Brasil posee más de 300 mil productores de café en su país (Shutterstock)

En los últimos años, la demanda del café creció de manera exponencial. Y aquello que debería ser una dato alentador para los grandes, medianos y pequeños productores de café resulta -a priori- un serio inconveniente.

La consultora estadounidense Bloomberg advirtió que los Millennials, grupo demográfico de entre 19 y 34 años, aumentó notablemente su consumo y está empujando la demanda de Estados Unidos -país que más lo toma en el mundo- y otras naciones que encuentran en este grupo de consumidores el futuro de una bebida milenaria.

 1x-1

“La demanda de café es sorprendente y crece alrededor del 1,5 por ciento anual”, dijo Carlos Mera Arzeno, analista de commodities de Rabobank International en Londres. Además, señaló dos claras tendencias que vienen en ascenso respecto al café. “Uno es la expansión de la cultura del café, en particular la expansión de las cafeterías y los sistemas de cápsulas. La otra es el proceso de urbanización en los países emergentes: muchas personas emigran del campo a las ciudades -como en China- en donde prueban el café por primera vez y comienzan a consumirlo”.

De acuerdo con el estudio de mercado de Euromonitor sobre el comportamiento de los consumidores de 15 países, más de la mitad de los jóvenes eligieron al café como bebida favorita. En Sudáfrica (74,1%), Turquía (68,4%), India (65,9%), Rusia (64,1%), Colombia (62,5%), México (59,6%), Filipinas (57,5%) y Brasil (56,6 %), el porcentaje de millennials que prefieren esta infusión es muy alta.

El cuidado de los suministros con respecto a la elaboración del café hizo que el precio de los granos sin industrializar haya alcanzado sus niveles más altos en los comienzos de 2016. Si bien no se traduce directamente en el precio que abonarán los consumidores, las grandes cadenas de café como Starbucks ya han aumentado el valor de sus productos.

Entre los países principales de compra de café, el porcentaje de los millennials que ven el café como su bebida preferida también representa una oportunidad importante: Estados Unidos (43%), Japón (38,1%) y Alemania (50%).

El consumo diario entre los jóvenes de 18 a 24 años subió al 48%, mientras que entre los 25 y 39 años, un 60%, según la Asociación Nacional del Café en Nueva York. Este informe también reflejó el inicio del consumo entre los Millennials, ya que aquellos que nacieron después de 1995 comenzaron a beber café a los 14 años; mientras que el grupo nacido post 1982, lo hizo a los 17.

La consultora Bloomberg dijo que, si bien los inversores están anticipando más ganancias, el consumo mundial superó la demanda y el gran problema es la merma en la producción ocurrida en Brasil, país que más produce y responsable -aproximadamente- de un tercio del café en el mundo. Posiblemente Brasil produzca una cosecha inferior debido a los problemas climáticos que ha tenido el país vecino, aunque Bloomberg cree que las reservas de Perú y Honduras ayudarán a calmar la demanda de los países de la región.

Arzeno espera que la demanda durante el próximo año supere la oferta. “Brasil, con mucho el mayor productor y responsable de aproximadamente un tercio de todo el café, probablemente produzca una cosecha inferior el próximo año debido a la naturaleza cíclica de los cafetos”, dijo.

Descargar (PDF, 81KB)