Suben un 75% en un año las llamadas por acoso escolar en España

El informe, presentado este martes 26 de abril, alerta además de que siete de cada diez víctimas sufren acoso a diario y el 40% desde hace mas de un año. Desde 2009, las llamadas a este recurso de ANAR (900 202 010) -atendido por 200 psicólogos las 24 horas del día, todos los días del año- se han cuadruplicado, pasando de 154 en ese año a 573 en 2015.

El 46% de los casos de acoso gestionados por la Fundación ANAR lo sufrieron chicos y chicas de entre 11 y 13 años, pero los autores del trabajo llaman la atención sobre el inicio de este problema que se da ya en niños a partir de los siete años.

Además, existe un 30% de niños y adolescentes que asegura no se lo cuenta a sus padres porque no quieren preocuparles, porque sienten miedo o porque temen una sobrerreacción de los padres ante el colegio o con los acosadores. Aunque el 86% se lo llega a contar a alguien, hay un 10% no le ha transmitido a nadie que sufre este problema.

“Este incremento progresivo de casos con desenlace fatal -suicidio- ha provocado que haya una mayor conciencia ciudadana y llamen más para pedir ayuda. También las nuevas tecnologías han generado que se den casos cada vez más graves porque permiten que el acoso hasta el dormitorio del menor”, según ha explicado el director de Programas de la Fundación ANAR, Benjamín Ballesteros.

La atención mediática incrementa las denuncias

El documento pone de manifiesto que cuando aparecen en los medios de comunicación sucesos graves relacionados con posibles casos de bullying, se produce un incremento elevado de las llamadas al teléfono ANAR, sobre todo de profesores y padres de alumnos, para informarse sobre protocolos de actuación, pero también de niños y adolescentes “con un alto nivel de ansiedad por sentirse objeto de acoso”.

Este informe advierte de problemas y dificultades asociados al acoso escolar, que pueden ser psicológicos -ansiedad, tristeza, soledad, aislamiento, baja autoestima, autolesiones, ideación o intento de suicidio-, dificultades de relación con padres, familiares y compañeros, así como problemas de rendimiento escolar, que, pueden acabar en abandono y fracaso.

En este sentido, el director general de la Fundación Mutua Madrileña, Lorenzo Cookling, ha insistido en que se trata de un problema que “acompaña de por vida” a las víctimas.

Violencia psicológica

En cuanto a los casos de 2014 y 2015, analizados por ambas fundaciones durante tres meses, los afectados afirman que la forma mas habitual de violencia es la psicológica, sobre todo por el uso intensivo de las nuevas tecnologías, especialmente a través de los grupos de Whatsapp.

Entre los motivos por el que las víctimas aseguran que son acosadas, Cooklin ha advertido de que “el principal” es “por ser diferente”. También están ser poco hábiles en la relaciones sociales, estar fuera de la moda, defectos físicos, ser diferentes o sufrir discapacidades.

Hace 20 años la solución podía ser el cambio de colegio, pero ahora, con las redes sociales, ya no lo es porque hay “altísimas probabilidades” de que permanezca el contacto entre acosados y acosadores.

En este sentido, el estudio pone de relieve que, en general, los progenitores del niño acosado suelen sobrerreaccionar, es decir, quieren denunciar y no aceptan medidas a medio plazo de los centros escolares, por lo que suelen optar por cambiarle de colegio sin dar margen a solucionar el problema en el mismo contexto en que éste se produce. Ballesteros ha añadido que lo primero es dar atención psicológica al menor y esto es algo que los padres dejan en un segundo plano.

Que los testigos lo denuncien

Ambas fundaciones han puesto en marcha la campaña ‘No al bullying. Acabar con el bullying comienza en ti‘ que se llevará a cabo en un centenar de colegios españoles de varias comunidades autónomas para fomentar el conocimiento y la prevención de este problema en las aulas, a través de sesiones interactivas de grupo.

La iniciativa en los colegios irá acompañada por una campaña en las redes sociales (#NoBullying), que hace hincapié en la figura del espectador, es decir, en el compañero que presencia el acoso a otro pero que no hace nada por evitarlo y termina convirtiéndose en cómplices y reafirmando la conducta del agresor.

“Con que dos o tres salieran condenaran la actitud del acosador, este problema se reduciría mucho”, ha aseverado el presidente de la Fundación Mutua Madrileña.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.