Solo el 28% de los empleados públicos convocados secunda la huelga en la DGT

dgt-32447Desde el pasado 14 de septiembre diferentes grupos de empleados públicos de la Dirección General de Tráfico (DGT) fueron convocados a una huelga parcial indefinida en las tres últimas horas de la jornada laboral, promovida por los sindicatos CSIF y CGT. El colectivo de funcionarios convocados es de 1.933, estando entre ellos los más de 700 examinadores para la obtención del carnet de conducir.
En este tiempo la huelga ha tenido un seguimiento desigual, con una media diaria de un 28% de los funcionarios convocados, sobre todo de examinadores, entre los que ha habido una participación de un 62% que ha ejercido su derecho a la huelga.
Este seguimiento ha ocasionado el aplazamiento de unas 1.500 pruebas prácticas diarias para la obtención del carnet, de las 6.000 que se convocan diariamente, estas pruebas aplazadas se están realizando en los días siguientes.

Ante esta situación la DGT convocó a una reunión al Comité de Huelga con la finalidad de conseguir la desconvocatoria de la misma. Esta reunión se llevó a cabo el 22 de septiembre.

En dicha reunión se analizaron las cuatro reivindicaciones que los convocantes expresan como motivos de la misma, que son los siguientes:

1- Falta de concreción de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) negociada en Mesa Delegada.
2- Falta de medidas de protección para la integridad del personal de la DGT, en especial de los examinadores de Tráfico.
3- Falta de personal que asegure unos servicios públicos de calidad.
4- Una carga de trabajo en exámenes no correspondiente a estándares de calidad y al límite del horario general de trabajo, que, además no respeta tiempos de descanso en un trabajo de estas características.

La postura de la DGT sobre estas cuatro reivindicaciones es la siguiente:

1.- La RPT se ha negociado en Mesa Delegada de Recursos Humanos(RRHH) que es el ámbito negociador que legalmente corresponde.
En dicha Mesa Delegada, todos los sindicatos (incluido CSIF convocante de la huelga) propusieron una modificación de 1.933 puestos que fue aceptada prácticamente de forma íntegra por la Administración. Esta propuesta de modificación de puestos fue firmada primero por la Directora General de Tráfico y después por el Subsecretario del Ministerio del Interior que la remitió a la CECIR para su estudio y aprobación. En el momento actual esta modificación está siendo estudiada por esta Comisión formada por representantes de la Dirección General de la Función Pública y de la Dirección General de Costes de Personal. Por ello no se entiende el sentido de una huelga por esta materia cuya tramitación se está siguiendo de forma escrupulosa.

2.- Sobre la falta de medidas de protección, la DGT aplica un protocolo sobre agresiones, que es pionero en la Administración, con el fin de llevar a cabo un seguimiento de las agresiones que puedan producirse en todo el colectivo de funcionarios y aunque la DGT lamenta, condena e insta la persecución por parte de la justicia y de la fiscalía de todas las agresiones que se produzcan a nuestros empleados públicos, la realidad es que esto no es un grave problema que pueda sustentar el mantenimiento de una huelga.

Con datos concretos, durante 2014 se produjeron 17 denuncias por agresiones, de las cuales 7 fueron a personal de oficina y 8 fueron a personal examinador. Hay que tener en cuenta que durante 2014 acudieron a nuestras oficinas cerca de 3 millones de ciudadanos y se realizaron más de 2 millones de exámenes para la obtención del permiso de conducir (teóricos, destrezas y circulaciones).
Durante los 8 primeros meses de este año 2015 el número de agresiones ha sido de 24 correspondiendo a personal examinador 15 y a personal de oficina 9. La afluencia de ciudadanos a nuestras oficinas y el número de exámenes también ha aumentado en este año.

Desde la Dirección General de Tráfico, además de poner a disposición de los funcionarios agredidos a los Servicios Jurídicos de la Abogacía del Estado se lleva durante varios años organizando cursos y módulos de “Resolución de Conflictos” especialmente dirigidos al colectivo examinador, con el fin de evitar situaciones de riesgo que puedan desembocar en actos de agresividad.

El Comité de huelga propone como una medida para evitar agresiones el no entregar la calificación del examen práctico del permiso de conducir en el momento.

La DGT recuerda que la comunicación del resultado es un requisito indispensable en la realización de los exámenes tal y como dispone la Directiva Europea 126/2006/CE en su Anexo IV, punto 1.6 “Calidad del servicio:– Facilitar explicaciones claras sobre el resultado del examen”; dicha Directiva se transpuso al ordenamiento español, por lo que se recoge en el Reglamento General de Conductores en el Anexo VIII apartado A) Condiciones que debe reunir el personal examinador. Punto 5
“Calidad del servicio: Durante el desarrollo de las pruebas, el examinador deberá:
Dar explicaciones claras sobre el resultado de la prueba”.

No obstante, desde su implantación, y con el fin de facilitar la tarea del examinador se estableció por normativa interna del organismo la necesidad de que la comunicación debería realizarse en un entorno seguro. En principio, se considera entorno seguro el centro de examen, así como los puntos de citación preestablecidos. No obstante, si el examinador percibe como seguro cualquier otro punto, podrá utilizarlo bajo su responsabilidad.

