Rajoy defiende que su único plan pasa por aprobar los Presupuestos para 2017

rajoy
image-434638
AGENCIAS 
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que solo contempla llegar a un acuerdo con los principales partidos de la oposición para “aprobar” los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y descartó cualquier escenario diferente. “En planes B no voy a entrar. Lo que tengo es un plan A que consiste en aprobar los Presupuestos“, ha sentenciado.

Lo ha hecho en la rueda de prensa conjunta con su homólogo portugués, Antonio Costa, al ser preguntado por las informaciones publicadas por el diario El Mundo, que apuntan que el presidente planea convocar elecciones si no logra aprobar los presupuestos.

Rajoy ha explicado que tanto él como el grupo parlamentario popular, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y “algunos ministros” han mantenido contactos con representantes de “distintas fuerzas políticas”, que no ha detallado, para abordar los presupuestos.

En cualquier caso, ha afirmado que la “urgencia” consiste en aprobar el techo de gasto para 2017 y la distribución de los objetivos de déficit por administraciones para permitir a comunidades autónomas y corporaciones locales “tener unas reglas de juego claras” y “poder financiar su déficit de cara al futuro”.

Rajoy reiteró que “tan malo es no tener un gobierno como tener un gobierno que no pueda gobernar” y ha garantizado que su posición “va a ser positiva” a la hora de negociar, por lo que espera que haya “buena voluntad” en sus interlocutores.

“Lo único que me preocupa es hacer unos presupuestos que permitan decir que España sigue creciendo económicamente, creando empleo y cumpliendo los compromisos con Europa”, ha remarcado.

Espera recibir a Puigdemont con el resto de CC.AA.

Por otro lado, Rajoy ha mostrado su deseo de que el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, acuda finalmente a la Conferencia de Presidentes que pretende convocar en lo que resta del año. “Nada se pierde por asistir a una reunión de estas características”, ha dicho.

El presidente del Gobierno ha dicho que le gustaría que todos los presidentes autonómicas estuvieran en esa cita en el Senado cuando se le ha preguntado por la decisión de Puigdemont de no participar de la misma.

Para Rajoy, es bueno que el Gobierno y los diferentes jefes de los Ejecutivos autonómicos dediquen una jornada a opinar de lo que cada uno estime “oportuno” y “conveniente”. Entre los asuntos a abordar ha citado los retos para cumplir los compromisos con Europa, las medidas para consolidar el crecimiento y la creación de empleo y el nuevo sistema de financiación autonómica, entre otros.

“Hablar es siempre positivo, a veces se llega a acuerdos y a veces no, pero a mí me gustaría que Puigdemont viniera y que vinieran todos”, ha insistido. “Si no quiere hacerlo, yo no puedo hacer nada”.

En todo caso, el presidente del Gobierno se ha mostrado abierto al diálogo con Puigdemont, con el que ha recordado que quedó en que hablarían “en próximas fechas”. “Estoy dispuesto a hablar pero hay algunas cosas que no se deben hacer, como los contratos de adhesión e ir en contra de la soberanía nacional o contra las normas de convivencia”, ha recalcado.

“Pero si hay capacidad de construir, podemos dar pasos en la buena dirección”, ha proseguido Rajoy, incidiendo en que intentará involucrar a todas las fuerzas políticas “que quieran construir”.

Mariano Rajoy saluda al primer ministro de Portugal, Antonio CostaMariano Rajoy saluda al primer ministro de Portugal, Antonio Costa

“Las mejores relaciones posibles” con los EE.UU. de Trump

Los presidentes español y portugués han analizado en su reunión la situación política y económica de ambos países, los retos de la UE y de la nueva situación que se abre con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Sobre este, Rajoy ha afirmado que España quiere tener “las mejores relaciones posibles” con el pueblo estadounidense y con quien sus ciudadanos han elegido como próximo presidente.

Trump ha sido elegido porque así lo han determinado los ciudadanos de Estados Unidos. Nuestra única posición, la razonable, es felicitar y desearle que tenga mucha suerte”, ha dicho Rajoy.

Ha insistido en que España quiere tener “las mejores relaciones posibles con el pueblo americano y con quien el pueblo americano diga que es su presidente”.

Rajoy no ha querido entrar a comentar las primeras reuniones que ha mantenido Trump, que como presidente electo ha iniciado estos días sus contactos con colaboradores cercanos a la líder del Frente Nacional (FN) francés, Marine Le Pen, y con el líder del británico UKIP, Nigel Farage, con quien se vio el sábado en Nueva York. Se ha limitado a señalar que Trump puede reunirse “con quien estime oportuno y conveniente”.


Leave a Reply

Your email address will not be published.