Samsung deja de fabricar definitivamente el Galaxy Note 7 y pide a los usuarios que dejen de usarlo

“Samsung ha finalizado su producción del Galaxy Note 7. Se entiende que de manera definitiva“, explicó el portavoz del mayor productor mundial de teléfonos inteligentes.

La decisión llega horas después de que Samsung anunciara que congelaba las ventas de estos teléfonos y pidiera a los consumidores que no los utilizara por estas peligrosas y repetidas averías que han afectado incluso a las unidades que la empresa había entregado como reemplazo de los primeros aparatos defectuosos.

Este lunes ya se había detenido la producción del “phablet”, y finalmente se ha extendido a la venta porque, según la empresa, “la seguridad de los consumidores” sigue siendo su “máxima prioridad”.

El gigante surcoreano de la electrónica ha instado a los propietarios de los dispositivos, tanto de los originales como de los reemplazados, a apagar y dejar de usar los aparatos.

Devolución del dinero

El grupo tecnológico surcoreano Sofrecerá a los clientes que han comprado el dispositivo la posibilidad de recuperar su dinero o cambiar el aparato por otro modelo con una compensación si fuera más barato, han explicado hoy a Efe fuentes de la compañía en España.

Samsung prepara un procedimiento, que estará listo en cuestión de días, para que los clientes conozcan los trámites a seguir para devolverlo.
Aunque la compañía surcoreana no precisa cuántos teléfonos Galaxy Note 7 han llegado a manos de clientes españoles, las fuentes consultadas apuntan que su número es reducido porque la venta se paralizó antes de su lanzamiento oficial, que estaba previsto para el 9 de septiembre.

Únicamente los compradores que hubieran solicitado el aparato durante el periodo de preventa pueden haberlo recibido. Los Galaxy Note 7 se podían comprar en España a través de las operadoras de telefonía en algunos comercios y en la tienda en internet de Samsung.

Desplome en Bolsa de más del 8%

Las acciones de Samsung Electronics han caído un 8,04% en la Bolsa de Seúl tras anunciarse la suspensión global de ventas y reemplazos del Galaxy Note 7, su mayor desplome diario desde 2008. Al cierre de la negociación el precio de sus títulos se desplomó hasta los 1,545 millones de wones (1,241 millones de euros), frente a los 1,68 millones de wones (1,348 millones de euros) en los que cerró el lunes.

Samsung comenzó a vender el teléfono el pasado 19 de agosto, pero a principios de septiembre anunció una retirada sin precedentes tras informarse de más de una treintena de casos de igniciones en algunos terminales en diversos países.

A la llamada a revisión le siguió a mediados de septiembre la entrega de reemplazos que, no obstante, varios medios han informado que han sufrido incendios en Corea del Sur, Estados Unidos o Taiwán.

V

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.