El Zika en España es “posible pero poco probable”

El virus del zika fue descubierto por primera vez en monos en Uganda en 1947. Su nombre proviene de la selva de Zika, donde fue descubierto. Es originario principalmente de la zona tropical de África, pero también se han detectado brotes en el sureste de Asia y las islas del Pacífico. Apareció en Brasil hace años y, desde entonces, se conocen casos en muchos países de América Latina y el Caribe.

El Ministerio de Sanidad ha confirmado la existencia de nueve casos de contagio por el virus del Zika en España, incluido el de una embarazada. En todos ellos se trata de personas que han contraído la enfermedad después de haber visitado países afectados, por lo que son casos importados.

descarga (4)
image-316537

Según Sanidad, los casos de virus del Zika diagnosticados hasta el momento en España entran dentro de lo previsto por los epidemiólogos y no suponen un riesgo de propagación del virus en el país. El Ministerio trabaja en coordinación con las comunidades autónomas para elaborar un protocolo conjunto de actuación. Está previsto que se apruebe el próximo día 10 de febrero en la comisión de Salud Pública.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) ha asegurado que en España es “posible, pero poco probable” que el virus Zika se contagie porque pese a que hay mosquitos tigre que pueden transmitirla se tienen que dar unas condiciones que es difícil que se den.

¿Cómo podría transmitirlo el mosquito tigre?

En general, el virus necesita un vector (un medio de transporte), que es el mosquito, para infectar a las personas. De momento, la ola de zika en América Latina se ha producido por la acción del mosquito Aedes aegiptyen el que el virus se replica más rápido que en el mosquito tigre (Aedes albopictus), que llegó a España como especie invasora procedente del sudeste asiático.

Existen mosquitos tigre en el litoral mediterráneo, País Vasco y Aragón, que en determinadas condiciones podrían transmitir el virus del Zika. Pero en el mes de febrero este insecto se encuentra inactivo. Su periodo habitual de actividad abarca desde mayo hasta noviembre, coincidiendo con los meses menos fríos del año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el aumento de la temperatura del planeta debido al cambio climático puede alterar este ciclo.

Para una transmisión eficaz, el mosquito tigre debe picar a una persona infectada y en fase virémica (con suficiente carga de virus en la sangre), y además reproducir dentro de sí mismo el virus antes de picar a otra persona. La probabilidad es muy baja, aunque no imposible.

El problema en España podría llegar a partir de la primavera, que es cuando el mosquito que transmite la enfermedad está activo, si bien “para entonces ya se habrán establecido medidas de control en las comunidades españolas donde está el mosquito, como ya se hizo el año pasado con el virus del Chikungunya”, asegura Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

Asimismo, en especial tras la alerta de emergencia declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se están implementando medidas de control en las zonas afectadas, por lo que Simón confía en que “de aquí a algunas semanas la transmisión baje mucho, por lo que se reduciría la probabilidad de importación de casos y también la de transmisión interna”.

Relaciones sexuales y vía sanguínea

Además de por la acción de los mosquitos, el virus del Zika también se puede propagar por vía sexual y sanguínea, aunque se trata de mecanismos muy poco frecuentes de contagio.

Recientemente, se ha detectado un caso en Estados Unidos transmitido por vía sexual, después de que la persona contagiada mantuviera relaciones con un enfermo que se había infectado en un país extranjeroHasta ahora, solo se había documentado un caso de transmisión del zika por vía sexual en 2008 y otro caso en el que el virus hubiese sido detectado en el semen, en 2013.

El zika también podría transmitirse por vía sanguínea, pero es un mecanismo igualmente inusual. Las autoridades del país más azotado por este virus, Brasil, acaban de reportar un caso de transmisión a través de una transfusión de sangre. Esta vía de contagio también estaba registrada en la literatura médica.

Para evitar contagios por vía sanguínea, se deben seguir las recomendaciones habituales para realizar transfusiones seguras. En este sentido, el sistema sanitario español cuenta con plenas garantías.

Una enfermedad leve

El virus del Zika no es una enfermedad grave. Entre un 70% y un 80% de los pacientes la pasa de forma asintomática. Cuando sí presenta síntomas, éstos son leves; como fiebre, dolores de cabeza, dolores articulares y musculares… Para combatirlos, basta con un tratamiento sintomático.

Pero quienes pueden tener mayor riesgo son las mujeres embarazadas. La comunidad científica internacional sospecha que los miles de casos de microcefalia y decenas de muertes de bebés con malformaciones congénitas en Brasil están relacionados con el zika, aunque de momento solo se ha podido comprobar en unos pocos casos. La Organización Mundial de la Salud sigue realizando estudios a contrarreloj para establecer evidencias sobre la posible transmisión de la madre al bebé del virus y sus posibles efectos sobre el bebé.


Leave a Reply

Your email address will not be published.