(iStock)

(iStock)

Un ensayo con ideas contrarias a la diversidad de género enviado por un ingeniero de Google al resto de sus compañeros ha generado un debate sobre la discriminación en el trabajo que tiene hoy divididos a los empleados de la firma tecnológica.

Perfil estadístico de los empleados del área tecnológica de Google (Bloomberg)

Perfil estadístico de los empleados del área tecnológica de Google (Bloomberg)

El documento, titulado “La cámara de resonancia ideológica de Google” y obtenido por el portal especializado Gizmodo, critica las iniciativas favorables a las minorías dentro de la compañía y considera que es más importante fomentar la diversidad ideológica.

En este sentido, el autor achaca la desigual representación de las mujeres en puestos de tecnología o de liderazgo a “causas biológicas” que inducen una diferente distribución de “preferencias y habilidades en hombres y mujeres”.

“Necesitamos dejar de asumir que las brechas de género implican sexismo”, argumenta el ingeniero desde el anonimato, a la vez que sugiere “dejar de alienar a los conservadores”, que “se quedan en el armario para evitar hostilidades abiertas”.

La propagación del manifiesto a nivel interno entre los trabajadores este fin de semana suscitó principalmente críticas y obligó a la recientemente nombrada vicepresidente de Diversidad, Integridad y Gobernanza de Google, Danielle Brown, a pronunciarse.

Danielle Brown, la nueva vicepresidente sobre diversidad, se puso en contacto poco después con los empleados de la compañía para aclarar la postura de Google con respecto al tema (Foto: Bloomberg)

Danielle Brown, la nueva vicepresidente sobre diversidad, se puso en contacto poco después con los empleados de la compañía para aclarar la postura de Google con respecto al tema (Foto: Bloomberg)

Brown, que defendió la diversidad y la inclusión como valores esenciales en el éxito empresarial, concedió que para crear un “entorno abierto e inclusivo” aquellas personas con opiniones políticas diferentes deben sentirse seguras a la hora de expresarse.

No obstante, en el caso de Google, matizó que ese discurso “debe alinearse con los principios de contratación igualitaria” que rigen las leyes y políticas antidiscriminatorias y el código de conducta interno.

“Cambiar una cultura es duro, y a menudo incómodo. Pero firmemente creo que Google está haciendo lo correcto y por eso tomé este trabajo”, dijo Brown, que remitió a las estadísticas demográficas de la firma.

En conjunto, Google emplea globalmente a un 31% de mujeres, proporción que se reduce al 20% en puestos relacionados con la tecnología y al 25% en los de liderazgo, según datos de enero. Esta reducida representación femenina no es una excepción entre los grandes nombres de Silicon Valley.

Por este motivo, en los últimos meses, algunas tecnológicas han decidido atajar los sesgos de género y, en mayor instancia, el sexismo, desde puestos de responsabilidad, como es el caso de Google, o el de Uber, que fue sacudida por una investigación sobre casos de acoso sexual internos.

Danielle Brown, de Google, emitió el siguiente comunicado en respuesta al memo interno del empleado:

Googlers,

Soy Danielle, la nueva VP de Diversidad, Integridad y Gobierno de Google. Empecé hace sólo un par de semanas y esperaba tomarme otra semana antes de presentarme. Pero dado el acalorado debate al que hemos asistido en los últimos días, me siento obligada a decir unas palabras.

Muchos de vosotros habéis leído un documento interno compartido por alguien de nuestra organización de ingeniería, en el que se expresan puntos de vista sobre las habilidades naturales características de los distintos géneros, además de sobre si se puede o no hablar libremente de estas cosas en Google. Como muchos de vosotros, me pareció que defendía suposiciones incorrectas sobre género. No voy a enlazar el documento aquí ya que no es un punto de vista que yo misma o la compañía apoye o promueva.

Diversidad e inclusión son una parte fundamental de los valores y la cultura que queremos cultivar. Estamos convencidos de que nuestra creencia de que la diversidad y la inclusión es clave para nuestro éxito como empresa, y continuaremos comprometidos en nuestra defensa a largo plazo. Tal y como Ari balogh dijo en su publicación en G+, “Construir un entorno abierto e inclusivo es el núcleo de lo que somos y es lo correcto”.

Google ha tomado una fuerte posición frente a este problema, publicando sus datos demográficos y creando una compañía con objetivos enfocados en la diversidad y la inclusión. Posiciones fuertes generan reacciones fuertes. Cambiar una cultura es difícil, y muchas veces es incómodo. Pero creo firmemente que Google está haciendo lo correcto, y es por este motivo por lo que acepté este puesto.

Parte de construir un entorno abierto e inclusivo significa fomentar una cultura en la que aquellos con puntos de vista alternativos, incluyendo posiciones políticas diferentes, se sientan seguros compartiendo sus opiniones. Pero ese discurso necesita estar en la línea de los principios de igualdad de empleo recogidos en nuestro código de conducta, políticas y leyes anti-discriminación.

He estado en este sector mucho tiempo, y puedo asegurar que nunca he trabajado en una empresa que tenga tantas plataformas para que sus empleados puedan expresarse -TGIF, Memegen, internal G+, miles de grupos de discusión. Sé que esta conversación no termina con mi correo de hoy. Espero seguir escuchando vuestros puntos de vista mientras me instalo y voy conociendo Googlers de toda la compañía.

Gracias,

Danielle