Ribó quiere una única zona comercial que abra en festivos en el entorno de la Lonja

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, insistió este jueves en el ‘Fórum Europa. Tribuna Mediterránea’ en que la postura del Ayuntamiento es reducir las zonas de gran afluencia turística en la ciudad de las cinco actuales a una única zona “alrededor de la Lonja” que abriría en festivos porque los domingos son para “pasear” y “disfrutar con los niños”.

Así lo ha defendido Ribó, preguntado por los periodistas, tras su participación en el acto con candidatos al Congreso de los Diputados de la lista ‘Compromís-Podemos-Ès el Moment’ organizado en Valencia por Nueva Economía Fórum.

En este sentido, Ribó explicó que “la propuesta del Ayuntamiento es muy clara: cumplir la ley estatal” sobre la apertura de las zonas de gran afluencia turística, que si bien matizó que no le satisface, señaló que es su “obligación”. Así, dijo que cumplirán dicha ley “con una zona alrededor de la Lonja”, apuntando además que esta única zona que defiende el consistorio como de gran afluencia turística “casualmente” no cuenta con un gran centro comercial.

“Pensamos que los domingos los grandes centros comerciales tienen que estar cerrados porque eso favorece la conciliación familiar de sus trabajadores y que la competencia esté aproximadamente en igualdad de condiciones con el comercio local, que es fundamental para la supervivencia de los barrios como entidades propias”, defendió Ribó, que recordó que el Ayuntamiento recibió justo esta mañana 21.000 firmas que piden la conciliación de la vida familiar y laboral.

“Nuestra posición es muy clara. A partir de ahí, hablemos”, insistió el alcalde, emplazando a las entidades implicadas, consciente de que hay posiciones enfrentadas entre las “distintas asociaciones representadas en la Mesa del Comercio” que se reúne este jueves. “Otra cosa es que después de hablar, estemos obligados a cambiar, pero no me gustaría cambiar”, valoró Ribó. “El domingo es para pasear, para disfrutar con los niños”, estimó el primer edil,

Y, en este sentido, señaló que el domingo “cada uno puede hacer lo que quiera, pero creo que si el domingo hay gente que quiere hacer dobles turnos o forzar a sus trabajadores, al comercio local lo colocan en inferioridad de condiciones y no puede sobrevivir, y para nosotros es muy importante que puedan sobrevivir”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.