“Traidores”, “golpistas”, “tejeros” o “no es no”, gritan los afínes a Sánchez

 
3741063-1
image-424882
AGENCIAS Tensión a las puertas de la sede del PSOE, en la calle Ferraz, donde el PSOE se enfrenta a un más que decisivo Comité Federal con dos bandos enfrentados formados por los que apoyan a Pedro Sánchez y quienes ya no le reconocen como secretario general, sector liderado por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, tras las dimisiones de los 17 miembros de la Ejecutiva federal.

Más de un centenar de militantes y simpatizantes socialistas han increpado y lanzado insultos como “traidores”, “golpistas” o “tejeros” a los dirigentes críticos con Sánchez a su entrada como Eduardo Madina, Guillermo Fernández Vara, Javier Lambán o José María Barreda, a los que han invitado a afiliarse al PP. La calle Ferraz ha tenido que ser cortada al tráfico por la policía, que ha tenido que intervenir para poner orden.

Ningún periodista ha podido entrar al interior y el secretismo es tal que han tintado los cristales de la puerta de entrada para que no se vea nada del interior.

Con gritos de fondo como “no es no” han entrado en la sede socialista muchos de los integrantes de ese comité. Los militantes se han apostado en la sede desoyendo el llamamiento realizado este viernes desde el partido, pidiendo que no se acudiera a protestar a Ferraz. “Iros a Génova” ha sido otro de los gritos lanzados a los críticos.

Los manifestantes también han dedicado insultos a Díaz y también contra el expresidente del Gobierno Felipe González, calificado de “chivato” y “golpista” en un carteles.

Los barones del PSOE son la mafia“, se podía leer en el cartel que portaba el activista Lagarder Danciu, famoso por reivindicar los derechos de los sin techo reventando actos de diferentes partidos políticos. También ha acudido a Madrid Francisco Gómez, el militante socialista que el pasado miércoles se encadenó a la sede del PSOE de Mérida en apoyo a Pedro Sánchez.

“Yo voté al PSOE, no al PP”, se exhibía en otra pancarta de los militantes y simpatizantes. El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha sido recibido con ovaciones y proclamas como “Pedro, amigo, el PSOE está contigo”.

Otros dirigentes, como la presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, leal a Sánchez, han sufrido la confusión de los increpantes, que en algunos casos no diferenciaban entre partidarios y detractores de Sánchez y han abucheado sin distinción a todos los miembros del Comité Federal que han llegado a pie.

Sánchez y Díaz entran por el garaje

Pedro Sánchez y Susana Díaz han evitado a la prensa entrando a la sede en coche por el garaje. Primero lo ha hecho la andaluza, mientras el líder del PSOE ha llegado pocos minutos antes de las 9.00, hora a la que arrancaba la reunión.

Han querido evitar así a las decenas de periodistas apostados a la puerta de Ferraz, que muchos han querido evitar en un día que quedará marcado en la historia del PSOE.

A última hora de este viernes, Sánchez compareció para abrir, por primera vez, la puerta a su salida si el PSOE aprobaba abstenerse en la investidura de Rajoy. Su objetivo es convertir el comité en un debate político e ideológico y aprobar las fechas propuestas para las primarias y el Congreso, mientras que sus detractores quieren que se forme la gestora y dejar el Congreso para más adelante.

Dada la tensión fuera de la sede, han sido más los afines a Sánchez los que se han atrevido a hablar con la prensa.

Críticos y partidarios esperan que el PSOE encuentre una salida

El expresidente del Congreso y secretario de Acción Política del PSOE, Patxi López, afín a Sánchez, ha apelado a la entrada a la “serenidad”, la “sensatez” y la “cordura” en los momentos previos al inicio del Comité Federal del partido, del que espera un debate que dé respuesta y soluciones a los problemas de los ciudadanos.

“Espero que ahí dentro lo que hagamos es pensar en los miles y miles de personas que esperan a un Partido Socialista que dé respuestas y soluciones a sus problemas”, ha agregado, para añadir que espera que haya un PSOE que sea “alternativa” a una derecha “que siembra sufrimiento” y que sea un partido socialista “fuerte y unido”.

Otro de los afines a Sánchez, Miquel Iceta, ha mostrado su confianza en que los socialistas sepan encontrar “un camino para salir del atolladero”.
En declaraciones a los medios, Iceta ha asegurado que afrontan la reunión con “tranquilidad, serenidad y ganas de compartir”, para que “todo el mundo pueda expresarse y se imponga respeto entre todos”, de modo que se pueda “decidir un camino para salir del atolladero”.

También ha hablado a las puertas uno de los más críticos con Sánchez, el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara, que confía en que su partido “esté a la altura de los acontecimientos”. A su llegada, ha explicado que, mientras desayunaba en un bar, un señor le ha pedido que sean “conscientes” de lo que es su partido para este país.

Más clara ha sido la exsecretaria de Organización del PSOE-M, Maru Menéndez, que ha deseado que se designe una comisión gestora que dirija el partido “en los próximos días y meses” hasta la celebración de un congreso. Maru Menéndez considera que “ahora mismo” los socialistas están “sin ejecutiva y sin secretario general”.

El miembro del Comité Federal del PSOE José Antonio Pérez Tapias, que disputó con Sánchez y Madina la Secretaría General en las primarias, ha asegurado que “todos” saben quienes han sido los secretarios territoriales que han llevado a cabo el “movimiento conspiratorio” y ha afirmado que no han presentado una “dosis de lealtad mínima”.

El senador autonómico y expresidente aragonés Marcelino Iglesias ha expresado hoy su confianza en el “sentido común” de la militancia del PSOE para solventar los “momentos de dificultad” que está atravesando la formación.


Leave a Reply

Your email address will not be published.