuesta a la emergencia. De facto, pocos minutos después del terremoto ya estaban todos movilizados para poder responder rápidamente,  y de la mejor manera posible al desastre. La misión conjunta con OPS-UNICEF llegó ayer por la mañana aquí y  tuvimos la desgracia de ver la gravedad del terremoto. Estamos contribuyendo desde ayer con la entrega de algunos insumos de primera emergencia que se dieron al Ministerio de Integración social y estamos coordinando con ellos, con CENAGUA y con las autoridades locales para poder distribuir y dar estos insumos a las personas que han sido afectadas. Todavía no tenemos todas las informaciones necesarias para poder tener, decir cuántos son los niños que han sido afectados por esta emergencia. Cuántas son las mujeres, y poder así tener una idea más clara de cómo intervenir. Asi mismo estamos respondiendo de la manera más rápida posible. La oficina que es una oficina chica tiene dos ventajas es que el representante y el  representante adjunto tienen una larga experiencia en emergencias y la segunda ventaja es que la oficina, a pesar de ser chica, tiene un personal altamente motivado y muy interesado y dispuesto y disponible para hacer todo lo posible para poder responder inmediatamente y de la mejor manera posible a esta emergencia. Por supuesto, toda esta buena voluntad para esta emergencia no es suficiente porque hacen falta recursos., Recursos financieros porque las intervenciones de emergencia necesitan recursos y recursos humanos para apoyar en determinadas áreas más específicamente para que se puedan alcanzar los objetivos que se han fijado para poder ayudar en esta emergencia.”

Contamos con un seguimiento muy estrecho de la parte de la oficina regional que desde el inicio no es está acompañando y también en la de Ny y en la de Copenhague en lo que es suministros y también de los colegas de los clusters a nivel global en que UNICEF tiene el rol de coordinador. Nos  ayudan extraordinariamente para planificar nuestra actuación pero necesitamos gente, recursos y material aquí en Ecuador. Y esto nos permitirá mejorar y reforzar nuestras acciones junto al gobierno, a otros actores, a otras agencias de UN y esperamos que toda esta ayuda pueda llegar lo más rápido posible. La situación es grave, el 70% de la ciudad ha sido afectada. Muchas viviendas se han colapsado. Hay muchos problemas anivel de las estructuras como la de abastecimiento de agua y el alcantarillado. Se está investigando para conocer la situación y cómo responder a esta emergencia. Trabajamos estrechamente con las autoridades locales para responder lo más rápido posible y esto nos deja una esperanza para aliviar lo más rápido posible la situación de las víctimas de este terremoto, sobre todo las víctimas que están más graves, mujeres y niños.

Una funcionaria afirma “UNICEF está apoyando en la ciudad de Pedernales en el evento del terremoto que se dio el domingo en la noche. Ha sido muy impactante ver cómo la ciudad ha sido destruida. Si hablamos de porcentajes podemos decir que un 90% de la ciudad está destruida. Hay mucha afectación en los niños. Los niños  tienen temor de ingresar a sus casas porque sienten que se les va a caer el techo encima y también mucha angustia de pensar  y de ver  que sus escuelas han sido destruidas. Aquí hay 15 escuelas  y todas han sido destruidas. Y les preocupa mucho no poder regresar a clase. También se han donado mosquiteras al gobierno ecuatoriano, pensando en las mujeres ecuatorianas pensando en una epidemia del zika . También se han donado carpas, agua, pastillas para clorar el agua y ahora vamos a empezar un diagnóstico  para conocer más de cerca cual es la situación en que están niños, niñas y adolescentes para hacer un trabajo más cercano, sobre todo con la metodología que tiene UNICEF que es del retorno a la alegría que es apoyar a los niños para superar este shock psicosocial que tienen con un evento de esta magnitud.  ”


Leave a Reply

Your email address will not be published.