Rosario Porto y a Alfonso Basterra culpables de la “muerte violenta” de su hija Asunta

3341591El jurado popular ha declarado por unanimidad culpables a la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra de la “muerte violenta” de su hija Asunta, que según los forenses fue “asfixiada con un objeto” e ingirió al menos 27 pastillas de Orfidal el día del crimen.

Los nueve integrantes del jurado popular, que comenzaron a deliberar la tarde del lunes, han coincidido en que la víctima no tuvo posibilidad alguna de defenderse y se han mostrado contrarios al indulto o a la reducción de pena. Todos ellos han estado casi 40 horas analizando pruebas y testimonios para contestar a las 21 preguntas acordadas por las partes para fundamentar su decisión.

Consideran probado que la pequeña murió asfixiada por sus padres, basándose en la autopsia y en las cuerdas naranjas halladas en la casa de Teo y en la pista forestal en la que se encontró el cadáver.

También destacan que Porto trató de ocultar el contenido de una papelera con restos de la misma cuerda durante el registro, así como que su exmarido trató de justificarla diciendo que pertenecía a los jardineros, algo que niega el jurado.

El fallo también precisa que los acusados dieron Orfidal a su hija durante los últimos tres meses de su vida y de forma masiva el día del crimen, como queda “probado” en la autopsia. También considera que comieron juntos el día de la muerte de la pequeña, y da por bueno el testimonio de una testigo que vio a Asunta con su padre aquella tarde.

Cronología del caso Asunta

Este viernes el jurado popular ha declarado, por unanimidad, a Rosario Porto y Alfonso Basterra culpables de la muerte violenta de su hija Asunta, la niña de 12 años cuyo cadáver fue hallado en una pista forestal de Teo (A Coruña) el 22 de septiembre de 2013.

El caso se remonta al 21 de septiembre de 2013, cuando Rosario y Alfonso denuncian la desaparición de su hija, Asunta Yong Fang, una niña de 12 años de origen chino que había sido adoptada cuando apenas tenía un año por el entonces matrimonio, ahora separado. Un día más tarde, dos personas encuentran el cadáver de la niña cerca de un chalet propiedad de Rosario Porto. Desde entonces, la investigación ha hallado múltiples pruebas e indicios sobre el caso hasta que finalmente el jurado popular ha declarado culpable al matrimonio.

2013

21 septiembre.- 22.00 h: Rosario Porto y Alfonso Basterra denuncian la desaparición de su hija, Asunta Yong Fang, una niña de 12 años de origen chino, adoptada por el entonces matrimonio, ahora separado, cuando apenas tenía un año.

22 septiembre.- 01.00 h: Dos viandantes hallan el cadáver de Asunta en una pista forestal cercana a un chalet propiedad de Porto, en el municipio coruñés de Teo. Junto al cuerpo aparecen restos de cuerda, idénticos a los que horas después la policía judicial halló en el citado chalet.

24 septiembre.- Concluida la ceremonia de cremación, Porto es detenida e imputada de un presunto delito de homicidio por “las incongruencias y ambigüedades”, así como por las “versiones contradictorias” en sus declaraciones.

25 septiembre.- La Guardia Civil arresta a Basterra, que es imputado también de un presunto delito de homicidio.

27 septiembre.- El juez decreta la prisión para ambos.

4 octubre.- Los análisis toxicológicos revelan dosis elevadas de ansiolítico en el cadáver de Asunta.

9 de octubre.- Los análisis de la ropa de la víctima revelan restos de semen en la camiseta.

17 octubre.- El juez del caso incoa el procedimiento según la Ley del Tribunal del Jurado.

18 octubre.- Los análisis toxicológicos revelan que la menor consumió altas dosis de sedante en julio y en las horas previas a su muerte.

19 noviembre.- El juez levanta el secreto del sumario. En el auto, el magistrado está convencido de que los padres de Asunta tenían un “plan concordado” para matar a la niña.

Diciembre.- Un hombre de nacionalidad colombiana, cuyo perfil genético, correspondería con los restos de semen hallado en la camiseta de Asunta, es imputado en el caso. El acusado niega que estuviera en Galicia el día de autos.

2014

8 de enero.- El juez cursa una denuncia por la filtración de un audio de los padres de Asunta, relativo a una conversación que éstos mantuvieron en los calabozos, y en la que, entre otras cosas, Porto comenta a su marido “Tú y tus jueguecitos. ¿Te ha dado tiempo a deshacerte de eso?”. “Calla, que a lo mejor nos están escuchando”, le respondió Basterra.

9 de enero.- Oficiales de la Guardia Civil denuncian por calumnias al abogado de Porto.

