Se triplica la tasa de suicidios en la Guardia Civil durante el mes de octubre

guardia civilEl elevado índice de suicidios en la Guardia Civil es el drama que no cesa. En este sentido, octubre ha sido un mes especialmente sensible, con tres miembros de la Guardia Civil que se han quitado la vida, dos de ellos en Madrid y otro en Albacete.

AUGC lleva años denunciando esta problemática, que representa el gran drama oculto en esta institución, algo que todavía sigue siendo un asunto tabú para la Dirección General. Y es que desde comienzos de los años ochenta se han registrado en torno a 500 casos de suicidios consumados entre guardias civiles. Es decir, uno cada 26 días (según datos de la Guardia Civil) y que en el mes de octubre nos deja una estadística de un suicidio cada 10 días. Una tasa claramente superior a la de la población general y de otros cuerpos policiales con funciones similares.

 

Esta dramática estadística ha sido analizada en profundidad por el psicólogo Daniel J. López Vega en su ensayo ‘¿Todo por la patria?’ (Sotavento Editores, en colaboración con AUGC), donde aborda la cultura, el clima laboral y la conducta suicida en la Guardia Civil. El libro fue presentado en el 7º Congreso Nacional de AUGC, celebrado en Madrid el pasado 26 de octubre.

 

La obra desgrana preguntas esenciales y propone respuestas a partir del conocimiento generado por la literatura científica, contrastado con estudios cuantitativos y cualitativos realizados al efecto durante los últimos cuatro años, que recogen información de los propios afectados.

 

Y es que a las dificultades propias del desempeño del trabajo de guardia civil,  junto la posesión de armas (un riesgo laboral importante) y largos turnos de conducción o períodos de estrés mantenidos en el tiempo, en la Guardia Civil nos encontramos con dificultades inherentes a su idiosincrasia. Por su naturaleza militar, el Guardia Civil tiene vedado el alcance de instrumentos que desde otras profesiones tienen para poder velar por el respeto a sus derechos como son la sindicación y el derecho a la huelga. Esto hace que en ocasiones, los guardias civiles se encuentren indefensos para resolver conflictos laborales internos o detener posibles casos de mobbing.

 

Por este motivo AUGC reclama a la Guardia Civil, de manera inmediata, adoptar medidas como mayor trasparencia en las cifras relacionadas con la conducta suicida dentro de la Guardia Civil con su publicación anual y la facilitación del acceso a profesionales de la salud e investigadores que pueda aclarar las causas de este fenómeno; así como la mejora del tratamiento de problemas de salud mental, como la ansiedad, la depresión, el trastorno por estrés postraumático u otros, de miembros de la Guardia Civil, con revisiones periódicas y procesos de seguimiento.

 

También solicita que el propio trabajador tenga acceso a toda la información posible acerca de este riesgo, de manera que disponga del máximo conocimiento al respecto.

 

Con más de 30.000 afiliados, AUGC es la decana de las asociaciones profesionales y la mayoritaria en el Consejo de la Guardia Civil. Cuenta con representación en todo el territorio español, en cada una de las unidades y especialidades del Cuerpo y viene liderando el movimiento asociativo desde la llegada de la democracia, cuando nació como un sindicato clandestino.


Leave a Reply

Your email address will not be published.