Telepigramas

timthumbJosé Antonio Palao.

Profesor del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Jaume I de Castelló. 

  1. Me da verdadera grima ver a Llamazares implorando por su pesebre. No se unan con Podemos, por favor, que entonces no tendré a qué escañito agarrarme en toda España.
  2. ¿La gran operación Podemos va a quedarse en un golpe de estado extra-estatutario en Izquierda Unida? ¿Se trataba de conseguir desde el exterior lo que se les había resistido años en el interior?
  3. Podemos sigue con su juego de tablero. Ahora que ya tiene copada la silla izquierda de la timba, de lo que se trata es de recortar toda alternativa ético-política que no los contenga en su núcleo. Vamos una estrategia vírica, de las de toda la vida. Primero, fue con las fuerzas periféricas, ahora ya a por IU. La cosa es que al votante de izquierdas no le quede otra que votar “con” ellos. Ojo, porque el PSOE sigue existiendo. Y con tanto querer cercarlo y ponerlo en evidencia, lo que se está consiguiendo es aburrir al personal. Mucho. Los felipobonodiacistas, relamiéndose.
  4. Al final, a quien tendremos que estarle agradecido los izquierdistas de este país es a Rajoy. Parece que su presencia es lo único que ha podido evitar un tripartito hispaneoliberalsoberanista. Bueno.
  5. El gran enigma de la política actual, para mí, es Montoro. ¿Qué hace este tío? En serio. Se está dedicando a acorralar, multar, encarcelar y filtrodifamar a todos sus antiguos jefes y actuales compañeros, liderando el cerco a Rajoy y a la vieja guardia del PP. Curioso, ¿no? Igual es el único que no ha robao y está actuando por venganza, rabia y envidia desde su covachita de poli(tico/cía, aunque suena mejor policiático)-burócrata. Pero este ser el principal agente de algo que ya hace meses que es obvio, que el IBEX35 y los grandes capitales españoles van a por Rajoy, resulta extrañamente innatural. Y ahí sigue, empujando a Soria, multando a Aznar, encarcelando a los que puede. Va en contra de mi convicción de que no hay nada más allá de lo obvio, de que en nuestra época, más información equivale a más ruido (papeles y leaks, papeles y leaks, ¡qué mareo!) pero en esta frenética actividad estaloricheliana de Montoro parece que hay gato encerrao. Igual, el de Schrödinger, que está vivo y muerto a la vez. Eso explicaría las incuestionables paradojas conductuales de este muerto viviente que es nuestro Ministro de Hacienda, tan obediente a Bruselas, tan ladino con sus compadres. Obviamente, su semblante mefistozombivampírico acompaña bien estas sospechas de que no está ni vivo ni muerto (o las dos cosas a la vez).
  6. Y, nada, que aquí seguimos, telepigrafiando, porque las élites, como siempre multidivididas en su izquierdita y en su derechita, están todo rato ocupando el tablero y la pantalla y no nos dejan adintragrafiar. En estas circunstancias, el silencio es una tentación casi irresistible. Valgan como sucedáneos la intermitencia y la brevedad. Eso, sí gongorinas. La oscuridad, si breve, dos veces desenmascaradora.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.