14 de enero.- Dos profesoras de música de Asunta declaran ante el juez que el 9 de julio vieron a la niña “drogada, como sonámbula”.

17 de enero.- El Colegio de Abogados autoriza a Porto a asumir su propia defensa.

2 de abril.- El juez levanta la imputación al tercer imputado, al considerar que hubo contaminación en el laboratorio.

4 de junio.- Trasciende que Basterra almacenaba en su portátil material erótico y pornográfico de mujeres asiáticas.

19 de junio.- El juzgado pone fin a la instrucción del caso.

25 de junio.- El fiscal pide 18 años para cada uno de los padres por asesinato.

21 de septiembre.- La madre de Asunta recuerda a su hija con una esquela: “Te querré siempre”.

30 de septiembre.- Recusan al presidente del jurado por contacto con la causa.

21 de octubre.- Declaran nulo el diálogo grabado a los padres en el calabozo.

2 de diciembre.- La madre de Asunta aporta una autopsia que cuestiona la oficial e incluso la fecha de la muerte.

2015

31 de enero.- La Audiencia rechaza de nuevo la libertad para los padres de Asunta.

22 de febrero.– Trasciende que el padre de Asunta se hizo un “selfie” ante el féretro de su hija.

12 de junio.– Posponen hasta después de agosto, el juicio que iba a celebrarse el 23 de junio, ante la imposibilidad de reunir a algunos miembros del jurado.

22 de julio.- El juez prorroga la prisión preventiva para los padres de Asunta.

29 de septiembre.- Inicio del juicio.

1 de octubre.- En su declaración, Rosario Porto se declara inocente y señala que Asunta tuvo unos buenos padres. Relató episodios violentos de su exmarido pero nunca con la niña.

9 de octubre.- Una psiquiatra revela que Rosario Porto tenía deseos de morir en 2009.

23 de octubre.- Las defensas de los padres, reiteran que no hay pruebas contra ellos.

26 octubre.- El jurado popular que juzga a Rosario Porto y Alfonso Basterra por la muerte violenta de su hija Asunta comienza a deliberar.

30 octubre.- Se conoce el veredicto del jurado que considera culpables a los padres.

El fiscal pide 18 años de cárcel

Rosario Porto y Alfonso Basterra han escuchado el veredicto en el juzgado de Fontiñas poco antes del mediodía, con el gesto sombrío, tranquilos y vestidos de negro.

Tras la lectura del fallo, el fiscal ha pedido 18 de prisión para los acusados, una pena en su opinión “moderada” teniendo en cuenta la edad de la víctima y la “voluntad” y “planificación conjunta” de los hechos probados. La acusación popular por su parte ha solicitado 20 años de cárcel para cada uno.

José Luis Gutiérrez Aranguren, abogado defensor de Porto, ha insistido en la defensa de su cliente y ha anunciado que recurrirá hasta última instancia la resolución del jurado. La letrada de Basterra, Belén Hospido, ha pedido que no se considere la alevosía como agravante, algo con lo que pretende reducir la condena hasta los doce años y medio de prisión.

Sospechosos principales desde el principio

La víctima, de 12 años, fue hallada muerta en una pista forestal de Teo el 22 de septiembre de 2013, un día después de que sus padres denunciasen su desaparición. Desde el principio, la investigación se centró en Porto y en Basterra, que fueron detenidos respectivamente dos y tres días después de que se encontrarse el cuerpo.

Ambos, en la vista oral, se declararon inocentes y repitieron una y otra vez que la pequeña, a la que adoptaron cuando era un bebé, era lo que más querían en el mundo.

Mientras los abogados de la defensa, Gutiérrez Aranguren y Hospido, pidieron para sus clientes la libre absolución al considerar que no hay pruebas de cargo y también que la instrucción ha estado enfocada a culparlos desde el inicio, el fiscal planteó la posibilidad de que Rosario Porto asfixiase en solitario a su hija en el chalet de Montouto en un “plan acordado” con su exmarido, Alfonso Basterra.

Un jurado popular

Cinco hombres y cuatro mujeres conforman el jurado popular que ha dictado el veredicto. Según la Ley de Tribunal de Jurado, para considerar que un hecho está probado, debe estar apoyado al menos por siete de los nueve jurados, mientras que para determinarlo no probado basta con cinco votos.

El magistrado del caso, Jorge Cid Carballo, pidió a todos ellos responsabilidad, imparcialidad, independencia y sujeción a la ley, dada “la gravedad de la tarea” que se les encomendaba y teniendo en cuenta que está en liza “la vida de dos personas que se juegan muchos años en prisión”.

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.