La DGT ha ofrecido al comité de huelga, en la reunión de 22 de septiembre, la formación de un grupo de trabajo para revisar dos aspectos de esta materia

1- Determinar cuáles son los lugares seguros para la entrega de resultados. Se deberán revisar uno a uno en todas las Provincias estos lugares para comprobar las condiciones de seguridad para la entrega del resultado.

2- Actuaciones excepcionales cuando se tengan indicios o sospechas sobre posibles riesgos para el examinador/a con el fin de no tener que dar el resultado del examen inmediatamente después de realizarlo.

El Comité de huelga no ha respondido a esta propuesta.

3.- Sobre la falta de personal que aseguren unos servicios públicos de calidad hay que indicar lo siguiente:
Durante estos últimos 4 años toda la Administración Pública (Estatal, Autonómica y Local) ha sufrido la no reposición de efectivos dentro del marco de reducción del déficit público y de la política económica de lucha contra la crisis. Por tanto en la Dirección General de Tráfico se han perdido efectivos al igual que en otras Administraciones Públicas.

Sin embargo, para paliar esta falta de efectivos se ha reforzado la tramitación telemática de muchos de los trámites que se prestan por el Organismo y se ha implantado la cita previa en todas las Jefatura de Tráfico que ha permitido que se module la asistencia de los ciudadanos a los centros de trabajo en función de la posibilidades de efectivos en cada momento.

Finalmente, para 2016 el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado prevé para los organismos como la DGT una tasa de reposición del 50%, por lo que cambiará la tendencia en la pérdida de efectivos con carácter general.

4.- Sobre la carga de trabajo del colectivo examinador y los estándares de calidad hay que indicar que en esta legislatura entró en vigor en el año 2013, la Instrucción 2012/C-106 sobre la calidad de los exámenes y las pruebas de circulación, Instrucción acordada con la Mesa Delegada de RR.HH y en cuyo articulado figuraba la reducción de exámenes de 16 a 13 pruebas por examinador y día. Estas 13 pruebas son las máximas que un examinador puede llegar a realizar cada día. Esto quiere decir que bastantes días y en muchas Jefaturas el número de pruebas por examinador no llega a estos máximos y puede rondar una media de 10 exámenes por día.

La reducción en tres pruebas a partir del año 2013 provocó una disminución del 20% en la capacidad de exámenes, pero a pesar de todo se implantó para mejorar la calidad de los mismos, fundamentalmente en lo referente a cumplir los tiempos mínimos de conducción real, en dar las instrucciones necesarias para el desarrollo de las pruebas, en realizar la comprobación o verificación técnica y finalmente en la comunicación al aspirante del resultado final.

En esta Instrucción se fija en 25 minutos la duración real de la prueba de circulación cuando se trata del permiso de conducir de la clase B (turismos). Esta es la prueba que más se realiza.

Si tenemos en cuenta que son 13 pruebas como máximo, las que debe realizar un examinador al día y cada una de ellas puede tener una duración de unos 25 minutos, el resultado, 325 minutos, supone un tiempo de examen real de 5 horas y 25 minutos.

La jornada ordinaria del personal examinador es de 7 horas y 30 minutos, por lo que la DGT entiende que se dispone de tiempo suficiente para dar las explicaciones oportunas a los aspirantes y para llevar a cabo los tiempos de descanso del propio personal.

En los momentos actuales, y con la plantilla disponible no se puede reducir el número máximo de exámenes sin afectar a los ciudadanos y a la actividad de las autoescuelas, que sufrirían la merma en la capacidad de exámenes en un momento en el que la actividad del sector está aumentando.

CURSOS PARA NUEVOS EXAMINADORES
Desde la Dirección General de Tráfico, además de poner en marcha esta Instrucción sobre la calidad de los exámenes, se está haciendo un esfuerzo muy importante en la formación de nuevos examinadores.

A pesar de la reducción en el número de funcionarios totales disponibles en el Organismo para todas las competencias encomendadas al mismo, se han formado a lo largo de estos últimos 2 años (2014/2015) a unos 100 nuevos examinadores, a través de 5 cursos de formación, de 11 semanas de duración, incluyendo un nuevo curso para otros 21 nuevos examinadores que se va a llevar a cabo en este último trimestre.

Para 2016 se ha previsto llevar a cabo otros 3 cursos de formación en los que se formarán unos 60 nuevos examinadores.

Por lo tanto el compromiso de la DGT con este área de actividad económica es máximo y prioritario, transfiriendo efectivos de otras actividades al Área de exámenes y apostando por mantener dentro del Servicio Público, llevado a cabo por empleados públicos, la realización de los exámenes para la obtención del permiso de conducir.

Este compromiso por lo público implica un alto grado de objetividad, neutralidad, imparcialidad, eficacia y orientación al ciudadano, que se presta por igual en todo el territorio nacional, y que no está sujeto a intereses de ningún tipo.

Mantener este servicio público en estas condiciones, es una garantía de igualdad para todos los ciudadanos, que la DGT quiere preservar como un servicio esencial.

Por todo lo expuesto la DGT solicita al Comité de Huelga que desconvoque la misma, ya que los puntos más importantes de las reivindicaciones están en marcha y por lo tanto no existen razones justificadas para mantener una huelga que solo perjudica a los ciudadanos que quieren obtener un permiso de conducir y a la imagen del servicio público de exámenes que todos queremos que sea la mejor posible para poder mantenerla dentro de la cartera de los servicios públicos que la AGE presta a los ciudadanos.


Leave a Reply

Your email address will not be published.