Soler: ‘La bajada del IRPF para las rentas bajas y medias va a conllevar que 1,6 millones de valencianos paguen menos el próximo año’

soler_presupuestos_foto_02
image-434926

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha manifestado que “la bajada del IRPF para las rentas bajas y medias que hemos introducido en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos para 2017 va a permitir que 1,6 millones de valencianos paguen menos el próximo año, mientras que la fiscalidad de las rentas altas se equiparará a la del resto de comunidades autónomas”.

Soler ha realizado estas declaraciones durante su intervención ante el Pleno de Las Corts en el debate de totalidad del proyecto de ley de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera, y de Organización de la Generalitat, la conocida como ley de acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat para 2017. El proyecto, ahora, pasará al debate en comisión de las enmiendas parciales de los grupos parlamentarios.

En su comparecencia, el conseller ha explicado que “dado que la Comunitat Valenciana sigue estando infrafinanciada y que por otra parte la Generalitat necesita de más recursos para apostar por el futuro de este territorio y garantizar el bienestar de los valencianos y valencianas, tenemos que avanzar hacia la progresividad fiscal, pidiendo más a quien tiene más recursos y favoreciendo a aquellas rentas que menos tienen”.

El titular de Hacienda ha explicado que, tal como acredita el informe que elaboró la Comisión de Expertos para la Reforma Tributaria, “en la Comunitat Valenciana se implantó por el anterior Consell el sistema fiscal más regresivo de España en cuanto al IRPF, ya que se hace pagar más a las rentas bajas y medias y menos a las altas que en el resto de autonomías”. De este modo, con el nuevo sistema fiscal que se va a aprobar ahora y que estará vigente a partir del 1 de enero próximo, “pondremos fin al actual sistema fiscal regresivo, acabando con una fiscalidad muy injusta para todos los valencianos y valencianas”.

En concreto, ha señalado que el actual sistema comporta que el valenciano es el tipo de IRPF más alto de todas las comunidades sobre los dos primeros tramos de renta, hasta los 12.450 euros, igualándose también a los más altos para el tercer tramo de renta, hasta 17.000 euros. En cambio, en los tramos superiores de renta, el tipo valenciano es el segundo más bajo, solo por detrás de Madrid, y para los tramos entre 60.000 y 120.000 euros, el tercero más bajo, detrás de Madrid y Castilla-León.

La ley de acompañamiento a los Presupuestos introduce una nueva escala que beneficia a las rentas medias y bajas y que contribuirá a incentivar el consumo de las familias. Hasta el presente ejercicio, a las personas con una base liquidable de hasta 17.707 euros se les aplica un tipo del 11,90%, el segundo más alto. Ahora se crea un nuevo tramo de hasta 12.450 euros con un tipo rebajado al 10%. En el tramo comprendido hasta los 17.000 euros, se mantendrá una tarifa de 11,90 euros. El conseller ha lamentado las críticas vertidas al respecto desde algunos ámbitos y ha emplazado a trabajar “con rigor” y evitar “la demagogia barata”. Así, ha recalcado que, por poner un ejemplo, una persona con una base liquidable de 17.001 euros paga actualmente 2.023 euros, mientras que con la reforma su cuota se reducirá a 1.787 euros, 236 euros menos.

Un ahorro para los valencianos de 75 millones

También se produce una rebaja del tipo aplicable a las rentas de 30.000 a 50.000 euros, que pasan del 18,45% al 17,50%. El tipo aplicable por encima de 50.000 se mantiene prácticamente invariable (del 21,48% al 21,50%), mientras que para las rentas entre 70.000 y 120.000 euros se pasa del 21,48% al 23,50%, y las rentas superiores a 120.0000 tributarán a partir del próximo ejercicio al 25,50%.

“En conjunto -ha explicado el conseller en su exposición- la nueva progresividad en la recaudación del tramo autonómico del IRPF que planteamos para 2017 va a suponer para los valencianos y valencianas un ahorro estimado de 75 millones de euros, lo que confirma que no subimos los impuestos, sino que redistribuimos la aportación de los contribuyentes a la fiscalidad valenciana, velando siempre por los que menos tienen”.

Sectores beneficiados

Además, la nueva Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat debatida hoy introduce ventajas fiscales en el IRPF para las familias monoparentales de categoría general, que podrán deducirse 300 euros, mientras que las de categoría especial podrán deducirse 600 euros. Esta medida tendrá un impacto estimado de 560.000 euros y beneficiará en total a 1.670 familias monoparentales.

