Rafelbunyol acondiciona las instalaciones deportivas con ayuda de la Diputación

FOTO PAP RAFEL

El municipio de Rafelbunyol adecúa las gradas y vestuarios  de las instalaciones deportivas municipales con un presupuesto total de 69.984,86 euros, que se le ha asignado desde el Plan de Actuaciones Programadas (PAP) de la Diputación de Valencia para acometer obras de carácter urgente o necesario.

La zona de intervención se encuentra en un suelo urbano calificado como dotacional deportivo en el Sector IV. Esta parcela es de mayores dimensiones que la que se va a actuar y comprende en su totalidad lo que anteriormente era el Polideportivo de Rafelbunyol y que, actualmente, se encuentra demolido y con las obras paralizadas. De modo que el área de intervención se limita exclusivamente a la zona de campo de fútbol y sus instalaciones, según se plasma en el proyecto básico y de ejecución redactado por el arquitecto Víctor García Martínez.

La envolvente del edificio de gradas-vestuarios se encuentra prácticamente finalizada a falta de revestimientos exteriores, pero falta por acometer toda la compartimentación interior, carpintería exterior e interior y todas las instalaciones, a excepción del saneamiento enterrado que se encuentra ejecutado prácticamente en su totalidad.

El proyecto define el edificio con las modificaciones necesarias para cumplir con las nuevas exigencias planteadas y también la urbanización de acceso al edificio y a la instalación, buscando al mismo tiempo la economía de medios.

l edificio de gradas-vestuarios se materializa en una pastilla rectangular de 89mx7’30m que presenta cuatro accesos mediante escaleras a la zona superior de gradas y uno central, que atraviesa el edificio dividiéndolo en dos partes: al campo de fútbol y a los vestuarios principales. Así mismo existe una serie de estancias adicionales, como vestuarios para entrenamientos, salas de almacenaje y sala de control a las que se accede directamente desde el espacio exterior.

14 millones para el PAP

El objetivo que persigue el PAP es  ayudar a los ayuntamientos a superar la delicada situación financiera en la que se encuentra muchos, si bien, en cualquier caso, se trata de mantener la filosofía de colaboración y ayuda a los pueblos en los asuntos que ellos consideran urgente intervenir”, según ha afirmado el diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur.

En este sentido, la Diputación ha decidido incrementar en 4 millones de euros en total (dos por ejercicio) el presupuesto del programa, que este año ha pasado a ser bienal como parte de los Planes de Inversión y Empleo diseñados por la institución provincial para el periodo 2014-2015. De esta manera, de los 5 millones de euros anuales que se destinaban a este plan, la corporación ha determinado siete por año, lo que suma un total de 14 millones para el citado bienio.

El requisito para beneficiarse del programa consiste en formar parte de aquellos municipios y entidades locales con menos de 50.000 habitantes.

Obras para mejorar la calidad de vida

Las obras subvencionadas son actuaciones de nueva planta o reparaciones y renovaciones de infraestructuras ya existentes, para la eliminación de barreras arquitectónicas, ordenación del tráfico u obras relacionadas con el ciclo hidráulico.

También, obras relacionadas con la reposición de aceras, redes de alumbrado público, mejora de parques, jardines, fuentes y paseos, así como la renovación del mobiliario urbano. Y, en definitiva, cualquier obra que tenga incidencia en la mejora de la calidad de vida de los vecinos del municipio que solicita la ayuda provincial.


Leave a Reply

Your email address will not be published.