Ribó promocionará la aventura de Gulliver “no solo en el Google Maps”

El alcalde pide disculpas a sus creadores por el “maltrato dado a esta parque por el anterior gobierno municipal”.

“Quiero reiterar que la mejor ciudad es la que cuida a sus niños, que cuida a sus personas mayores, y este parque es un ejemplo de una cosa que se hizo muy bien y a partir de una tecnología muy valenciana que juntaba el mundo de las fallas con elementos de innovación. Creo que celebrar hoy el 25 aniversario del Gúlliver es un motivo de orgullo y una oportunidad para decir que hay iniciativas que vale la pena celebrar, que es importante conservar, importante promocionar, para que la gente conozca el Gúlliver no solamente desde las páginas de Google, sino también porque se le haga la adecuada promoción, que no se ha hecho”, ha afirmado el alcalde Joan Ribó tras lanzarse, junto a María Oliver, Sandra Gómez, Pilar soriano y Giuseppe Grezzi por el tobogán más grande de esta figura que se instaló en Valencia hace ya un cuarto de siglo.

29-12-15- gulliver-14
image-291810

La celebración del 25 aniversario del Gúlliver ha reunido a concejales de todos los grupos municipales y también a casi todas las personas: el arquitecto Rafael Rivera, el dibujante Sento Llobell, el ex conseller Andrés García Reche y el artista fallero Manuel Martín, en representación de su padre, ya fallecido, que hicieron posible que el personaje de la novela Swift se convirtiese en el centro de un parque de más de 60.000 metros cuadrados bautizado como “Un riu de xiquets”. A todos ellos Joan Ribó ha querido pedirles disculpas, y también a los usuarios, “por el maltrato dado a este parque por el anterior equipo municipal, por el menosprecio de los que lo asumieron como una incómoda carga que no supieron apreciar cómo se merecía, sólo porque no lo hicieron ellos”.

En el interior de la figura tumbada “de 68 metros de largo y siete de alto” ha tenido lugar este acto conmemorativo en el que la concejala de Patrimonio, María Oliver, ha empezado su intervención recordando a Francesco Tonucci cuando afirmaba que “la ciudad buena para los niños es la ciudad buena para todos”, para añadir a continuación que el Gúlliver ha sobrevivido 25 años “en modo resistencia, esperando a que alguien le haga caso, y el actual equipo de Gobierno de la ciudad está decidido a hacérselo”. Más tarde ha calificado de “prou valents” a sus creadores, y ha señalado que “era el producto de un proyecto muy ingenioso”. En opinión de María Oliver, “una ciudad amable no puede ser una ciudad donde no se piense desde el punto de vista de los niños, a los que les debemos una reflexión”

RAFA RIVERA

El arquitecto responsable de que Valencia cuente con este parque singular ha realizado su intervención evocando un dialogo imaginario con el propio personaje que él diseño para un espacio urbana cuya señalética fue realizada por el diseñador valenciano Javier Mariscal. ”Me puse a hablar con él y me dijo que tenía el corazón partido. Alegre por un lado, por la gran cantidad de visitantes que tenía, pero también triste porque nadie veía que sus ropas se rompían y estaban muy descoloridas. Ahora soplan nuevos vientos que van en la dirección de recuperar elementos urbanos como el Gúlliver”

Ha recordado cómo concibió un proyecto de “Riu de xiqutes”- “que ahora os toca poner en valor “- olvidándome de juegos de patitos y muelles, de instrucciones para jugar”. Ha recordado su colaboración con el artista fallero Manolo Martín y con el dibujante Sento Lllobell, y también el apoyo de García Reche. ”Cuando se abrieron las puertas, en ese mismo momento, supimos que iba a funcionar”, ha dicho Rivera, quien ha recordado que en el interior de la figura había una maqueta de la ciudad de Valencia que, como ha confirmado María Oliver, se va restaurar.

García Reche, por su parte, ha resaltado que el Gúlliver, su construcción, supuso “mucha innovación en materiales, en la incorporación de una estructura con referencia fallera, en la utilización del talento que teníamos aquí”, y también ha recordado que el presupuesto fue de “220 millones de las antiguas pesetas; 1.300.000 euros de los de ahora. Costó lo mismo de lo que valen dos pisos en esta zona de Valencia”

El alcalde Joan Ribó ha insistido en ese aspecto de que el Ayuntamiento” tiene aquí un elemento patrimonial que queremos cuidar y, sobre todo, poner en valor, porque me parece fundamental. Nos gustaría que esto que pasa en el Gúlliver pasase con muchos cosos que, por desgracia, hasta ahora no se han puesto en valor adecuadamente porque eran de antes, y por eso quizás no se cuidaban adecuadamente. Pero hay cosas de antes que vale la pena conservar porque son muy valiosas, y este parque es uno de los ejemplos más importantes que tenemos en valencia”

CUIDAR EL PATRIMONIO

Frente a La “falta de atenciones y mantenimiento por parte del anterior gobierno municipal a un personaje tan insigne como Gúlliver, Ribó ha resaltado el aprecio ciudadano a esta infraestructura, sobre todo por parte de los más pequeños. “Esos niños que en los noventa disfrutaron y desgastaron pantalones dentro fuera y alrededor, son hoy padres que disfrutan de este espacio urbano cada vez que traen aquí a sus hijos para que interaccionen con el héroe tumbado”

“Estar aquí hoy es, de alguna manera, recuperar la memoria del Gúlliver, y manifestar la voluntad de que queremos integrarlo entre los elementos que supongan poner la ciudad en valor para que la gente conozca cuál es nuestro patrimonio”, ha añadido el alcalde de Valencia. “Tenemos un gran patrimonio que frecuentemente no se tiene en cuenta. Se hacen cosas nuevas sin ton ni son, sin saber después para qué sirven. Por ejemplo un poco más abajo hay alguna, vestida de azul, y no aprovechamos lo que tenemos”, ha señalado Ribó “Cuidar lo que tenemos es una herramienta fundamental, también en la lengua, en la cultura, en todo nuestro patrimonio. El Gúlliver es patrimonio de esta ciudad, y queremos decir con mucha claridad que es un patrimonio muy interesante para niños y para mayores”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.