También se introduce una rebaja en el IRPF del 20% de las cantidades invertidas en instalaciones de autoconsumo eléctrico y de producción de energía térmica en vivienda habitual, hasta una base máxima de 8.000 euros, “con lo que se pretende impulsar el uso de energías renovables en el ámbito doméstico”, ha afirmado Soler. Esta medida tendrá un impacto para las arcas valencianas de 1,3 millones y se estima que beneficiará a 2.550 contribuyentes.

Por otra parte, por obras de reforma y rehabilitación de vivienda habitual se introduce una deducción del 15% de la inversión (hasta 5.000 euros). Esta medida tendrá un coste para la Generalitat de 760.000 euros y podrá beneficiar a unos mil contribuyentes con rentas bajas, para poder mejorar las condiciones de su vivienda.

Asimismo, el proyecto de ley debatido hoy incluye una nueva deducción del 21% del coste de los abonos culturales en aquellos teatros y auditorios de la Comunitat Valenciana adheridos al convenio con CulturArts para aquellas rentas inferiores a 50.000 €. “Así la Generalitat contribuye a paliar los efectos de decisiones adoptadas por el Gobierno central como es la subida del 8% al 21% en el IVA sobre actividades y producciones culturales”, ha afirmado el conseller.

Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y AJD

La nueva Ley de Acompañamiento también introduce modificaciones en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Así, en adquisiciones mortis causa (herencias) se mantiene la bonificación en cuota por parentesco del 75% al Grupo I (descedientes menores de 21 años) y se modifica del 75% al 50% la bonificación en cuota al Grupo II (descendientes mayores de 21 años, ascendientes y cónyuges). Con este esquema, la Comunitat Valenciana viene a equipararse fiscalmente a la situación de comunidades como Murcia. Al mismo tiempo, continuará la reducción vigente de la base imponible, fijada en 100.000 euros de renta por heredero (excluida vivienda habitual hasta 300.000 euros). Con esta medida se espera un impacto en positivo de 86 millones.

Con la reforma tributaria, y en lo que se refiere al Impuesto de Sucesiones, se mantiene la fiscalidad concreta para la empresa familiar reforzando la continuidad de los negocios familiares con el fin de garantizar la sucesión a las generaciones posteriores. Los únicos cambios comportan una ampliación de las ventajas, al extender los beneficios de la empresa familiar (entre otros, reducción del valor de la firma a efectos fiscales en un 95% por vía autonómica o estatal) también a otros parientes colaterales (tercer grado de parentesco), como hermanos, sobrinos, suegros o yernos.

Con respecto a las adquisiciones inter-vivos (donaciones) se elimina la bonificación en cuota por parentesco, y se mantiene la reducción en la base imponible de 100.000 euros, estableciendo como límite que el donatario tenga un patrimonio preexistente de 600.000 euros. Al eliminar esta deducción, cuyo impacto se cifra en tres millones de euros, la Comunitat Valenciana se equipara con la situación de Andalucía, Cataluña, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia y La Rioja.

Además, el Consell opta por eliminar la discriminación fiscal que sufrían las uniones de hecho en adquisiciones mortis causa, equiparándolas con los casados en la aplicación de la reducción por parentesco. Esta medida supondrá un coste para las arcas valencianas de 200.000 euros.

También se revisa el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados, donde se introduce como novedad la novación de préstamos para mejorar las condiciones de financiación para la adquisición de vivienda habitual.

Importe sobre medios de transporte

Con el objetivo de avanzar hacia un uso más eficiente de la energía y unos sistemas energéticos y de transporte más limpios, la nueva Ley de Acompañamiento para 2017 ajusta el Impuesto Especial sobre Medios de Transporte que pasa del 14,75% al 16% para aquellos automóviles y motos de mayor carga contaminante. Esta medida supondrá para las arcas públicas un ingreso de 500.000 euros.

Además se amplía hasta el 31 de diciembre de 2017 la devolución del gasoil profesional para transportistas de 48 euros por cada 1.000 litros. La medida tiene efecto neutro para la Administración ya que se devuelve a los transportistas el dinero (estimado en 24,86 millones) que ya abonaron.

“El proyecto de Ley que hoy valoramos se fundamenta sobre la base del informe elaborado por los expertos, lo que supone un hito histórico en la Comunitat Valenciana. Ademas, en esta Ley introducimos en la fiscalidad valenciana criterios de progresividad y justicia, velando por los que menos tienen, a la vez que avanzamos en aspectos necesarios para conseguir una administración más ágil y eficiente”, ha concluido el conseller de Hacienda


Leave a Reply

Your email address will not be published.