Una visita a la Fe de Valencia

La ‘catedral’ de la sanidad valenciana

Sin entrar en la labor y capacidad altamente demostrada y la buena atención que prestan, pese a las malas condicines laborales en las que tienen que trabajar los integrantes de este macro complejo, vamos a intentar realizar un recorrido, si no objetivo, por lo menos visual de estas instalaciones.

El nuevo hospital llama la atención por los largos desplazamientos que obliga a realizar para ir de un sitio a otro y los largos minutos que echarás si te confundes de pasillo , escalera o ascensor para llegar a tu destino.Si has ido a la puerta principal buscando urgencias después de conseguir aparcar, una vez dadas algunas vueltas de rigor, te has vuelto a confundir, rodea todo el edificio en un largo paseo que puede durar hasta siete minutos, para llegar a tu destino.

Para aquellos que pretendan realizar su desplazamiento por los pisos en ascensor, descubrimos estos, los elevadores, para viandantes, no para personal autorizado, en las esquinas de largos pasillos que terminan en una especie de puerta antipánico que debes averiguar que la puedes empujar y  no es una salida de emergencias para llegar a una sala, donde se encuentran los susodichos aparatos.

Nuestro recorrido empezará en la planta F, si has cogido bien el ascensor y no has terminado en la G. Nos avisan que tenemos que bajar a la planta primera, buscamos el ascensor de forma costosa y una vez localizado, nos adentramos en él para bajar a la  planta y qué nos encontramos a la salida, cuando las puertas automáticas se abren ¡nada! Llegamos a una planta o hall de la misma donde se encuentran dos puertas que no sabemos si podemos abrir y un rellano vacío. Así que decidimos, volver atrás, llegar hasta la planta baja del hospital y subir por las escaleras de nuevo,para poder llegar a la primera donde nos esperaban innumerables salas de espera, eso sí, después de encontrarla pregunta si tu mujer ya ha parido o si a tu familiar ya lo han operado, por que con lo que ha costado llegar igual te llevas la sorpresa y hecha migas de pan que luego tienes que regresar a la planta de salida ¡ madre mia!

Jardineras sin jardín y  tierra sin flores, señalizaciones erróneas y obras sin terminar. Un enorme cartel de La Fe que tapaba seis plantas inconclusas , un murete a medio hacer y unas vallas metálicas que interceden entre el edificio y el vacío. Eso sí un precioso hall antiestrés para que al paciente no le entre pánico, cuando entre y luego tenga que soportar la incansable espera en pequeñas salas preparadas a tal efecto y abarrotadas por las erróneas decisiones de nuestros políticos cerrando centros de salud, acortando horas y espacios.
Habitaciones individuales para una cómoda estancia del paciente y familares, si tienes suerte de poder disponer de una vacia y que no te toque estar en pasillos dentro de una cama portátil mas de 24h. . Catering a medida, comida sana y una botella de agua de 50cl. para todo el día, eso si a estas horas no la han suprimido del menú.
Macro complejo hospitalario, con tufillo y sensación que después de haberlo pagado todos está preparado para caer en manos privadas.
VLC Ciudad / Redacción

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.