Relevado de sus funciones el director de Seguridad de Madrid Destino, Rafael Pastor, acusado por el Madrid Arena

fotonoticia_20140905102400_800

Foto EP

El hasta ahora director de Seguridad de la empresa municipal Madrid Destino, Rafael Pastor, “ha sido relevado de sus funciones” pero seguirá ocupando otro puesto dentro de la sociedad pública, como han informado fuentes municipales a Europa Press.

Como adelanta este viernes el diario ‘El Mundo’, el cese se produjo ayer jueves. Con él, Pastor no tendría que salir de la empresa ya que no es un puesto de confianza y “previsiblemente será recolocado en otra labor ajena a la seguridad”, detalla el periódico.

Pastor es uno de los 16 acusados señalados por el juez instructor del caso Madrid Arena, Eduardo López Palop, junto al organizador de la fiesta de Halloween que se celebró la madrugada del 1 de noviembre de 2012, Miguel Ángel Flores, y el exjefe de la Policía Municipal de Madrid, Emilio Monteagudo.

Un día después de conocerse el auto de procesamiento, el Grupo Municipal de UPyD exigía la dimisión de Pastor dada la “incompetencia demostrada”.

El portavoz de la formación magenta en el Ayuntamiento de Madrid se preguntaba cómo era posible que “alguien que ha dejado constancia evidente de su ineficacia y falta de conocimientos con sus declaraciones ante el juez pueda ser recolocado en un puesto de relevancia por el equipo de Gobierno del PP”.

Ortega se refería a declaraciones “tan inaceptables” ante el juez como que desconocía que tuviera que haber un espacio habilitado para la enfermería, que ignoraba que algunas de las puertas de cota 0 estuvieran precintadas, si había coordinación entre todos los elementos de seguridad, que no comprobó el contrato de Kontrol 34 con Diviertt y que no estaba al tanto de la normativa de incendios.

Valencia noticias | EP

Valencia noticias Noticias de Valencia, Castellón y Alicante Periódico, prensa digital valenciano, Noticies en Valencià, noticias nacionales e internacionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.