Rajoy pide al PSOE no “demonizar” al adversario

Rajoy ha vuelto a calificar como “razonable y sensata” la decisión del PSOE de permitirle, con su abstención, formar Gobierno y ha dicho estar de acuerdo con los socialistas en que las elecciones generales no serían buenas para España, aunque ha lanzado un aviso: “No quiero que haya elecciones, aunque a mí me podrían beneficiar“.

Tanto en su réplica al portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, como en la del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha llamado a los tres partidos a entenderse en esta nueva etapa política y en las “actuaciones imprescindibles para el interés general de España”.

Muy diferente ha sido el tono del cara a cara entre Rajoy y Hernando del último que protagonizaron el propio Rajoy y el ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez en la anterior investidura fallida del ‘popular’ en el que culpó directamente a Sánchez de la posibilidad de ir a las terceras elecciones.

El portavoz parlamentario del PSOE, que fue uno de los principales valedores del ‘no es no’ a Rajoy, ha querido dejar claro que la abstención “no es un apoyo a Rajoy porque no es el presidente que España necesita”. Pedro Sánchez ha escuchado, desde su escaño, la intervención de los diferentes líderes políticos y, al término de la intervención de Hernando ha dicho en los pasillos que es un “buen parlamentario”

Rajoy ha aprovechado además esta segunda intervención para anunciar que mientras se logra acordar un pacto de Estado en educación, uno de los que ofreció en su discurso de investidura a PP y Ciudadanos, el Ejecutivo suspenderá los efectos académicos de las ‘reválidas’ en ESO y Bachillerato previstas por la Lomce y no se exigirán para obtener el título.

El cara a cara más vivo e irónico ha sido el protagonizado por Mariano Rajoy y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que van camino de convertirse en clásicos del Parlamento. Iglesias ha combinado la dureza en sus críticas al PP y al PSOE con el humor en las réplicas a Rajoy, que ha sacado su sorna parlamentaria para contestar al líder de la formación morada.

Rajoy pide al PSOE no “demonizar” al adversario

Tras reconocer el papel del PSOE “a lo largo de la historia de España”, Rajoy ha insistido en la idea lanzada este miércoles de que en esta nueva etapa su Gobierno “va a tener que buscar acuerdos cada día“, para lo que espera la colaboración del propio PSOE y Ciudadanos.

Tan malo es no tener un Gobierno como uno que no pueda gobernar“, ha enfatizado, para insistir en que la mejor opción hubiese sido “un Gobierno a tres”, en referencia a la gran coalición PP-PSOE-C’s por la que siempre ha abogado el líder del PP y que ha lamentado “no sea posible”.

En este sentido, y tal y como hizo en el discurso con el que pidió a la Cámara su confianza para gobernar, ha apelado a la “responsabilidad” de los 350 diputados y ha añadido: “A unos más que otros”.

Y se ha referido explícitamente a la necesidad de poder sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado.

Dos son los límites que ha planteado Rajoy a la hora de buscar acuerdos con estos partidos: perjudicar a la recuperación económica y a la creación de empleo, y el respeto al déficit público y a la estabilidad presupuestaria.

Posteriormente, en su réplica a Rivera ha insistido en que hay una serie de cuestiones a las que no se puede renunciar de ninguna manera, como aprobar los próximos presupuestos, cumplir los compromisos con la UE, dotar de un mínimo de estabilidad al Gobierno y no gastar más de lo que se tiene.
Rajoy ha insistido en que habrá mucho que hablar y acordar, pero hay cosas “con las que no conviene jugar”.

Rajoy cree que el ajuste de 5.500 millones podría ser “menor”

El presidente del Gobierno en funciones ha considerado que si la evolución de los ingresos continúa positiva a cierre de 2016, el ajuste de 5.500 millones de euros previsto para 2017 podría ser menor, y ha añadido que las proyecciones enviadas a Bruselas son conservadoras.

“Si eso fuera así, sería necesaria una decisión de menos importancia”, ha dicho en el pleno del Congreso tras ser criticado por el portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, por enviar a Bruselas un plan presupuestario que contempla ese recorte.

Rajoy ha explicado que reducir el déficit es “difícil” pero ha dicho que confía en que este año y el que viene se alcance la cifra comprometida con la Comisión Europa, del 4,6 % y del 3,1 % del PIB, respectivamente.

Ha reiterado que no subirá el IVA ni el IRPF a lo largo de esta legislatura y que apostará por una política de impuestos “contenidos”.

Rajoy suspende las reválidas pero no contempla derogar la Lomce

El Ejecutivo suspenderá los efectos académicos de las reválidas en ESO y Bachillerato previstas por la Lomce y no se exigirán para obtener el título, hasta alcanzar un pacto educativo.

Rajoy ha instado así al PSOE a abordar ese Pacto de Estado que, a su juicio, no debe consistir en derogar la Lomce ni en “en posturas maximalistas”.

Esas nuevas evaluaciones finales son obligatorias desde este curso para todos los alumnos que terminen ESO y Bachillerato, pero la propia Lomce dice que no tendrán efectos para obtener los títulos de estas etapas en esta primera ocasión, sino a partir del 2016-2017, es decir, dentro de 18 meses, aproximadamente, pues son pruebas que se realizarán en el mes de junio.

Sí que contará ya la de Bachillerato este curso para los alumnos que deseen entrar en la Universidad en próximo, pues ha desaparecido la Selectividad.


Leave a Reply

Your email address will not be published.