Soler y Cladera sellan una ‘alianza natural’ para lograr del Gobierno una ‘reforma inmediata’ del ‘perverso’ sistema de financiación autonómica

baleares_02
image-315130

El conseller de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat valenciana, Vicent Soler, y la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno balear, Catalina Cladera, han estrechado hoy lazos para sellar una “alianza natural” con el fin de lograr del Gobierno central una “reforma inmediata” del “perverso” sistema de financiación autonómica. El acuerdo para unir fuerzas y romper “el aislamiento de las comunidades” de cara a la reivindicación de un nuevo modelo se ha producido hoy en el marco de una cumbre bilateral celebrada en la sede de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico. Durante la jornada, sendas delegaciones del máximo nivel político y técnico han coincidido en que “hay que cambiar de raíz el modelo, romper el statu quo y no aceptar parches”.

El titular de Hacienda ha manifestado que “es esencial que las comunidades más perjudicadas por el actual sistema de financiación nos apoyemos mutuamente y busquemos sinergias en nuestra exigencia de un cambio de modelo. Por ello, estamos trabajando para crear alianzas, y nuestra intención es extenderlas o otras comunidades como Murcia, Andalucía, Cataluña o Castilla-La Mancha”.

Uno de los puntos clave de la propuesta valenciana de un nuevo modelo de financiación, ha explicado el conseller, es la necesidad de acabar también “con la asimetría vertical entre el Estado y las comunidades que fija el actual sistema”. “Lo que hay que financiar son las competencias y no las administraciones. El reparto de recursos debe garantizar la financiación de los servicios públicos fundamentales en todas las comunidades en condiciones de igualdad”, ha argumentado.

Como ha explicado el conseller, “tanto la Comunitat Valenciana como Baleares somos regiones que estamos padeciendo las graves consecuencias de un sistema de financiación injusto. Estamos ante un modelo que entró en vigor en 2002 y que en 2009 se mejoró ligeramente, pero no se modificó en profundidad. Ahora tenemos que luchar por un cambio radical de este modelo, que rompa con los cimientos del actual sistema”.

En sus declaraciones, el conseller ha destacado que a pesar de que cada comunidad tiene una situación diferente, en muchos aspectos hay comunidades que padecen injusticias similares. “En general -ha explicado Soler- las regiones del arco mediterráneo somos grandes perjudicadas en la aplicación del actual modelo. En esta situación estaría, junto con la Comunitat Valenciana, Cataluña, Murcia o Andalucía”.

“Me gustaría que en el futuro pudiéramos reunirnos también con Murcia, porque es una comunidad del Partido Popular, ya que intentamos mostrar que éste no es un tema partidista, sino de las sociedades, de los ciudadanos, de los servicios esenciales”, ha indicado, para agregar: “No está en juego el interés de los partidos sino de las sociedades”.

“Hace falta más lealtad institucional con las comunidades”

Por su parte, la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha apuntado que el encuentro ha servido de reunión preparatoria de la cumbre que tendrá lugar el próximo lunes en Palma de Mallorca entre el president Ximo Puig y su homóloga balear, Francina Armengol. “Reclamamos un modelo de financiación totalmente diferente, no vamos a aceptar parches ni remiendos”, ha recalcado la consellera tras lamentar que “llevamos muchos años padeciendo una infrafinanciación que ha existido desde siempre y además se ha agravado”.

La consellera Cladera ha abogado por fijar una hoja de ruta entre las comunidades afectadas con una estrategia para conseguir del Gobierno central una reforma del modelo de financiación cuanto antes. En este sentido, ha mostrado su deseo de que otras comunidades se sumen a esta alianza para forzar un cambio en el modelo.

Asimismo, Cladera ha expresado su confianza de que haya un cambio en España, de manera que un nuevo Gobierno ejerza desde la “lealtad institucional” hacia las comunidades y “con mayor sensibilidad” a los problemas de las autonomías.

“El recurso beneficiaría a Baleares”

El conseller, por su parte, ha detallado que uno de los aspectos que une a estas dos comunidades es el de la injusticia del Fondo de Suficiencia Global, que en el modelo “sirve al final para preservar el mantenimiento del statu quo, desandando el camino que hace el Fondo de Garantía de los Servicios Públicos Fundamentales”.

En concreto, en el caso valenciano, la comunidad tiene que devolver al Estado 1.329,53 millones, mientras que Baleares ha de transferir por su parte 647,82 millones. Atendiendo a datos per cápita, cada balear abonará 582,74 euros, mientras que cada valenciano tendría que devolver a este fondo 259,9 euros.

El conseller ha recordado que el president Ximo Puig presentó la pasada semana un recurso de inconstitucionalidad a los Presupuestos del Estado para 2016, pidiendo la anulación de las transferencias negativas de esos 1.329 millones que la Comunitat debe integrar al Fondo de Suficiencia pese a estar infrafinanciada. “Si el recursos prosperara, las dos comunidades más favorecidas serían Baleares y la Comunitat Valenciana”, ha resaltado Soler.

Las cifras avalan la injusticia

El responsable de Hacienda ha insistido en que ambas comunidades están infrafinanciadas, y en concreto ha detallado que, atendiendo a la liquidación de 2013, la Comunitat Valenciana ocupa el penúltimo lugar entre las comunidades, con 259,16 euros por debajo de la media y un índice del 88,3, mientras que Baleares es la quinta por la cola, puesto que recibe 58,29 euros por debajo de la media per capita y un índice del 97,42 sobre 100.

Asimismo, Soler ha explicado que en el marco del nuevo modelo de financiación se debe dar una solución a la ingente deuda autonómica provocada por la insuficiencia de recursos. En este sentido ha recordado que la Comunitat cuenta con una deuda de más de 40.000 millones, más del 40% de su PIB, mientras que Baleares tiene un endeudamiento de más de 8.000 millones, lo que supone prácticamente el 30% del PIB. Ambos conseller han abogado por un acuerdo para que el Estado asuma una parte de esa deuda, causada por la infrafinanción.

Asimismo, ha recordado que el injusto sistema de financiación vigente convierte a la Comunitat Valenciana en la autonomía con peor tasa de cobertura de los servicios públicos esenciales, puesto que el modelo solo proporciona el 76,6%.


Leave a Reply

Your email address will not be published.