Un hombre en estado grave tras ser picado por medio millar de abejas

Un hombre en estado grave tras ser acribillado por medio millar de abejas en un pueblo de Salamanca

Un hombre de 85 años está hospitalizado en estado grave tras la picadura de centenares de abejas. Ha ocurrido en un pueblo de Salamanca.
Según ha relatado a Efe el teniente de alcalde del pueblo, Faustino Hernando, el herido, Julián Perancho, ha aparecido inconsciente en la afueras del casco urbano tirado junto al puente de Las Suertes.

El octogenario había salido en la tarde del sábado a dar un paseo por la zona denominada de La Serrana, un paraje escarpado de monte bajo, cuando un enjambre de abejas le picó por todo el cuerpo.

descarga (4)
image-192434

“Al menos, tenía, sobre todo por la cara y en la cabeza, quinientas picaduras”, ha asegurado Hernando.

Un chatarrero que pasó por el puente vio al hombre inconsciente y dio la voz de alarma en el pueblo para que avisaran al Servicio de Emergencias.

Hasta allí acudió un equipo de la UVI Móvil de Ciudad Rodrigo, que estuvo atendiendo al herido en el lugar del suceso durante casi una hora.

“Le han quitado decenas de aguijones que tenía clavados por todo el cuerpo y cuando le quitaban la ropa no dejaban de salir abejas”, según han relatado los propios vecinos que acudieron a socorrer a Julián Perancho.

Tras ser estabilizado y con la cara muy desfigurada e hinchada a causa de las picaduras, el octogenario ha sido trasladado hasta el Complejo Hospitalario de Salamanca.

El herido es un hombre natural de Serradilla del Arroyo, aunque está empadronado en Avilés, donde trabajó hasta la jubilación.

Serradilla del Arroyo es un pueblo del sur de Salamanca, ubicado en la comarca de Ciudad Rodrigo y perteneciente al Parque Natural de Las Batuecas y donde es habitual la práctica de la apicultura.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.