Sánchez, ante un posible mal resultado electoral: “No aspiro a perpetuarme en política”

descarga (1)El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado a entender este sábado que podría retirarse de la política si consigue un mal resultado en las elecciones generales del 26 de junio. “No aspiro a perpetuarme en política”, ha afirmado sobre si asumiría algún tipo de responsabilidad personal en el caso de que el PSOE quede en tercer lugar como pronostican las encuestas.

En una entrevista en la Sexta recogida por Servimedia, Sánchez restó importancia al barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas conocido el jueves, que augura que Podemos aventajará en aproximadamente diez escaños al PSOE en las urnas, y aseveró que “una encuesta no es un resultado”.

Sánchez manifestó que lo importante del CIS es que “las encuestas están diciendo que va a haber cambio político en España” y, por eso, apuntó que lo importante ante los comicios del 26-J es que los españoles decidan “quién es el más adecuado y más capaz para presidir un gobierno entre distintos partidos políticos”.

Indicó que su deseo es “tener más escaños y más votos que el 20-D” cuando los españoles vayan a votar dentro de dos semanas y se mostró convencido de que el PSOE está ahora mejor que en diciembre porque en estos seis meses “ha pasado de las promesas a los hechos” tratando de conformar un gobierno del cambio para echar a Rajoy de La Moncloa.

Compara a Rajoy e Iglesias en su deseo de poder

“Tuvimos 90 escaños pero en un panorama tan fragmentado el PSOE demostró que quería cambiar y gobernar ese Cambio. Otros dijeron no a ese cambio”, lamentó en referencia a Podemos. “Hay bastantes diferencias entre Rajoy e Iglesias pero los dos creen la democracia de la misma forma, como un contrato de adhesión. Rajoy quiere pactar para seguir siendo presidente. Iglesias exige el control de los espías y la autodeterminación en Cataluña y Galicia y si no no hay cambio”.

El líder socialista arremetió contra el candidato de Podemos a La Moncloa, Pablo Iglesias, por las incoherencias en las que incurre “con tal de llegar al poder”. “Pablo es hoy socialdemócrata, ayer comunista y antes de ayer anticapitalista”, comentó ante el ‘sorpasso’ al PSOE que pronostican las encuestas.

Recordó que Iglesias le negó el apoyo de Podemos para ser investido presidente del Gobierno en el mes de marzo y ahora, en cambio, “me pida el apoyo para ser presidente” si Podemos es la segunda fuerza en las urnas. Sánchez recalcó que ese comportamiento es cuanto menos “contradictorio”.

Asimismo, fue duro en sus exposiciones contra Podemos pero al mismo tiempo descartó totalmente que el PSOE vaya a facilitar un gobierno del PP de Mariano Rajoy tras las elecciones de junio. “La gran coalición no tiene futuro porque tiene poco de grande y nada de coalición”, remachó.

Vaticina que “dentro de cuatro años” habrá una mujer presidenta en España 

La sombra política de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, apareció en varios momentos de la entrevista, realizada por familias de varios puntos de España que preguntaban desde el salón de su casa al candidato socialista. Sánchez negó que haya enfrentamientos internos en su partido por el liderazgo pero incurrió en un par de lapsus que alentaron las posibilidades de un relevo.

Al recibir una pregunta sobre cuándo habrá una mujer al frente de La Moncloa, Sánchez respondió con contundencia que “pronto” e incluso manifestó su deseo de que “sea socialista”. El presentador del programa le interrumpió para advertirle de que acababa de dar por hecho que, aunque gane las elecciones de junio, no durará más de cuatro años al frente del Gobierno.

Sánchez matizó entonces que ha prometido someterse a una cuestión de confianza dentro de dos años si es presidente y no cerró la puerta a que “después de cuatro años” de mandato pudiera dar el relevo a una mujer socialista en La Moncloa.

Respeto a los toros 

Sánchez salió en defensa de los toros pese a afirmar que no le gusta el maltrato animal y de comprometerse a aprobar una ley de ámbito nacional contra este problema. Sin embargo, aseguró que “no” prohibiría la tauromaquia porque “es una cuestión cultural” que en España “afecta a las raíces troncales de nuestra cultura”.

Señaló que “no es cuestión de prohibir” los toros para acabar con ellos sino de “hacer pedagogía” contra el maltrato. En este sentido, recalcó que “nunca” iría a una plaza de toros pero subrayó su “respeto” hacia quienes se dedican a esa profesión y sus aficionados.

En materia de educación, Sánchez se mostró partidario a negociar con el resto de los partidos políticos una nueva ley educativa consensuada y con vocación de permanencia, hasta el punto de asegurar que no impondría “ninguna línea roja” salvo la defensa de la educación pública.


Leave a Reply

Your email address will not be published.