Un equipo alemán perdió 43-0 y terminó con un portero detenido

 

Un partido de la línea amateur de Alemania terminó de la manera más insólita: no solo que llegaron a hacerse 43 goles contra 0, sino que además el arquero terminó detenido por presunto fraude.

arquero
image-425167

Marco Kwiotek, portero del SV Vonderort, fue trasladado a la comisaría más cercana para ser interrogado, ni bien terminó el partido ante PSV Oberhausen. En el momento se creía que la decisión había sido tomada por las autoridades futbolísticas o para llegar a fondo en el por qué erró… 43 veces en atajar una pelota.

 

Lo curioso es que, a la hora de que lo llevaran a la comisaría, el arquero fue liberado sin que le tomaran declaración. Sin conocerse las causas, fuentes cercanas a la investigación aseguran que estaría vinculado a cuestiones que tienen que ver con los refugiados. Esto tiene sentido ya que en el plantel se presentan varios refugiados provenientes de Siria, Irak y Guinea.

 

¿Será que tenía en la cabeza algunos problemas privados que hicieron que no esté enfocado en el juego? No lo sabemos, pero su equipo se fue llorando… y sumamente avergonzados.


Leave a Reply

Your email address will not be published.