Un 30 por ciento de los incendios forestales ocurridos en la Comunitat Valenciana son intencionados

En la Comunitat Valenciana, alrededor de un 30 por ciento de los incendios forestales que se producen son intencionados, con una superficie afectada del 22 por ciento. Es la provincia de Alicante la que tiene un mayor índice llegando a igualarse en número con los producidos por negligencias y causas accidentales, un 44 por ciento, y superándoles con respecto a la superficie quemada. En Castellón, es del 18, porcentaje que vuelve a subir en la provincia de Valencia, donde se sitúa en el 34 por ciento.

A pesar del alto índice de incendios intencionados, los motivos por los que se producen son supuestos, dado que en la mayoría de los casos es muy difícil identificarlos.

Aún así, las motivaciones más importantes suelen estar orientadas a la obtención de beneficios directos, como aquellos provocados para facilitar la caza, obtener salarios en la extinción o repoblación, provocar una bajada en el precio de la madera, intentar modificar el uso del suelo, forzar resoluciones de consorcios, favorecer la producción de productos del monte o aquellos que son provocados por delincuentes para intentar huir. Pero también hay quien está interesado en arrasar el monte para hacer daño a otras personas y vengarse u obtener alguna prevenda general, como evitar el acotamiento de la caza, rechazar la creación o existencia de espacios naturales protegidos, así como por represalias e, incluso, provocados para crear malestar social.


Leave a Reply

Your email address will not be published.