Selfie autorretrato de telescopio espacial con la Tierra

Imagen de ciencia de la semana: Hace quince años, el telescopio espacial de rayos X de la ESA, XMM-Newton, se fotografió a sí mismo con la Tierra de fondo. 
XMM-Newton_self-portraits_with_planet_Earth_large
image-194491

Esta serie de imágenes fue obtenida hace 15 años, apenas unos meses después del lanzamiento del telescopio espacial de rayos X de la ESA, XMM-Newton. Estas vistas únicas, que muestran partes del cuerpo principal y los paneles solares del telescopio, incluyen un invitado de honor, la Tierra, que cruza el campo de visión de izquierda a derecha a medida que el satélite sobrevuela nuestro planeta.

Lanzado el 10 de diciembre de 1999, XMM-Newton está diseñado para investigar algunos de los fenómenos más violentos del universo. Entre los objetos que emiten grandes cantidades de rayos X -radiación muy energética- se incluyen remanentes de supernova y la región entorno a los agujeros negros.

Detectar esta radiación tan energética es una empresa compleja, que requiere técnicas muy distintas de las empleadas por los telescopios tradicionales. XMM-Newton tiene un módulo científico con tres telescopios, cada uno de ellos con 58 espejos especiales para este tipo de radiación -espejos curvos dispuestos en capas concéntricas-.  Estos espejos están en el extremo de un tubo de 7 metros, en cuyo extremo opuesto está el plano focal con la instrumentación científica.

El satélite cuenta además con dos cámaras ópticas -Visual Monitoring Cameras- instaladas en el exterior del módulo de los instrumentos, y mirando hacia los espejos y los paneles solares. Las cámaras, llamadas Fuga e Iris, fueron usadas por el equipo de control para comprobar el despliegue de los paneles solares tras el lanzamiento.

Unos dos meses después, el 16 de febrero de 2000, se probó ambas cámaras como parte del proceso de comisionado; casualmente el satélite sobrevolaba entonces el planeta, a una altitud de entre 45 000 km y 50 000 km.

Fuga obtuvo entonces esta fascinante serie de lo que hoy día serían llamadas ‘selfies espaciales’. Se aprecia en ellas partes del tubo de XMM, el módulo de servicio y los paneles solares, delante de la Tierra. Algunas de las imágenes muestran partes de la tormentosa atmósfera de nuestro planeta, una barrera para la radiación de alta energía y la razón misma de que los observatorios de rayos X como XMM-Newton deban ser lanzados al espacio.

En la época en que fueron obtenidas estas imágenes XMM-Newton completaba su órbita número 35 entorno a la Tierra. Ahora, más de 15 años después, XMM-Newton lleva más de 2.800 revoluciones, y ha obtenido una gran cantidad de valiosos datos con que astrónomos de todo el mundo han publicado más de 4000 trabajos científicos. Una de estas imágenes fue publicada originalmente en febrero de 2000.


Leave a Reply

Your email address will not be published.