Rajoy defiende el papel de las diputaciones provinciales frente a la propuesta de Ciudadanos

Para todos los públicos3530490Agencias  El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha defendido este sábado el papel de las diputaciones provinciales, diciendo que “es muy difícil que los pequeños municipios puedan seguir adelante prestando los servicios a los vecinos sin su ayuda”.

Rajoy ha pronunciado estas palabras en un acto de Nuevas Generaciones del Partido Popular en Toledo, acompañado por la presidenta de Castilla La-Mancha, María Dolores de Cospedal. Se ha referido así a la propuesta de Ciudadanos de eliminar estos organismos.

Ha criticado a las “personas que viven toda su vida sobre una moqueta” diciendo que “deberían saber que el mundo rural también existe y que la Constitución española dice que todos los españoles son iguales en derechos, deberes, obligaciones, sean donde sean, vivan dodne vivan y hayan nacido donde hayan nacido” y, por lo tanto, ha dicho, “defenderemos el mundo rural y la existencia de las diputaciones provinciales”.

Sobre Tsipras: “Yo no le he pedido nada a ese señor”

Rajoy también se ha mostrado irónico respecto a la petición del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que el presidente de Grecia y líder de Syriza, Alexis Tsipras, interceda con Pablo Iglesias para facilitar su investidura, y ha dicho que “por el medio aparece Tsipras y no se sabe si va a formar el nuevo Gobierno de España”. Ha incidido en que “yo no le he pedido nada a ese señor, que quede claro”.

Critica el “sinfín de dimes y diretes, reuniones, vetos de unos a otros, ruedas de prensa, etc.”. “Yo nunca en mi vida he visto dar tantas ruedas de prensa como a lo largo de estos siempos; es vera  personas que pactan y desconfían, que se vetan unos a otros”, ha detallado.

El presidente en funciones ha repetido la postura del PP respecto a las negociaciones de Gobierno, manteniendo la oferta de la gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos, tres partidos que, según dice, coinciden “en lo fundamental”, en la defensa de la “unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles”, apuntando que “unos con más entusiasmo que otros”, que tienen “posiciones similares respecto a la Unión Europea”, y que defienden un “pacto contra el terrorismo”, mientrs que hay muchos otros partidos que no coinciden en estas cuestiones.

Recuerda que las coaliciones entre populares y socialistas son las que persisten en instituciones europeas como en la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, y en “15 países europeos” como Austria o Alemania, “donde la aritmética ha hecho que el PP y el PSOE tengan que estar juntos en un gobierno presiddido por Merkel, que fue quien ganó las elecciones”.

En un discurso muy similar al pronunciado el pasado sábado en Pontevedra, Rajoy ha insistido en la idea de que los españoles pidieron en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre que los españoles “dialoguen” y lleguen a acuerdos, y define su propuesta como la más “sensata”, frente a la alternativa de izquierdas.

“Solo hay una alternativa”, ha dicho: “PSOE, más Podemos, más Izquierda Unida, más todas las mareas, Compromís, En Comú, ERC y algunos más, pero eso es terrible para España, para la unidad y para la economía española, para los servicios públicos y para el interés en general”.

Rajoy insiste en que hay que transmitir un mensaje de seguridad y estabilidad a los mercados y que con su propuesta de acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos se transmite “un mensaje bueno para la economía, dentro y fuera de España”.

No apoyará a Sánchez para que derogue sus reformas

Por ello, defiende su programa económico frente al propuesto por el PSOE y por Ciudadanos y recuerda el avance de la economía española en los últimos cuatro años. “A veces no recordamos que hemos vivido la peor crisis económica en décadas”, ha sentenciado, incidiendo en que conviene recordar que España “estuvo al borde de la quiebra y del rescate” y que hace cuatro años el país se encontraba “en recesión económica, perdiendo cotas de bienestar y de riqueza; hoy, es el país que tiene mayor crecimiento económico de la UE, mucho más que Italia, Francia e incluso que Alemania”.

Por eso, en referencia al programa económico del PSOE y de Ciudadanos, ha dicho que “los experimentos los pagan el resto de los españoles” y que no apoyará a Sánchez porque es un partido que quiere “echarnos, y es muy lícito”, y porque pretende “derogar todas las reformas que hicimos en estos cuatro años, que son las que salvaron a España de la quiebra y del rescate”, por lo que ha definido esta postura como “una broma”.

Se ha mostrado tajante frente a las “pretensiones de algunos que dicen que el PP tiene que apoyar el acuerdo derrotado en las Cortes entre Sánchez y Rivera y elegir a Sánchez Presidente”. “No puede ser y no va a ser”, ha sentenciado Rajy. “El PP se lo toma en serio, no vamos a participar en este sainete; nuestra posición es exactamente la misma que la del primer día, la más razonabe y sensata y lo sabe todo el mundo”, ha remarcado.

Aún así, mantiene la puerta del diálogo abierta al PSOE. “Si alguien quiere hablar, hablamos, pero en serio; ahora parece que los líderes de los partidos no pueden hablar y han creado unas comisiones sectoriales, y las crean dos partidos (PSOE y C’s) que van con un programa derrocado en las cortes”, ha dicho Rajoy, puntualizando que el PP no está “dispuesto a formar parte de un espectáculo que no conduce a nada”.

Para concluir, el presidente del Gobierno en funciones ha transmitido su pésame a las familias de Alejandro Álava y Xavier Curbelo, los dos tripulantes españoles que han fallecido en un accidente de aviación en Rusia.


Leave a Reply

Your email address will not be published.