Raúl cuelga las botas alzando una última copa

AGENCIAS Raúl ha jugado este domingo su último partido. Con 38 años, el que fue jugador del Real Madrid durante casi 16 años, se ha despedido del fútbol a lo grande, con una victoria que otorga a su actual equipo, el Cosmos de Nueva York, el campeonato de la Liga Norteamericana de Fútbol.

Tras derrotar 3-2 al Fury de Ottawa y hacerse con el título de la segunda liga estadounidense, Raúl González Blanco, que juega en Estados Unidos desde el año pasado, ha colgado las botas después de 21 temporadas en el fútbol profesional.

Aunque en la semifinal del pasado 7 de noviembre Raúl se apuntó uno de los dos golpes que le permitieron al Cosmos llegar a la final tras derrotar por 2-1 a los Strikers de Fort Lauderdale (Florida), en esta ocasión no tuvo la misma suerte y mantuvo una actuación de apoyo, discreta. Durante la temporada regular, logró marcar ocho goles.

En la rueda de prensa tras el partido, la leyenda blanca no quiso adelantar a qué se dedicará a partir de ahora. “Ya habrá tiempo para hablar de esto”, ha asegurado, aunque ha anticipado que posiblemente en el próximo mes podría dar a conocer cuál será su futuro. Aunque, de momento, seguirá viviendo en esta ciudad con su familia.

Será “una nueva vida, un nuevo proyecto”, un “nuevo camino”, ha explicado sin entrar en detalles. El jugador, además, se ha mostrado “muy feliz pero también un poco triste” al describir los sentimientos encontrados por despedirse después de alzar la copa del campeonato de la liga profesional -en la que se integran once equipos de EE.UU. y Canadá-.

New York Cosmos player Raul stands on the field during his team' class=
image-262743

New York Cosmos player Raul stands on the field during his team’s match against the Ottawa Fury for the NASL Championship in Hempstead, New York, November 15, 2015. REUTERS/Brendan McDermid

Además de su despedida también colgó sus botas el hispanobrasileño Marcos Senna, quien tampoco tuvo una actuación decisiva en su último encuentro como jugador en activo. Tanto Raúl como Senna fueron despedidos esta noche por sus compañeros de equipo alzados en el aire varias veces, justo cuando terminó el encuentro y antes de que el Cosmos recibiera la copa del campeonato, en medio de muestras de cariño.

En el partido de este domingo los goles los acaparó para el Cosmos el argentino Gastón Cellerino, quien junto con el estadounidense Walter Restrepo dominaron la punta del equipo neoyorquino, apoyados por el exmadridista, fiel al número 7 en la espalda.

El Cosmos se adelantó en el marcador, pero el Fury empató y despertó las esperanzas canadienses. Los de Nueva York volvieron a adelantarse y a pocos minutos del final, Cellerino -el héroe de la noche- pareció sentenciar el campeonato marcando el 3-1. Sin embargo, a los dos minutos el Fury marcó de nuevo y fijo el marcador definitivo: 3-2.


Leave a Reply

Your email address will not be published.