Se impulsa en el barrio de La Trinidad un proyecto piloto de plantación de flores y semillas en los alcorques

Cartel de la acción.
image-344163

Cartel de la acción.

Valencia Noticias | Redacción.- El programa ‘Sembrando diversidad’ pretende mejorar la calidad medioambiental y estética de la ciudad, y reducir el uso de plaguicidas. La concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano, explicó las pautas de esta iniciativa, que se desarrolla con la colaboración de la Universidad Politécnica de Valencia.

En total serán 500 los alcorques sobre los que se va a actuar en esta fase piloto, todos ellos del barrio de la Trinidad. Alumnos de la Escuela de Adultos del sindicato CCOO participan en la iniciativa, y esta misma mañana han comenzado la plantación de semillas, asistidos por técnicos municipales y empleados de la empresa FCC, responsable del mantenimiento de los jardines de la zona Norte de la ciudad.

Tal como explicó Pilar Soriano, la plantación de semillas en los alcorques redundará de manera inmediata en una mejora del suelo y, por tanto, en beneficios para los árboles que hay en cada alcorque. Las raíces de las plantas que crezcan en cada uno permitirán airear y oxigenar la tierra, y mejorar la calidad del suelo. Asimismo, y dado que ya no se utilizan plaguicidas para el control de las plagas por causa de su toxicidad, se prevé plantar especies florales que atraigan a determinados insectos capaces de ‘colaborar’ en el control de las plagas.

La concejala de Medio Ambiente asistió a la jornada de formación a los alumnos de la Escuela de Adultos de CCOO, acompañada por especialistas de la Universidad Politécnica, y de la firma Intersemillas, que colabora aportando el material a sembrar. De hecho, el Ayuntamiento ya había desarrollado una prueba sobre determinados alcorques en los Jardines del Real (Viveros), pero ahora se quiere ampliar la experiencia a áreas urbanas con paso de viandantes, zonas residenciales, comerciales y tránsito de vehículos.

Pilar Soriano, concejala de Medio Ambiente.
image-344164

Pilar Soriano, concejala de Medio Ambiente.

La plantación de los alcorques permitirá también mejorar la gestión del agua de riego y el reciclaje de la materia orgánica. Sólo en la zona Norte de la ciudad hay más de 35.000 alcorques. En esta fase de prueba se va a trabajar sobre 500 de ellos, y el próximo septiembre se revisarán los resultados y se analizará la conveniencia de ampliar el programa a otros barrios de la ciudad.

Además de plantar las semillas, los usuarios de la Escuela de Adultos participantes han repartido dípticos informativos entre los vecinos y vecinas del barrio, y han repartido carteles informativos entre los comercios y establecimientos de ocio de la zona, bajo el lema ‘Dale vida a Valencia’. En cada uno de los alcorques en los que se trabaja se instalará también un cartel informativo sobre la iniciativa.

En unas semanas, cuando comience la floración, el barrio de la Trinidad ofrecerá algo más de 540 metros cuadrados de material vegetal, diseminados a lo largo de 15  calles. Se van a plantar especies tapizantes, aromáticas y florales. Además, en cada calle se dejarán algunos “alcorques testigos”, es decir, sin plantar, en los que se pretende analizar el crecimiento en ellos de hierbas espontáneas, cuyo desarrollo y características también se van a intentar aprovechar.

Tal como ha explicado la concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano, “todos somos parte del espacio público y todos podemos participar en la transformación de nuestros barrios, que son nuestra realidad más cercana”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.