Una empresa vinculada con el sobrino de Barberá facturó 440.000 euros al Ayuntamiento

Rita Barberá acepta declarar ante el juez por el supuesto blanqueo en el PP de Valencia.
image-370163
Según eldiario.es una empresa vinculada con el sobrino de Barberá facturó 440.000 euros al Ayuntamiento. De los audios que grabó el delator del ‘caso Taula’, Marcos Benavent, se desprende que Enrique Sospedra Barberá, sobrino de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se llevó adjudicaciones del Ayuntamiento de Valencia. “Oye, de aquí sacamos alguna cosilla, ¿no?, de todos estos, algo para el verano”, le dice la exconcejal de Cultura María José Alcón a Benavent, a lo que este responde: “De aquí, de Quique y del otro”. De esos dos Enriques, uno sería el sobrino de Barberá. El otro, Enrique Aleixandre, fue hasta hace poco gerente de Universo Selección. De ahí, parten las sospechas de la relación de dicha mercantil con Sospedra Barberá.

Según la fuentes consultados por eldiario.es, Universo Selección facturó 440.000 euros al Ayuntamiento de Valencia durante los años de mandato de Barberá. Parte de ellos provienen de la gestión de la atención al público de la Cripta Arqueológica de San Vicente Mártir de Valencia. Esta empresa tuvo en su poder la adjudicación entre los años 2002 y 2008. Facturó por esos servicios cerca de 4.446 euros al mes.

A escasos metros de esta cripta, se encontraba la sede de la Mostra de Valencia. Según las grabaciones que ahora están incluidas en el sumario del ‘caso Taula’, Alcón reconoce al ‘pentito’ Benavent que el Ayuntamiento contrató servicios de azafatas en eventos o ferias municipales a mercantiles vinculadas laboralmente con el sobrino de la exalcaldesa de Valencia. Y uno de esos eventos sería la Mostra de Valencia-Cinema del Mediterrani.

Benavent, en otro audio, le dice a Alcón: “Ahí puedes venderle a la jefa [en referencia a Barberá]: Mira, le he dado todo a tu sobrino”. En la conversación, al parecer, planean como manipular el sistema de puntuación de la adjudicación de la Mostra de 2006. La empresa favorecida sería Universo Selección. La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil registró el archivo municipal en busca de expedientes sobre las ediciones del 2005 y 2006.

Según fuentes municipales, se desconoce lo que Universo Selección facturó por este evento porque las cuentas no están informatizadas y la fundación a través de la que se hacían todas las gestiones no está activa. Un evento que está bajo sospecha judicial por las conversaciones registradas por el exgerente de Imelsa y hombre fuerte del expresidente de la Diputación de Valencia y exalcalde de Xàtiva, Alfonso Rus.

La UCO rastrea, además, empresas cercanas a Sospedra Barberá para esclarecer si actuaban de tapaderas para evitar sospechas. Y, así, que la exalcaldesa no cometiera ninguna incompatibilidad, ya que el Ayuntamiento no puede contratar con empresas de familiares de ediles de hasta cuarto grado. De hecho, y según datos del Registro Mercantil, Quique Sospedra no tiene a fecha de hoy ninguna empresa a su nombre. Solo en 2003 constituyó una sociedad denominada Enespa Telecom 03.

Relación con la agencia de comunicación de Barberá

Según publicó El Mundo, el sobrino de Barberá es muy conocido en el sector audiovisual y en las agencias de comunicación de Valencia. Tanto, que, según este rotativo, participó en la organización de la Japan Week. El evento estuvo bajo lupa judicial debido a un supuesto fraccionamiento de contratos en favor del grupo Trasgos, una agencia de comunicación que realizó las campañas del PP de Valencia, según los balances que presenta Génova ante el Tribunal de Cuentas. Presente en el sumario de la ‘Gürtel’, Trasgos es la empresa que más aparece en los papeles de Mari Carmen García-Fuster, la encargada de controlar las cuentas del grupo municipal del PP.

Otra agencia de comunicación que aparece vinculada con el ‘caso Taula’ es Engloba. Sin contar lo que facturó por la adjudicación de La Rambleta, la mercantil ha cobrado 175.000 por trabajos al Ayuntamiento de Valencia, según ha podido saber eldiario.es. Su propietario, Adolfo Vedri, participó de la aventura empresarial de Universo Selección. Posteriormente, se desvinculó de la empresa relacionado con el sobrino de Barberá.


Leave a Reply

Your email address will not be published.