Samsung ha mostrado su nuevo modelo, el Galaxy S7

Más novedades en el Mobile World Congress

En una presentación digna de una estrella del pop, Samsung ha mostrado su nuevo modelo, el Galaxy S7.

El nuevo buque insignia del fabricante coreano mejora los aspectos más criticados, retoca la cámara, cambia el procesador y lanza una cámara de 360 grados

No busquen las diferencias a simple vista, porque el nuevo S7 Edge es prácticamente igual al anterior S6: cuerpo metálico, cubierta y trasera de cristal, bordes laterales de la pantalla redondeados, lector de huella dactilar en la parte baja, cámara trasera centrada en la parte superior… Este último elemento es el que diferencia ambos modelos. En el caso del S7 no sobresale de la superficie, mientras que en el S6 sí lo hace.

PUBLICIDAD

Los esfuerzos de Samsung se han centrado en superar todos los aspectos negativos que hemos criticado desde la prensa especializada: duración de la batería, pérdida de la resistencia al polvo y al agua, inexistencia de una bandeja para tarjeta microSD con la que expandir la memoria…

Comenzando por la batería, sin aumentar el volumen del equipo han logrado 3.600 miliamperios en el modelo Edge (más grande: 5,5 pulgadas de pantalla) y 3.000 en el S7 con pantalla recta de 5,1 pulgadas. Eso, dicen, les proporciona autonomía para reproducir vídeo continuado entre 13 y 15 horas. La batería ha sido un de los puntos que más críticas ha levantado.

Pocos podían creer que el S6 perdiera algo de lo que los anteriores modelos de Samsung presumían: la resistencia al agua. Con esta nueva generación la recuperan. De hecho, están calificados como IP68, la mayor resistencia certificada al polvo y al agua. No es sólo resistente a salpicaduras, como mostraba un vídeo filtrado desde Samsung Indonesia, sino que es sumergible más allá del metro y medio de profundidad y los 30 minutos de inmersión.

A pesar de los servicios de almacenamiento en nube y de la omnipresencia delcloud, cada vez acumulamos más en nuestros móviles: aplicaciones, fotografías, vídeos, música, más fotos, más vídeos… La memoria interna tiende a quedarse corta siempre. Es uno de los axiomas de la informática. La inexistencia de una bahía para tarjetas de memoria externas también fue objeto de críticas: toda la vida metiéndose con Apple porque no permitía almacenamiento en tarjetas en sus iPhones y iPads y ahora Samsung hace lo mismo. Como rectificar es de sabios,los nuevos S7 cuentan con una bandeja doble en la que se coloca la nanoSim y la microSD de hasta 128 gigas.

Procesador y cámara

Hasta aquí podía considerarse una respuesta a las críticas de prensa y usuarios. Pero también han introducido otros cambios. Por ejemplo, ahora el procesador es un Exynos 8890, fabricado por Samsung. Es un octacore en el que cuatro núcleos trabajan a 2,3 GHz y los otros cuatro a 1,6. Con respecto al S6, la CPU es un 30% más potente, mientras la GPU (encargada de procesar los graficos) lo supera en un 64%. Con ese rendimiento y una adecuación de software, el S7 se convierte también en una buena consola de juegos. Y es que hay que tener en cuenta que el 86% de las ventas de app para móvil son juegos.

Como anécdota, para disipar el calor que puede llegar a generar un procesador a pleno rendimiento con un juego de carreras, por ejemplo, han introducido un sistema de refrigeración por agua. Es una plancha de 0,4 milímetros con un circuito cerrado de evaporación de agua.

Para la cámara apuestan por un sensor con menos megapíxeles (12 frente a los 16 del S6), pero con mayor luminosidad. La apertura de la lente en el S7 es F1,7 y cada píxel es capaz de atrapar un 56% más de luz que la generación anterior. Eso le permite comportarse mucho mejor en ambientes oscuros. Además, el autofoco funciona por detección de fase del 100% de los píxeles, lo que le da una rapidez de foco envidiable.

Notificaciones

La idea del lateral de la pantalla curvado arrancó con el Note. Se pretendía que funcionara como una pantalla aparte que pudiera servir para dar notificaciones y otros mensajes sin necesidad de que se encendiera toda la pantalla. Ahora se le ha dotado de más contenido aunque, simultáneamente, deja de tener sentido.

Por un lado, la barra lateral muestra ahora dos columnas en las que se puede ver alternativamente aplicaciones, tareas y aplicaciones de terceros, así como una única columna de contactos favoritos. Se puede configurar para cambiar de orden los temas, pero no se puede combinar entre ellos. Por ejemplo, puede mostrar primero la columna de contactos, luego la de tareas, etcétera. Pero no se puede crear una en la que se muestren las cinco aplicaciones más usadas, las tres tareas pendientes inmediatas y los cinco contactos favoritos.

Por otra parte, la pantalla del nuevo S7 está siempre activa. No es que toda la pantalla esté encendida, sino que una ventana central muestra sobre la pantalla en negro, la hora, la fecha, notificaciones… Y es configurable, así que con un poco de pericia la barra lateral de información podría perder su sentido.

Una cosa más

Así como, según la Biblia, Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo”, los ingenieros de Samsung han creado una cámara de 360 grados para acompañar a la serie S7. Son retrocompatibles con los anteriores S6.

Con el soporte enroscado, tiene la apariencia de un pequeño robot con un gran ojo frontal y otro trasero. Son dos cámaras con lentes ojo d pez que captan 190 grados cada una con una apertura de F2.0. Se pueden tomar imágenes independientes de la cámara frontal o de la trasera o se pueden combinar ambas creando una fotografía o un vídeo de 360 grados.

Cada cámara tiene una resolución de 15 megapíxeles y las fotografías resultantes pesan 30 megas. Así como la cámara trasera del S7 captura vídeo en resolución 4K, el Gear 360, que así se llama este accesorio, lo hace en una resolución de 3840 x 1920. Funciona como un elemento externo con su propia batería y se conecta con el móvil a través de Bluetooth y WiFi Direct.

Lo que nos preguntamos es si con este revamp del S6 va a ser suficiente para resistir la avalancha de móviles chinos que se le viene encima a Samsung. Sobre todo por parte de Huawei que no deja de anunciar que en dos años quiere estar por encima de la compañía coreana.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.