Un agricultor, imputado por provocar con una máquina el incendio de Òdena, en Barcelona

Valencia noticias |Agencias. Barcelona. El incendio forestal que este domingo se declaró en el municipio barcelonés de Òdena fue accidental y lo originó la manipulación de una picadora de paja por parte de un vecino del municipio, que ha sido imputado por un delito de incendio forestal.

El hombre, de 59 años y nacionalidad española, se ha presentado de forma voluntaria este lunes en una comisaría de los Mossos d’Esquadra, donde ha reconocido que estaba manipulando una picadora de paja cuando se inició el fuego accidentalmente, han informado los Bomberos de la Generalitat en un comunicado.

Un agricultor, imputado por provocar con una máquina el incendio de Òdena, en Barcelona
image-207616

Según han informado este lunes los Mossos d’Esquadra y los Agentes Rurales, las informaciones iniciales aportadas por los testigos sobre la posible área de inicio del incendio, entre los que se encontraba el presunto causante del fuego, presentaban contradicciones con los indicios recogidos por los agentes rurales.

Posteriormente, el presunto causante, que no se dedica a la agricultura como trabajo principal, cambió las manifestaciones que hizo en un primer momento a los agentes rurales. No ha quedado detenido y será citado a declarar ante el juez cuando los Mossos tramiten el atestado.

El fuego está casi estabilizado y no avanza

El mayor incendio forestal de este año en Cataluña está a punto de ser estabilizado por los bomberos que, ayudados por 130 dotaciones terrestres y 11 medios aéreos, han participado en su extinción, tarea favorecida por un descenso de temperaturas, un aumento de la humedad y un viento flojo.

Las condiciones climatológicas, que han impedido el avance del fuego, ha permitido que muchas personas evacuadas hayan podido regresar a sus domicilios, como los 72 niños que estaban de colonias en la casa Can Puig de Sant Salvador de Guardiola, que a media mañana han regresado a la casa para seguir sus vacaciones tras pasar la noche en el pabellón Congost de Manresa.

Un total de 1.235 hectáreas quemadas

Según datos del Cuerpo de Agentes Rurales, el incendio ha afectado a una superficie de 1.235 hectáreas, y la mayor parte de la superficie quemada, unas 890 hectáreas, son zonas arboladas.

Las otras zonas afectadas son 186 hectáreas de cultivos, 127 de matorrales, 19 de pastos, 10,4 de terreno urbano y 2,7 de terrenos improductivos.

El municipio más afectado por el incendio es El Bruc (Barcelona), con 628 hectáreas; seguido del de Castellfollit del Boix, con 434; Sant Salvador de Guardiola, con 128; Òdena, con 38 hectáreas, y Castellolí, con algo más de 7 hectáreas.

Tanto los centros de acogida instalados en El Bruc y en Manresa, en este caso el pabellón polideportivo Congost, ya han cerrado porque no se prevé que sea necesario atender a más personas.


Leave a Reply

Your email address will not be published.