Un mapa electoral azul, pero menos

descarga (2)
image-286306
Para los ‘populares’ se han cumplido los auspicios del CIS justo antes de la campaña electoral: el PP iba a ganar las elecciones del 20D -el sondeo preelectoral le daba un 28,6% de los votos y una estimación de 120-128 escaños en el Congreso- pero Rajoy necesitaría un aliado para poder mantenerse en la Moncloa. Sin embargo, el apoyo que podría obtener de Ciudadanos entonces, cuando los de Rivera eran terceros en las encuestas, ahora estaría lejos de servir ni para una investidura ni para garantizar eventuales mayorías parlamentarias.

Rajoy tendrá casi imposible revalidar mandato al tener pocas opciones para pactar y ante una posible alianza de izquierdas

Las expectativas, en ese sentido, no han cambiado, pero el PP de Rajoy se encuentra con una incómoda situación, la de estar en serio peligro de ser el único presidente de una única legislatura, a expensas de que las fuerzas de izquierda hallen una combinación ganadora.

Ese ambiente poco festivo se ha plasmado en la sede del PP en Madrid, donde se había desplegado su ‘balcón de la victoria’. Solo unas decenas de simpatizantes y militantes han acudido para seguir, banderas de España y del partido en ristre, los resultados de las elecciones. De fondo, música navideña, pero el ánimo está muy lejos de la euforia vivida en 2011.

Las cifras en escaños y votos del PP en 2015 están más cerca de las de un segundo puesto -Felipe González obtuvo 121 escaños y el 30% de los votos en 1979- que de las de un ganador. El PP pierde también en la comparación con la que era la victoria electoral más corta desde 1979, la que consiguió José María Aznar en 1996 con casi el 39% de los votos, que le dieron 156 escaños y le obligaron a pactar con CiU y PNV. Una aritmética ahora imposible por las actuales relaciones políticas y parlamentarias.

Es el resultado de una fragmentación del voto insólita en las Cortes españolas, que ha llevado a la entrada de nuevas marcas políticas que se han dividido el voto en la mitad izquierda y derecha del espectro ideológico y a debilitar la posición de los hasta ahora hegemónicos PP y PSOE.

En ese sentido, un mapa electoral con una victoria del PP en la mayoría de provincias y regiones de España muestra por debajo un debilitamiento muy notable del apoyo a los conservadores. El PP, no obstante, es la fuerza más votada en 39 provincias y 13 comunidades autónomas, todas menos Cataluña, País Vasco y Andalucía; en Extremadura ganan de nuevo en Cáceres, pero no en Badajoz.

El PP pierde un total de 1,4 millones de votos en Madrid y la Comunidad Valenciana respecto a 2011

El PP sigue siendo el partido más votado en la Comunidad de Madrid y en la Comunidad Valenciana, sus principales bastiones electorales, pero en ambos ha perdido gran cantidad de votos y representación. En Madrid se deja siete escaños (suma 12) y en la levantina pierde nueve (logra 11). Entre ambas, ha cedido casi 1,4 millones de votos desde las últimas generales.

Más todavía, cerca de 800.000 votos, ha dejado de recibir el PP en Andalucía, donde consigue 12 escaños menos que en 2011, 21 frente a 33 de hace cuatro años. Los ‘populares’ han dejado de ser la provincia más votada en Cádiz, Huelva, Córdoba, Jaén y Granada. Debido a los 16 puntos que ha cedido en la comunidad más poblada de España, el PSOE vuelve a ser el partido más votado en Andalucía, como ya pasó en las autonómicas de marzo y en las municipales de mayo.

Y aunque no lo sea en términos absolutos, la pérdida más significativa de apoyos es la que ha sufrido el PP en Cataluña, donde ha recibido la mitad de los votos que hace cuatro años, al pasar de 700.000 votos a apenas 400.000, de ser la tercera fuerza, con 11 escaños, a la última, con cinco, por detrás de Ciudadanos.

De entre las comunidades que más escaños aportan, el PP aguanta el tipo en Galicia y Castilla y León en estas elecciones generales, donde pierde cinco y cuatro escaños, respectivamente, respecto de los resultados conseguidos en 2011. En Galicia, consiguen el 37% de los votos y 10 escaños. En Castilla y León, logran el 39% de los votos y 17 diputados.


Leave a Reply

Your email address will not be published.