Un recién nacido fue abandonado en un pesebre en Nueva York

Aún tenía el cordón umbilical cuando fue hallado en la escena navideña instalada en la iglesia Santo Niño de Jesús. Ocurrió a tan sólo un mes de la Nochebuena

0013816622
image-269547

El bebé todavía tenía el cordón umbilical cuando fue halladoCrédito: Christopher Ryan Heanue

El pesebre instalado en una iglesia de la ciudad de Nueva York se convirtió en viviente cuando apareció un bebé, con el cordón umbilical sin cortar, abandonado en el lugar reservado para el niño Jesús. El pequeño tenía entre cuatro y cinco horas, según las autoridades.

Ahora, la policía de la ciudad está buscando a la persona que lo dejó. Cámaras de seguridad captaron las imágenes de una mujer con una bolsa entrando y saliendo de la iglesia. Se cree que la madre podría vivir en el vecindario.

 

El pequeño fue hallado por un empleado de la iglesia Santo Niño de Jesús, en el barrio de Richmond Hill, en Queens. Estaba desnudo, envuelto en toallas, con sangre.

ESTABA DESNUDO, ENVUELTO EN TOALLAS, Y CON RESTOS DE SANGRE

El pastor de la iglesia, Christopher Heanue, escribió en la página de la parroquia en Facebook que el bebé era un varón y que pesaba poco más de 2,25 kilogramos.

Trabajadores de atención de emergencias llevaron al pequeño a un hospital, donde se encuentra en buen estado de salud.

Según la ley de Nueva York, un recién nacido puede ser dejado de manera anónima en una iglesia, hospital, estación de policía o de bomberos sin temor a enfrentar un proceso.

INVESTIGAN LAS CÁMARAS DE SEGURIDAD PARA HALLAR A LA PERSONA QUE LO ABANDONÓ

Pero el texto, conocido como Ley de Protección de Infante Abandonado, exige que el bebé sea dejado con alguien o que se informe a las autoridades de inmediato. La policía dijo que eso no ocurrió en este caso, por lo cual investigadores comenzaron a buscar a la persona que abandonó al recién nacido en la iglesia.

El recién nacido fue encontrado en un pesebre dentro de la iglesia ABC

Agentes estaban escudriñando el martes exhaustivamente el barrio alrededor de la iglesia, buscando cámaras de vigilancia que pudieran haber grabado algo que pueda utilizar la policía. Las autoridades dijeron que ademásestaban interrogando a posibles testigos para tratar de rastrear a la madre del bebé.

“Oremos por este niño”, escribió, “por sus padres y por quienquiera que lo reciba en su hogar”.

Michael Balsamo (para Associated Press)


Leave a Reply

Your email address will not be published.