En medio de un fuego cruzado, se introducen los testimonios en un documental que busca retratar el sueño americano que no tiene esta vez un final feliz. “Fue una oportunidad para saber cuál es el lugar del dinero en el denominado sueño americano a través de la lente que refleja el conflicto corporativo y una historia que tiene ramificaciones en todo el mundo y que conecta con las vidas del ciudadano de a pie”, explica el realizador y guionista Ted Braun.

Aunque Herbalife no participa de modo activo en el documental, el realizador cubre ese vacío con material de archivo, utilizando entrevistas e intervenciones públicas de sus directivos. Lo que junto a los criterios de ex distribuidores, ayuda a explicar cómo funcionan las empresas multinivel.

“Se volvió una obligación poner a la audiencia en los zapatos de muchas personas envueltas en estos complicados conflictos. Era muy importante para mí que vieran y entendieran cómo era el mundo desde el punto de vista de los distribuidores y ejecutivos de Herbalife”, afirmó Braun.

El documental ha recibido numerosos premios, entre ellos, una mención especial del jurado en el festival de Tribeca a mejor investigación cinematográfica en 2016. Ello ha suscitado la polémica entre los ejecutivos de Herbalife, una compañía con presencia en 95 países y una red de 3,2 millones de distribuidores, que abiertamente boicoteó la proyección del filme en la Galería Nacional de Retratos, en Washington, en octubre pasado. El director de la cinta denunció que la abogada Heather Podesta y socios de su firma de cabildeo compraron 173 entradas, la mitad de la sala para dejar los asientos vacíos durante la exhibición.

A pesar de los intentos de sabotaje, Betting on Zero se mantuvo como el documental más visto en iTunes durante las primeras tres semanas de abril cuando se produjo su lanzamiento.

En el documental, Herbalife es acusado de enfocar su negocio en la comunidad de inmigrantes y de llevar su modelo a países en vías de desarrollo. Ejemplos como los del ecuatoriano Julio Ulloa, quien abandonó su negocio de construcción en 2012, para montar un club nutricional que promocionaba la marca y compraba mercancía valorada en miles de dólares, muestran cómo cientos de miles de latinos en los Estados Unidos perdieron entre USD 8.000 y USD 22.000.

El documental cuenta cómo la investigación que realizó la Comisión Federal de Comercio de los EEUU encontró cuatro faltas de prácticas comerciales y engañosas, por lo que la compañía pagó USD 200 millones a casi 350.000 personas que perdieron dinero en la adquisición de suplementos nutricionales.

Información técnica
Duración:  1:44:16.
Dirigida por Ted Braun.
Lenguajes disponibles: inglés (idioma original)/español (subtitulado).