Sale de la cárcel de Palma el holandés condenado por tres violaciones tras anular el Supremo una de las penas

El ciudadano holandés Romano Liberto Van Der Dussen, a su salido de prisión EFE CATI CLADERA

Agencias El ciudadano holandés Romano Liberto Van Der Dussen, encarcelado desde hace 12 años por violación, ha salido este jueves en libertad un día después de que el Supremo anulara la pena de seis años por una de las tres agresiones sexuales por las fue condenado. A las puertas de la cárcel de Palma ha asegurado que “luchará para limpiar su nombre”.

“No hay dinero en el mundo para pagarme por no haber estado con mi madre antes de morir, cuando me necesitaba, ni con mi hija, a la que dejé cuando era pequeña”. “Saben, me han jodido la vida”, ha apostillado Der Dussen, que ha insistido en que es inocente y que tampoco cometió las otras dos violaciones. “A veces no podía más, pensé en acabar con mi vida porque la vida así no es vida, es un infierno”, ha desvelado.

Tras doce años y medio en varias cárceles españolas, a las que era trasladado por su propia seguridad tras ser condenado por violación, Van Der Dussen ha salido de la prisión de Palma acompañado por una funcionaria de la embajada holandesa en Madrid, el capellán de la prisión, Jaume Alemany, y uno de sus dos abogados, que le han asistido gratuitamente durante estos años.

La Audiencia de Málaga, que condenó al holandés a 15 años y medio por las tres violaciones, ha remitido este jueves una resolución judicial al centro penitenciario de Palma para que se procediera a la excarcelación de Van Der Dussen, en virtud de la sentencia dictada por el Supremo.

La excarcelación -ha cruzado el portón de la prisión a las 17.02 horas- se produce a raíz de que el alto tribunal decidiera el pasado noviembre admitir a trámite el recurso de Van Der Dussen, basado en un informe de la Policía Científica que apunta a que el verdadero autor de la violación fue un hombre de nacionalidad británica acusado en su país por la violación y homicidio de una joven.

Ahora el alto tribunal ha anulado esa condena, pero le mantiene las penas por las otras dos violaciones, de modo que le quita seis años y seis meses sobre una condena total de quince años. Debido a ello, la Audiencia de Málaga considera que el penado deja extinguida con fecha de 27 de marzo de 2013 las penas impuestas.

El reo fue considerado autor de tres agresiones sexuales cometidas en Fuengirola (Málaga) en agosto de 2003, y condenado por esos crímenes, además de otros delitos asociados como robo y lesiones, a quince años de cárcel. Su identificación como autor por parte de las víctimas fue la única prueba.

El ADN aportado por una víctima coincide con otro violador de Gran Bretaña

Durante varios años su abogado pidió la revisión de las tres condenas basándose en que el ADN aportado por una de las víctimas coincide con el de un criminal sexual condenado en Gran Bretaña.

El argumento central del recurso radica en que, a pesar de que las víctimas identificaron al holandés como el autor del delito, Mark Phillip Dixie, un preso británico condenado por asesinato y crímenes sexuales en el Reino Unido cuyo parecido físico con el reo es indudable, ha sido identificado por el ADN como el probable autor de uno los delitos por los que fue condenado Van Der Dussen.

La sentencia condenatoria por las tres violaciones (de las que solo se revisará una) consideraba que el autor de las agresiones era el mismo, basándose en circunstancias como “modus operandi” y otros indicios.

Así, la defensa de Liberto Van Der Dussen defiende que, si no agredió a María Asunción C., tampoco lo hizo con las otras.

Ahora el Supremo resuelve que los resultados de las pruebas de ADN revelan datos nuevos y tienen un carácter técnico e identificador de superior valor que las que llevaron a su condena.

El alto tribunal también ha ordenado al juzgado de instrucción que investigó aquella violación que abra de nuevo la causa, lo que podría llevar a la condena del hombre cuyo ADN ha sido identificado.

Siempre se ha declarado inocente de las tres violaciones

Durante este tiempo jamás ha reconocido su culpabilidad por ninguno de esos delitos, ni ha querido hacer ningún curso carcelario de reinserción para violadores, lo que le ha supuesto que jamás haya podido disfrutar de un periodo de permiso. Hasta 32 peticiones le han sido denegadas.

Antes del juicio en el que fue condenado, ha explicado, tampoco se acogió a la propuesta de la Fiscalía de rebajar la condena por algo que no cometió. “No soy un depredador sexual”, ha sentenciado.

“Es increíble -ha afirmado- lo que me han hecho y no voy a perdonarlo; voy a limpiar mi nombre porque no estamos en un país tercermundista, sino un Estado democrático de derecho donde se debe respetar la dignidad inherente a un ser humano y sus derechos fundamentales”

A las puertas de la cárcel, este ciudadano holandés que ingresó en prisión con 30 años y ha salido con 43, ha reclamado una justicia, un gobierno, y unos políticos españoles “como Dios manda” porque “desde hace nueve años se sabe que soy inocente y no se ha hecho nada por mí”.

Desde 2007, ha señalado, la Policía sabía que su ADN no coincidía con una de las mujeres violadas. Después, Mark Dixie, un preso británico que en septiembre de 2005 asesinó a una joven modelo inglesa de 18 años, reconoció ser el autor del delito del que Van Der Dussen ha sido absuelto.


Leave a Reply

Your email address will not be published.