Sanitat coordina las actuaciones para luchar contra el mosquito tigre

Sanitat coordina las actuaciones para luchar contra el mosquito tigre

La conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública ha presentado esta mañana un total de 26 actividades específicas que pretenden intensificar y mejorar la coordinación entre administraciones y el resto de agentes implicados para la vigilancia y control del mosquito tigre en la Comunitat Valenciana.

Así lo ha manifestado la directora general de Salut Pública de este departamento autonómico, Ana María García,con motivo de la reunión del Grupo de Trabajo de Vectores de la Comunitat Valenciana, a la que han acudido representantes de las tres diputaciones provinciales, de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, técnicos de la conselleria de Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural, y del Institut Cavanilles de Biodiversitat i Biologia Evolutiva de la Universitat de València, además de los técnicos de Sanidad Ambiental y de Vigilancia y Control Epidemiológico de la propia direcció general de Salut Pública.

“Aunque los tratamientos para vectores (organismos vivos que pueden transmitir enfermedades infecciosas) y el control de plagas son competencia municipal, la conselleria de Sanitat es consciente de la complejidad del problema en el caso del mosquito tigre, una especie invasora con presencia estable en nuestras tierras desde 2009 de la que ya tenemos focos en 71 municipios valencianos. Para garantizar el éxito en el control de esta especie es necesaria una mayor coordinación y colaboración de las administraciones implicadas y es por ello que planteamos un nuevo programa que se pondrá en marcha de inmediato y en el que tendrán un papel esencial, por su proximidad con la población y los ayuntamientos, los 16 Centros de Salud Pública distribuidos por la Comunitat Valencia”, ha explicado Ana María García.

El denominado “Programa de vectores de relevancia en salud pública en la Comunitat Valenciana” entrará en funcionamiento este mes de septiembre y se mantendrá activo de manera continuada, con evaluaciones anuales de las actividades, y con especial incidencia en las zonas en las que la problemática del mosquito tigre está más acentuada, como son los municipios costeros de las tres provincias. Este programa se dirige a cuatro colectivos: ayuntamientos, población general, profesionales sanitarios y empresas del sector de aplicación de biocidas. Con él se refuerzan las acciones ya desarrolladas previamente desde la direcció general de Salut Pública de la conselleria de Sanitat y, además, se describen 26 actividades específicas.

“Una de las más importantes es la intensificación de las medidas de formación e información a los cuatro colectivos que constituyen nuestra población diana con actividades que incluyen desde materiales con consejos prácticos disponibles en la web de la Conselleria y redes sociales hasta jornadas y cursos de formación, ya que todos estamos implicados en la lucha contra el mosquito tigre y otros vectores, no sólo las administraciones públicas”, ha apuntado la directora general de Salut Pública.

Además, la conselleria de Sanitat seguirá prestando asesoramiento técnico a los ayuntamientos para la coordinación de actividades (con pautas para el adecuado control de vectores y para la evaluación de los tratamientos que se apliquen, o la edición de un manual de buenas prácticas en el control vectorial), se potenciará la vigilancia entomológica y la monitorización de las principales especies de vectores, se continuará con el estudio de los daños a la salud causados por las picaduras, y se revisarán el procedimiento y los criterios para la supervisión sanitaria de las solicitudes de tratamiento aéreo con biocidas.

“También se ha contemplado la creación de una comisión de expertos que detecte las necesidades y establezca las prioridades en relación con la inclusión de nuevos vectores en el programa, que en este momento se centra principalmente en el mosquito tigre y en la mosca negra. Los cambios climáticos y la actividad del hombre, como la planificación urbanística o el aumento del comercio internacional y los viajes, han favorecido la introducción y expansión de vectores y enfermedades que debemos vigilar y que constituyen un reto para la salud pública”, ha asegurado Ana María García.

Virus de Chikungunya

En la reunión del Grupo de Trabajo de Vectores de la Comunitat Valenciana, creado en mayo de 2014, se ha analizado, además, la situación de la enfermedad por virus de Chikungunya en la Comunitat, donde hasta el momento hay 21 casos confirmados, de los cuales sólo uno es autóctono y el resto importados.

La directora general de Salut Pública ha querido recalcar que no estamos ante una alerta sanitaria que requiera actuaciones especiales y extraordinarias, sino que se están siguiendo actuaciones definidas de antemano y perfectamente protocolizadas en nuestra Comunitat, que ha centralizado y coordinado desde un primer momento la conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública.

“En el caso del virus del Chikungunya, desde 2013 existen protocolos de actuación consensuados a nivel europeo por el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y en nuestro país a través de la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Cuando se detecta un caso se ponen en marcha inmediatamente todas las medidas necesarias para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de nuevos casos. Los profesionales sanitarios disponen de este protocolo de vigilancia epidemiológica en el que, además de las medidas de control, se describe la enfermedad, su historia natural, sintomatología, períodos de incubación y transmisibilidad, así como los métodos diagnósticos y pautas terapéuticas”, ha explicado Ana María García.

Cada vez que se identifica en la Comunitat Valenciana un caso de enfermedad transmisible por vectores, la subdirecció general d’Epidemiologia, Vigilància de la Salut i Sanitat Ambiental de la direcció general de Salut Pública realiza el registro y seguimiento del caso y su inmediata investigación epidemiológica, con el correspondiente estudio de su origen. Todo ello en coordinación con el Centro de Salud Pública del departamento de salud donde se ha identificado el problema y con el ayuntamiento del municipio afectado.

“Tanto el Consell como los Ayuntamientos estamos trabajando firmemente para controlar la expansión del mosquito tigre, que ha estado propiciada por las altas temperaturas y humedad alcanzadas en los últimos meses”, ha concluido la directora general de Salut Pública.


Leave a Reply

Your email address will not be published.