La aviación israelí atacó el martes posiciones del ejército sirio tras la caída de un proyectil procedente de Siria en la parte de los Altos del Golán controlada por Israel, indicó el ejército israelí.

Se trata del cuarto incidente de este tipo en la región en nueve días, en el contexto de un alto al fuego acordado por Estados Unidos y Rusia en suelo sirio que comenzó el lunes.

El ataque iba dirigido contra “posiciones de artillería del régimen sirio en el centro de la meseta del Golán”, en respuesta a un “proyectil” que cayó el lunes sin provocar víctimas, dijo el ejército en un comunicado.

Un portavoz militar explicó que la caída de este proyectil probablemente no fue intencionada y era consecuencia del “conflicto interno” en Siria.

El ejército israelí considera al gobierno sirio responsable de los disparos que salen de su territorio, sea cual sea su origen.