Treinta hombres violan a una menor en Brasil y se jactan publicando el vídeo de la barbarie en Twitter

La joven fue localizada por la Policía en la madrugada de este jueves y conducida a un hospital para los respectivos exámenes médicos y periciales, antes de que los investigadores responsables por el caso la escucharan.

La violación colectiva es investigada desde el miércoles cuando numerosas personas denunciaron la circulación de un vídeo en las redes sociales en la que la joven aparece desnuda y desmayada, con sus órganos genitales sangrando, mientras que el autor de la grabación comenta que fue violada por al menos 30 personas.

En sus declaraciones a la Policía, filtradas por varios portales, la menor ha dicho que fue drogada y violada por varios hombres tras haber ido el sábado pasado a casa de su novio en Jacarepaguá, un barrio en la zona norte de Río de Janeiro.

Se despertó desnuda, dopada y entre hombres armados

Agrega que no recuerda bien lo ocurrido desde entonces pero que en un momento en que despertó, ya el domingo, percibió que estaba desnuda y dopada en una cama en una habitación con 33 hombres, algunos de los cuales armados con fusiles y pistolas, en una vivienda de una favela.

Asegura que no sabe cómo llegó hasta ese lugar o quién la condujo, y que cuando tuvo condiciones huyó de la habitación sin enfrentar ninguna resistencia. La menor ha admitido que era usuaria de drogas alucinógenas pero alegó que desde hacía un mes que no usaba nada.

En el hospital en el que ha sido examinada, la adolescente ha sido medicada para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual y un posible embarazo. Igualmente ha sido sometida a diversos exámenes ginecológicos y a evaluación psicológica.

Los familiares de la adolescente aseguraron que ella estaba desaparecida desde el fin de semana cuando anunció que saldría a reunirse con amigos, algo que al parecer era recurrente. Avisada por familiares de que la menor había regresado a casa, la Policía decidió trasladarla este jueves a un hospital para exámenes periciales, ya que abrió una investigación sobre la violación colectiva y también sobre su divulgación por Twitter.

Oleada de denuncias y protestas

La circulación del vídeo generó numerosas protestas, principalmente de grupos feministas, que exigieron una inmediata y exhaustiva investigación. El Ministerio Público ha recibido cerca de 800 denuncias y la propia dirección de Twitter bloqueó el vídeo para impedir su circulación, así como la cuenta que inicialmente lo divulgó.

El Ministerio Público ha advertido de que también investigará a las personas que compartieron el vídeo en las redes sociales y a las que hicieron comentarios denigrantes por tratarse igualmente de crímenes.

El Colegio de Abogados de Brasil ha difundido un comunicado en el que transmite su “más profundo repudio al acto de barbarie, una violación colectiva con agravantes de crueldad y una humillación que fue perpetuada con su exposición en las redes sociales”.

La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos del Concejo Municipal, por su parte, exigió rapidez y rigor en las investigaciones y en la identificación y la sanción a los responsables del “acto de barbarie y cobardía”.

“La agresión a esta joven es también una agresión a todas las mujeres”, alega el organismo en una nota en que recordó que en Río de Janeiro se registran unas 15 violaciones por día sin contar los casos que no son denunciados.

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, ha manifestado su repudio en un mensaje en Twitter en el que asegura que “es inaceptable que crímenes como este sigan ocurriendo”. “Necesitamos combatir, denunciar y sancionar este crimen”, añade en la red social.


Leave a Reply

Your email address will not be published.